Un pueblo sin memoria es muy fácil engañarlo una y mil veces.

(Iván Oliver Rugeles)
Sábado, 18/03/2017.

Empecemos por recordar las andanzas "políticas" de Capriles Randonski…

Mujer de barro .

(Nora Curonisy Lostaunau)

Evangelina
Tu nombre traspasa las fronteras
Tu nombre es el nombre de todos
Los que a pesar de sus desgracias
Creen en el amor y en la esperanza
Michel Conte

Entre maderas
masas de agua y lodo
emerges cual esfinge
bañada en barro de seda

Evangelina Chamorro Díaz
cerca al cauce

¡Cuidado con los idus de marzo!

(Omar Dalponte)

Alguien -suponiendo que alguien del “equipo” que la mitad de los argentinos reconoce como gobernante haya leído alguna vez, aunque sea accidentalmente, a Shakespeare- tendría que haberle dicho al ingeniero Mauricio Macri ¡Cuídate de los idus de marzo!”. Si bien es cierto que los primeros quince meses de la gestión macrista fueron, para ellos, de relativa tranquilidad, algo se venía venir desde el horizonte del pueblo.

LOS GOBIERNOS NEOLIBERALES Y AUTORITARIOS, ESTÁN HOY, PONIENDO EN RIESGO LA PAZ MUNDIAL.

(Jorge Rachid)

1- El gobierno de EEUU acaba de enviar su presupuesto al Parlamento, en donde las asignaciones para Defensa, sistemas misilísticos y Plan Nuclear tienen un aumento del orden del 20 al 30% de aumento, mientras que los servicios sociales, la salud, la educación, la vivienda e incluso la obra pública, han disminuido en su impacto presupuestario. Toda una definición política, con guerra al acecho.

Una izquierda de la esfera pública.

(Emir Sader)

ALAI AMLATINA, 17/03/2017.- La izquierda del siglo XX fue una izquierda del Estado, que se valió del Estado para organizar proyectos de nación, para hacer que el Estado empujara el desarrollo económico, garantizara derechos sociales. Tuvo un rol fundamental, sobre todo si pensamos que antes había un Estado estrictamente de las elites dominantes, de las oligarquías primario exportadoras, que hacían del Estado un instrumento estricto de sus intereses.

En Lima está lloviendo…

(Marcela Pérez Silva)
En Lima… en Lima está lloviendo
el agua sucia de un dolor
qué mortífero! Está lloviendo
de la gotera de tu amor.
César Vallejo

Vergüenza de la funda de mi almohada
de mis sandalias secas
de esta tonta hoja en blanco
y de su pluma
mientras una mujer de terracotta
emerge del infierno
en Punta Hermosa

Vergüenza del vapor del té escanciado
del aroma del jazmín en mi ventana
del pan recién tostado y crocantito
mientras el Huaycoloro se desborda
el Chillón destruye puentes a su paso
el Hablador, siempre callado, vocifera