La llaga de Honduras, nuevos desafíos

(Jaime A Moreno)
/Colaboarador ABP Colombia
ABP/22/01/2010
Tantos desafíos afrontan los procesos de transformació n de America Latina, que si no se abordan adecuadamente nuestra America quedara al vaivén de los designios del imperio y a largos años mas de oscuridad. Las contradicciones derivadas de la crisis capitalista global explican la agresividad del imperio norteamericano y sus aliados europeos contra la unidad política económica y filosófica que representa la alianza bolivariana para los pueblos de nuestra America, ALBA; pilar fundamental para lograr la verdadera independencia. El comercio justo y complementario establecido dentro de la dinámica socialista trasciende con creces la lógica capitalista que ha preocupado al mundo corporativista capitalista trasnacional. Es un fantasma que va materializando posibilidades impensables hace unos pocos años. A pesar de su aparente insignificancia económica del momento, llena de esperanzas y fortalezas a nuestros pueblos dado el valor estratégico e ideológico que su consolidación implica.

Es claro que las transnacionales del mundo y todos sus aparatos ideológicos quieren abortar y aplastar ese proceso para seguir saqueando a America latina en nombre de la democracia de pacotilla que pregonan; no es ningún descubrimiento que la batalla por la sobrevivencia del sistema capitalista se exprese dentro de la contradicción centro periferia, entre reformas y contra reformas, y dentro de estas: Entre cambios estructurales y cambios cosméticos en un contexto de agresión armada imperial.

El punto de inflexión para el análisis es Honduras país miembro del ALBA, allí se desencadena una vieja estrategia pero con nueva táctica imperial. Para los intereses de de America latina, es imperdonable no dar respuesta al brutal golpe cívico militar imperial que contó con ayuda del capitalismo corporativista global; no intervenir a favor del pueblo hondureño en la forma que el mismo pueblo identifique como su camino, es ni mas ni menos que convertir a honduras en otra solitaria Colombia, ¿Si el internacionalismo proletario es soslayado, de que procesos democráticos y socialistas estamos hablando en el campo progresista latinoamericano?

Los límites y desafíos del golpe de mano “suave”.

Los Think Tank o centro de pensamiento imperialista y sionista tienen el ineludible afán de derrocar a Chávez, cabeza fundamental del Alba, para “ordenar” su patio trasero: El uso del poder “disperso”, sin querer queriendo: que oculta la vuelta en escena de los militares chafarotes que anegaron de sangre a America latina en el siglo pasado, y los “remplaza” por civiles de corbata al estilo Micheletti, con la responsabilidad política de asumir el golpe.

Es evidente que en su nueva táctica golpista al gorila militar que encabezo el golpe Romeo Vázquez y su cúpula, ni siquiera le han mostrado su cara porque los han invisibilizado calculadamente, con la manida intención de hacer creer que en la deposición del presidente Zelaya no hubo fuerza bruta (un Irak o Afganistán no es muy presentable por ahora en estos Lares), y que el relevo de Zelaya, apenas se sintiera, como lo hicieron con Bertrán Aristide en Haití hace pocos años cuando lo exiliaron por la fuerza a Sudáfrica.

Solo falto que al presidente Zelaya lo hubiesen entregado a un convento de las hermanitas de la caridad, pero hicieron algo equivalente, dejarlo con vida en Costa Rica en las fauces del camaleón Oscar Arias, figura patética que hace parte de todo el entramado desde el comienzo: Se presto para hacer comprensible a la comunidad internacional alguna lógica de los golpistas y mostrarlos como autónomos y así coadyuvar a consolidarlo. Mientras Obama calculadamente con matices, coincidía con la “comunidad internacional” , que había un golpe de Estado, no hacia nada en los hechos para intentar revertirlo, por ejemplo cancelar la ayuda o suspender las remesas, su secretaria de Estado Hillary Clinton, asumía paulatinamente su rol, dándole nacimiento a la nueva creatura mediática: Una honduras Light sin pueblo, gobernada por la misma casta de saqueadores sostenida por una sanguinaria dictadura de militares disfrazada de gobierno civil, ya sin vínculos con el Alba, muy bien financiada por todas las agencias imperialistas y las oligarquías del mundo capitalista.

