¿era necesario movilizar a 36 países?

Nazanín Armanian*. Periodista iraní. Público.es

La verdad es la primera víctima de las guerras. ¿Cuáles fueron las mentiras de la guerra contra Afganistán llevada poruna coalición de 36 países? ¿Por qué los ciudadanos volvemos a caer una y otra vez en la trampa de las falsedades que nos cuentan nuestros gobiernos tanto en la política exterior como en las cuestiones nacionales?

PERU. PPK EN NACIONES UNIDAS.

(Gustavo Espinoza M.)

Como estaba previsto, el nuevo Presidente del Perú, hizo su “estreno” en el escenario internacional con un apretado discurso en la Asamblea General de Naciones Unidas, el martes 20 de septiembre.

En verdad, abordó dos temas. Uno interno, referido a problemas peruanos. Y el otro, externo, más bien vinculado al escenario continental y en particular a la paz en Colombia y, sobre todo, al proceso Venezolano y su incidencia. .

PICADA DE NOTICIAS (LXIX).

(Hernán Andrés Kruse)

Érase una vez la izquierda…

(Luis Casado)

20/09/2016

En la primera mitad del siglo XX… ¿a quién se le hubiese ocurrido preguntar ¿Qué es la izquierda?

La respuesta parecía evidente y venía asociada a las luchas por la descolonización, a los derechos de las mayorías ignoradas, al combate contra la discriminación, la explotación y la guerra –Jean Jaurès fue asesinado en razón de su oposición a la Primera Guerra Mundial–, al naciente socialismo, a la utopía de un mundo mejor en el que el reconocimiento del Hombre le pondría fin a siglos de sufrimientos y arbitrariedades.

MNOAL: Encuentro de visiones socialistas.

(Ernesto Wong Maestre)

Desde el fin de la segunda guerra mundial, cuando los pueblos del mundo apreciaron que el socialismo soviético pudo vencer al fascismo, fundamentalmente de la alianza italo-alemana-española-nipona, se reiniciaron con mucha fuerza las luchas por la independencia contra el colonialismo europeo impuesto en Asia y África, así como las batallas políticas y guerrilleras en América Latina y El Caribe contra el neocolonialismo estadounidense y también europeo.

Jimmy Morales, remedo de dictador.

(Ilka Oliva Corado)

Le faltaba entre sus personajes ponerse el saco de dictador, pero en esta ocasión al Moralejo se le olvidó que no estaba en sus interpretaciones faranduleras de arribista fingiendo ser actor. Se le pasó por alto un pequeño detalle; que aunque le queda grande la poltrona, es el presidente de Guatemala (no por mucho tiempo si las masas lograran despertar de a de veras ) y no está en su set de grabación para hacer lo que se le ronque la gana. Es un empleado de gobierno como cualquier hijo de vecina. Y eso él lo debe tener muy claro, pero nosotros más.