Poder económico y poder político: Los fondos buitres rapíñan a la democracia y a los pueblos.

Agosto- septiembre 2014.

Desde comienzos de los tiempos modernos fue un clásico de las ciencias políticas el análisis de contradicción entre poder económico y poder político. La conciencia de tal clivaje condujo a que el bloque dominante de poder se abroquelara negando a los sectores subalternos el derecho al voto (de jure o por fraude); de modo que la propia democracia implica la coagulación de casi dos siglos de luchas populares en todo el mundo; en los cuales la lucha (inacabada e inacabable) fue tanto por reivindicaciones políticas como económicas y sociales.

Novela Juan osito en el Valle de las Serpientes.

(Roque Ramírez Cueva)
MUNDO PARALELO E HIBRIDISMO EN NARRACION DE CASIMIRO RAMÍREZ

Venezuea hoy.

(ROBERTO CARRASQUERO)
La Revolución Bolivariana ha significado un histórico y profundo cambio en la manera como los venezolanos entendíamos y vivíamos la democracia.
Por más de cuarenta años, la oligarquía y sus partidos políticos excluyeron al pueblo; con ello expropiaron su soberanía y el derecho a decidir el futuro, induciéndolo a votar cada cinco años en el estrecho y vacío esquema de la democracia representativa.

PERU. LA CLOACA.

(Gustavo Espinoza M.)

Bastante bien asesorado debió estar el Presidente Ollanta Humala cuando recientemente, y en una rueda de prensa con corresponsales extranjeros, aseguró que el fujimorismo salió de una cloaca. Probablemente, para tener la certeza de usar debidamente el vocablo, el ex comandante consultó a la Academia Peruana de la Lengua, porque, sin duda, se valió de la expresión más precisa y en su más cabal sentido.

EL DESMEMBRAMIENTO DEL RADICALISMO.

(Hernán Andrés Kruse)

CONTRAGOLPE.

(JORGE RACHID)

Cuando un gobierno de claro signo nacional y popular avanza sobre los poderes constituídos por décadas, de colonialismo cultural y saqueo económico, la reacción no se hace esperar, con dureza y sin pudor son capaces estos verdaderos enemigos de la Nación , de poner en juego los instrumentos democráticos, que no dudaron en voltear en otros momentos históricos de la Argentina, a través de los golpes de estado.