Al esconder sus aparatos militares a su servicio, verdaderos actores del golpe, pretenden deslegimar los levantamientos armados de los pueblos, desnaturalizar el derecho a la rebelión y mostrar como necesaria su acción mientras le notifican al mundo que las armas imperiales oligárquicas tienen el deber de aplastar cualquier rebeldía popular sin que medie discurso alguno sobre su naturaleza. Lo impactante de este precepto es que los que usaron las armas para acabar un incipiente proceso de democratizació n de la sociedad, sean los primeros en condenar el hipotético alzamiento en armas del pueblo Hondureño.

La idea del golpe limpio o aséptico sin aparentes “daños colaterales”, pretender mostrar al mundo que Zelaya cometió excesos “preocuparse demasiado por su pueblo”, busca cubrir la impunidad y abrir un marco diplomático que poco a poco les da resultado: Hicieron las elecciones y los cómplices encubiertos sacan paulatinamente su cínica cara al reconocer al nuevo gobierno, como lo hizo el criminal y asesino régimen de Colombia.

Tal estrategia, sirve como recordéis que la repetirán las veces que sea contra los países mas débiles de la orbita bolivariana.

El doble discurso institucional y el pusilánime progresismo intelectual

Se colige por los hechos cumplidos, que la derecha mundial avalo íntegramente el golpe, mientras el pueblo agredido en cinco meses de lucha solo ha recibido desmesurados elogios por su lucha pacifica y “civilizada”, han sido casi nulas las voces de construir una respuesta equivalente a la agresión imperialista. Es como si se aceptara que el uso de la violencia reaccionaria contuviese en su ontología la negación automática de la lucha revolucionaria equivalente. El silencio cómplice apuntala la idea de que los golpes de derecha en Latinoamérica son un derecho propio adquirido por el imperio y sus acólitos, cínicamente es descrito por algunos “eruditos” como un “suceso natural propio de la lógica imperial”, puesto que vivimos en un mundo unipolar.

Las democracias burguesas, con excepción del mismo ALBA, condenaron diplomáticamente el golpe sin ir mas allá, sin mencionar el derecho que le cabe al pueblo hondureño de dar respuesta y recibir el apoyo material para su liberación de las garras de la reacción capitalista, Las propias reglas de juego burguesas son desconocidas en cuando los pueblos copan sus instancias y acechan al status quo, Carlos Marx.
Es evidente que por mas condenas burguesas que hagan en lo publico, en lo privado festejan el crimen como una necesaria cirugía a la anomalía institucional transitoria, mientras se reacomodan y se deshacen por la vía que sea de sus enemigos de clase.

La llaga hecha al corazón del alba, más que una amenaza de muerte implica un reacomodo sustancial tanto de los métodos de lucha como de la creación conjunta de respuestas de acuerdo a las fortalezas acumuladas para impedir el desconsuelo en la lucha social.
Mas allá de la descripción académica que hace el pensamiento pequeño burgués que controla innumerables medios de opinión, sobresale un amplio sector de “revolucionarios y demócratas” de nuestro tiempo que se atornillan a describir lo sucedido sin aportar ideas que contribuyan a la causa de los pueblos, tal actitud va en contra vía de las urgencias para liberarse del despótico yugo imperial capitalista y salvar de contera la vida en la tierra, Fidel. Tal vez decenas de Vietnam serán necesarias para salir de la horrible noche.

