El análisis de James Petras en CX36, 14 de mayo de 2018.

“LO MÍNIMO QUE PODRÍAMOS ESPERAR SON PROTESTAS CONTRA LOS APOYANTES DE ISRAEL EN NUESTROS PAÍSES”

Corea: No hay diálogo con ilusionistas ni matones.

(Jorge Luis Ubertalli Ombrelli)

16/5/2018

Hace unos pocos días, y ante el doble rasero aplicado por Corea del Sur y su ‘aliado’ EE.UU. en cuanto al diálogo con la RPDC, quien esto escribe observaba:

Perspectivas de la cumbre Kim-Trump.

(Julio Yao Villalaz)

Después del prolongado intercambio de amenazas e insultos entre los presidentes de Estados Unidos y de Corea del Norte, la reciente cumbre intercoreana parece haber abierto la puerta al fin del estado de guerra en la península de Corea e incluso a su desnuclearización. El analista internacional Julio Yao analiza las perspectivas del encuentro programado entre Kim Jong-un y Donald Trump.

RED VOLTAIRE | PANAMA (PANAMA) | 13 DE MAYO DE 2018 h

BURLÁNDOSE DE LA SOBERANÍA.

(MGTR. CARLOS ANDRÉS ORTIZ)
Agregándose a la sumatoria de hechos infames, ahora se supo que se firmó un acuerdo de patrullaje conjunto en el Atlántico Sur con Gran Bretaña. Esa vil acción de nuestra actual cancillería, implica claramente el reconocimiento de soberanía británica en nuestras usurpadas Islas Malvinas (además de las Georgias del Sur y Sandwich del Sur).

Palestina: ¿Un genocidio constante?

(Guido Luppino)
Desde que la ONU confirmó la creación del Estado de Israel, la población palestina comenzó a sufrir una colonización mediante ataques y expulsión forzosa que no detuvo su marcha hasta el día de la fecha.

EDUARDO DUHALDE Y SU HISTÓRICA FRASE: LOS ARGENTINOS ESTAMOS CONDENADOS AL ÉXITO.

(Hernán Andrés Kruse)

En una entrevista concedida a Jorge Fontevecchia el ex presidente de la nación Eduardo Duhalde rememoró una frase que quedará registrada en los libros de historia: “los argentinos estamos condenados al éxito”. Lamentablemente lo que aconteció en el país desde la caída de De la Rúa a la fecha desmiente semejante afirmación. En realidad, la frase debería ser la siguiente: “los argentinos estamos condenados a cometer los mismos errores” o, si se prefiere, “los argentinos estamos condenados a suicidarnos periódicamente”.