UN MENSAJE A LA JERARQUÍA CATÓLICA Y A LA CLASE MEDIA VENEZOLANA

(Martín Guédez)

Colombia: Chavez, Santos y las FARC

(Narciso Isa Conde)

Mariátegui

13/08/10

Juan Manuel Santos es la continuidad de Álvaro Uribe, matizada ahora por la hegemonía relativa de su perversa facción oligárquica respecto a la claque narco-para-militar que representa este último.

Dos artículos acerca en la realidad de la ciudad de Buenos Aires

Un gobierno fuera de control
Por Carlos Benítez

Si la semana pasada decíamos que el jefe de gobierno porteño debiera tomarse licencia por las derivaciones judiciales de las escuchas ilegales, hoy seguimos sosteniendo que esa licencia es imprescindible. Por aquellas razones y también por la seguridad en todo sentido del ciudadano de a pie de esta ciudad.

PLENITUD

(Manuel Mosquera)

a Diana Avila

Bulle vitalmente la corriente de platino

Lo riega con su luz/ La luna bordada por cigüeñas

Los árboles se yerguen frondosamente

Formando verdes claroscuros

En las cristalinas arenas de la playa

El viento helado que llega de las alturas

Se llena de bosques y siemprevivas

Perfumando las montañas del amor

El despertar del mundo yace ante nosotros

Mientras que a lo lejos se oye el estruendo

De las embarcaciones cargadas de labriegos

Que dichosos se acercan al puerto

Mientras las voces se agitan silenciosas

NACIONALISMO E INTERNACIONALISMO

(Fernando Dorado)

Popayán, 13 de agosto de 2010

“No somos nacionalistas, somos universalistas’” ha dicho el ex–candidato del Partido Verde en entrevista concedida a “Razón Pública”.[1] Esta respuesta nos permite abordar un debate que otra vez aflora en Colombia, que fue motivo de importantes discusiones - no resueltas – durante los años 60 y 70 del siglo pasado (XX).

Dos notas sobre Fidel Castro

FIDEL ES EVITERNO por Winston Orrillo Ledesma.

Tomo conocimiento de un nuevo cumpleaños del querido Comandante, cubano y ecuménico, Fidel Castro Ruz. Ya pasó los 80, pero esto es, en realidad, un dato irrelevante.

Lo que a mí me parece es que él es un ser eviterno. Es decir, sin comienzo ni fin. Como un elemento del orden universal, que se resiste a ser barrido, no obstante todos los esfuerzos que los sempiternos enemigos del hombre, los tanatofílicos y tanatólatras de antaño y hogaño, despliegan.