La diferencia de Gramsci, Carlos Marx, Pablo Neruda, Carlos Mariategui, José Marti, El Che, Lenin, Fidel, Alfonso Sartre para solo mencionar algunos de los más connotados intelectuales en su tiempo, del resto; es su coherencia y compromiso con los débiles; Miles de presos políticos son apresados por el capitalismo e imperialismo en todo el mundo por su práctica social a favor de los pueblos.

Es muy sintomático y aleccionador que Colombia tenga mas de 7500 presos políticos en las mazmorras del régimen, además de los miles de asesinados y otros tantos sigan en la brega; muchos de ellos por opinar y usar la pluma contra el régimen colombiano, su mayor delito es la coincidencia con los esfuerzos populares, como son las casos de del profesor Miguel A. Beltrán, el analista político Horacio Duque y muchos otros; o el insigne periodista Jorge Enrique Botero, a quien el régimen colombiano y su Goebbels José Obdulio Gaviria ha condenado a cualquier muerte que parezca accidental o de “ ajuste de cuentas” por su valerosa y enhiesta posición de defensa de la verdad sobre el conflicto colombiano, como suelen hacerlo; o como Iván Márquez, Jesús Santrich, Rodrigo Granda, quienes por su militancia en las FARC-EP y su papel de intelectuales insurgentes, los convierte en objeto de los peores deseos de sus enemigos de clase, que no duermen tranquilos pensando en como asesinarlos etc., etc.

Entretanto los eruditos de la doctrina descriptiva muy poco coinciden con los esfuerzos de las masas, y si lo hacen, lo hacen en abstracto y en forma de genialidades, que más que ayudar a la conciencia política, crean confusión e inmovilizan generalmente a las clases medias.

Seguramente creerán que efectivamente el ejercicio teórico por si mismo es una practica revolucionaria que exculpa de culpas la ausencia de compromiso con las masas. Naturalmente la teoría de la revolución por si misma contiene práctica revolucionaria si esta ayuda a apuntalar la capacidad de organización y de orientación política del pueblo hacia las grandes batallas por la transformació n humana.

Por ejemplo, observemos el trabajo de Claudio Catz “ Contraofensiva imperial IV publicado en rebelión, donde hace un somero análisis de todo lo que el imperio se propone y realiza. Se apoya para su reflexión en diversos ensayistas generalmente vinculados a la academia en el tema de Honduras que nos ocupa:

Natanson José, “Tensiones y pretensiones en Sudamérica”, Página 12, 30-8-09.
Gelman Juan, “USA-Honduras” , Página 12 30-7-09.

Wallerstein Immanuel “El retorno de la derecha latinoamericana” , Página 12, 2-12-09.Boron Atilio, “Honduras: una improbable solución”, 1-11-2009. Enfoques complementarios en: Dos Santos Theotonio, “Las lecciones de Honduras”, ALAI, 7-7-09. Guerrero Modesto, “¿Adónde va Honduras?” 10-7- 2009 y O´Donnell Santiago, “Hundidos en Honduras”, Página 12, 28-9-09, 11-09.

Gelman Juan, “Del heroísmo a la heroína”, Página 12, 8-11-09.Petras James, “Latin America: social movements in time of economic crisis”, agosto 2009.

Tokatlian Juan Gabriel, “¿Guerra en los Andes?”, La Nación 24-11- 2009.O´Donnnell Santiago, “Dictadura posbananera” Página 12, 2-8-09 y Tokatlian Juan Gabriel, “Neogolpismo”, Página 12 13-7-09.

Stefanoni Pablo, “Paraguay: una nueva Honduras”, utopiaalsur. blogspot. com/ 10-11-2009
Almeyra Guillermo, “La ofensiva de la derecha”, La Jornada, 17-5-09.

Botana Natalio “La batalla contra los medios”, La Nación, 31-5-09
Lauría Carlos “Un proyecto que evoca las dictaduras Latinoamericanas” , Clarín 4-8-09, etcétera etcétera; quienes a pesar de sus ilustradísimos análisis, adolecen de la misma enfermedad.

