Chile: La verdad sobre las universidades privadas

(Andrés Figueroa Cornejo)

Entrevista con la Presidenta de Federación de trabajadores del sector, Ana Orrego

Ana Orrego González es sociólogo, académica, Presidenta del Sindicato de Trabajadores de la Universidad Diego Portales y desde el 19 de abril de 2010, Presidenta de la Federación Nacional de Sindicatos de la Educación Superior Livia Videla. Una bufanda infinita recorta sus facciones mientras afuera la lluvia de julio estalla contra los adoquines de calle Carrera, en Santiago de Chile.

Bolivia y Venezuela frente al espejo de la Cepal

(Juan Manuel Bueno Soria)

EL ESPEJO DE UNA DIVISORIA DE AGUAS

(Hugo Presman)

Argentina: primer país latinoamericano en aprobar el derecho de los homosexuales a casarse

En el presente archivo cuatro pinceladas acerca del matrimonio igualitario. La primera, certeras declaraciones de la presidente desde China. Luego una exposición de una asesora parlamentaria evangelista demostrando que el oscurantismo no es patrimonio sólo de los católicos más derechistas. A continuación la situación de un sacerdote en la provincia de Córdoba impedido de decir misa por apoyar el derecho al matrimonio para todos. Es preciso recordar que otro cura, condenado por torturador y chantajista, no se le ha privado de su condición eclesiática y sigue en sus atributos religiosos...

IINUNDACIONES DE SANGRE

(Profesor y Licenciado MIGUEL TREVIÑO RÁBAGO)

LAS ELECCIONES que se llevaron a cabo en Tamaulipas, son las elecciones más sucias que he tenido la oportunidad de presenciar. Fueron unas descaradas elecciones de Estado, en donde sin ningún recato ni respeto, el Gobierno del Estado manipuló a los órganos electorales para favorecer en toda la línea a los candidatos del PRI. Lo habían venido anunciando, y lo cumplieron: Barrieron a la oposición a sabiendas que violentaron todas las leyes y se burlaron de la ciudadanía.

Cambiar la pluma por la picana

(Hugo Delgado))

Editorial El Pueblo Nuevo 190

Hablábamos en nuestro número anterior del rol de los periodistas en la dictadura, a propósito de las graciosas declaraciones de la Señora Mirta sobre el secuestro de su sobrina y la suerte del compañero de esta y decíamos que con esta confesión de la Diva de los Tenedores se caía una de las mentiras más arduamente construidas desde la recuperación de la democracia: “el Yo no sabía nada”.
Una coartada difícil de creer pero al cabo también difícil de probar ante tamaño cierre de filas de los encubridores del horror.