Se colige que el critico descriptivo carece de proyecto político vinculante con los anhelos populares, por tal razón, muchos de sus de sus planteamientos contienen un que hacer implícito anodino, desligado de una propuesta global que enfrente al imperio, realmente a la mayoría de los burgueses académicos no les interesa nadar sobre sueños populares, en esa medida a la propuesta de la Quinta Internacional Socialista, hecha por el presidente Hugo Chávez en noviembre del 2009, le hicieron mutis. Ver video.

Nada de fondo esta perdido.

Es reconfortante resaltar que a pesar de las dificultades, el esfuerzo mas avanzado que se esta gestando en nuestra America Latina en términos de unidad política y filosófica con respecto a la realidad concreta y en apoyo sin retórica a la revolución bolivariana por fuera del ALBA como proyecto político estratégico, sea la Coordinadora Continental Bolivariana en transito a consolidarse como Movimiento Continental Bolivariano; propósito plagado de resistencias de unos y otros; unos por incomprensión, temor, vanguardismo, sectarismo, prejuicios éticos políticos, morales o simples intereses burocráticos; otros porque ven en él un gigante que aglutina muchos sueños y pueblos que sienten (cosmogonía) y piensan (cosmovisión) parecido.
El movimiento continental Bolivariano es un esfuerzo por la victoria de la unidad de quienes están realmente por las transformaciones de fondo de la realidad, basado en una lectura inteligente del papel de los pueblos latinoamericanos y caribeños, y sus luchas en el concierto mundial, con la plena convicción de enfrentar victoriosamente al establecimiento corporativista anglosajón y sionista, como lo escribí en un trabajo publicado en ABP: “Conocer las entrañas de Colombia”:

“Nuestros pueblos han tenido profundos y generosos revolucionarios que en primera instancia sintetizaron que el mestizaje no es solo una mezcla genética, si no una rica combinación de anhelos que exigen un lugar en la tierra, y que se abroga el derecho de invitar a otros pueblos a hacer de la tierra un lugar de todos y para todos. No tenemos prejuicios de mezclarnos con ningún otro pueblo. Porque somos tan universales como el universo. Hermoso legado Bolivariano y Martiano.

Esa connotación nos da una ventaja política, nos permite hacer un reconocimiento de nuestras potencialidades, en la visión ética de la política que parte de un universal: el Hombre fin, y sobre él mi pueblo. Defender al hombre es defender a mi pueblo, porque en mi pueblo cabe el hombre. Desaparecen los prejuicios de raza, etnia, género y clases, ningún mestizo tiene conflictos con su sangre, no se siente superior ni inferior a nadie de la especie humana. Bolívar y nuestros mártires y héroes lo supieron muy bien. Solo el que nos trate como iguales y respete nuestra cultura tendrá el derecho a gozar de nuestros espacios, de nuestras riquezas, de nuestro pan, de nuestro cariño.
Eso lo hemos aprendido de los supervivientes pueblos indígenas, en nuestra sangre mestiza circula una amplísima diversidad genética de pueblos de la tierra. En lo político representa una ética de fines Universal, lo mejor que logre mi pueblo será en beneficio de otros pueblos. El internacionalismo proletario desde la perspectiva mestiza, trasciende la frontera del primer mundo y sus prejuicios racistas y xenófobos para construir una nueva ética humanista. De ahí que Bolívar concibiera a la gran patria latinoamericana como un gran escenario de posibilidades para la humanidad”.

El hecho de que el Movimiento Continental Bolivariano sea un esfuerzo colectivo lo blinda de desviaciones de todo tipo y lo sumerge en la lógica de los pueblos, desterrando fundamentalmente los discursos seudo revolucionarios, vanguardistas e inmovilizantes. La lucha armada se percibe como un recurso lógico de respuesta a las agresiones armadas que hacen parte de la dinámica de las contradicciones del capitalismo.

Pacifismo e imperialismo.

La retórica pacifista tampoco propone alternativas al golpe de honduras, No condena el golpe como tal: Brutal, criminal, usurpador hegemónico, despiadado terrorífico, cruel, cínico, sádico, imperial; desde tal perspectiva la respuesta popular necesaria es una aventura.

En esta franja se camuflan la mayoría de los “revolucionarios y socialdemócratas europeos” para quienes por ejemplo las bases estadoudinenses en: Alemania, Italia, España, Portugal, Grecia, Turquía etc., son un episodio natural que no merece ninguna acción política, puesto que esas bases no están desplegadas para agredir a los propios pueblos europeos sino a sus vecinos del tercer mundo y contener a China, India, Rusia etc.
Es impensable que la causa hondureña sea apoyada por posiciones ideológicas al estilo del señor Luis Yáñez-Barnuevo eurodiputado español colonialista y racista de fina estirpe falangista impedido de entrar a Cuba por su papel conspirador y su cercanía a la gusanera miamense, camuflado en el derechista PSOE, partido socialista español.

La lógica de los “pacifistas” tiende a coincidir con los golpistas, el golpe de estado hondureño hay que echarlo en el congelador, ya el pueblo en unas próximas elecciones “menos fraudulentas” , elegirá a un gobierno mas legitimo, es cuestión de pocos años, estas reconocidas posiciones pacifistas de quienes se autoproclaman de “izquierda”, son una tramoya aplaudida por el establecimiento, puesto que ayuda a esconder la mano falsaria del agresor, a los que el Che ubico como los que defienden al centro para negar que dieron el salto suave a la traición, o simplemente están tarifados por las agencias imperiales para dividir confundir, desmovilizar engañar y asesinar, como lo hicieron Joaquín Villalobos en el salvador, Teodoro Petkoff en Venezuela, Gustavo Petro, Lucho Garzón, Angelino Garzón y tantos otros en Colombia, o sencillamente están de acuerdo con la explotación humana controlada, que piensan que el capitalismo funciona con algunas intervenciones estatales para que regule simbólicamente el mercado y se puedan disfrazar las desigualdades con pingues procesos asistencialistas.

Conclusión.

Por la llaga causada al proceso pacifico de transformació n y ganancia en soberanía de nuestros pueblos, una nueva realidad política sobrevendrá, seguramente la desestabilizació n se yergue sobre gobiernos nacionalistas que están dispuestos a corregir las profundas desigualdades de sus naciones: El salvador, Ecuador, Guatemala, Nicaragua, Paraguay, Bolivia, Venezuela y por supuesto la resistencia colombiana deben sopesar la agresividad imperial, -baste ver como actúan sobre las calamidades del pueblo Haitiano-, así mismo la ruptura institucional de Honduras deberá ser el eje de la acción política en nuestra America, el golpe necesita respuesta equivalente y los responsables tienen que pagar por el atroz daño causado a su pueblo, de lo contrario, la impunidad será el estimulo para las nuevas agresiones. Hay que aislar políticamente a los criminales que osaron apoyarlo, para que se vean en el escenario de los traidores. La respuesta de los pueblos esclarecidos de America latina debe estar ligada a las formas de lucha de cada país considere. Seguramente el camino que escoja cada pueblo será entendido a cabalidad por las gentes honestas de la tierra, por encima del terror impuesto por los aparatos de prensa y muerte del imperio y sus lacayos.

Quienes han persistido en la lucha armada tienen suficientes razones para continuar en la brega hoy es mas legitima que nunca los levantamientos anti imperialistas, por lo tanto, si el imperio hizo uso de las armas para quitarse de encima a un presidente legitimo, es urgente sacar del closet la lucha armada y darle su verdadero valor político e histórico. El imperio por las buenas no acepta ni siquiera un poquito de democracia. Colombia tiene que ser vista como el espacio natural donde caben todos los esfuerzos de resistencia contra las tiranías y la hegemonía imperialista capitalista.