Literatura y arte s

POEMAS CORAZON Y MUERTE.

(WINSTON ORRILLO)

En una semana han muerto dos queridos amigos, dos muy queridos colegas escritores y artistas. La causa ha sido la misma: infarto.

Ser y tiempo.

(Nora Curonisy Lostaunau)

Siempre hay algo ausente que me atormenta
Camille Claudel

En extraño silencio
el sueño la cubre
sombrío el rostro
naufraga

Ensimismada
en diálogo baladí
agraviada
se sumerge
en las profundidades

Mansa olvidada
separada del cielo
roza la pluma
rostros blancos
conspiran oprimen

Se deshace el corazón
en latidos
en desgarros
suelta la piel
la dobla
la acaricia
la entierra

Un lodazal inhóspito
guarda las formas
un pretexto
un olvido
interroga la luz
eso es la vida

VIDEO.

(Rosina Valcárcel)

(a Pancho Adrianzén)

En tu oficina gira la gran familia

Desde el lado del corazón

Ahí tus pálidos gestos fraternos

Tus girasoles ojos azafrán callan

En el leve follaje del molle

Los incautos compañeros clandestinos

Ofrendan su vida a la revolución y no al asfalto

Cerca al perfil del eucalipto asoma el sol indulgente

Soñamos grises pueblos heridos

Y la Costa al borde el mar esmeralda

Túpac Amaru y nuestro linaje mítico

Al Sur de Arequipa / En la senda al Cusco

SILENCIO GRIS.

(Rosina Valcárcel)

al poeta cubano Pedro López Cerviño*

Sublime cuerpo que humedece la memoria

Perfecto cuerpo vacío

Sembrado de soledad y amor

Tu voz queda sujeta de mariposas amarillas

Sin prever tu sutil dimensión de universo a la redonda

Lleno de incienso frente a nosotros

Un silencio gris.

30 mayo 2017, Lima.

Partió hoy en Cuba, a los 62 años.

SANDINO.

(Rosina Valcárcel)

Compañero Sandino has venido a visitarnos

Nicaragua tiene adentro una alegría porfiada

Te recordamos tiñendo la vida de arcoíris

Tu mamá Margarita Calderón pintó de flores tu infancia

Ágil jugando con pelotas de trapo en tu barrio

Corajudo, alertas las casitas llenas de humo

Juraste ante los oprimidos

Y los yanquis temblaron

Quién a traición mandó detenerte

Quién decretó asesinarte

Libertario de hombres y mujeres

Hombre de risa abierta, nicaragüense

El pájaro guardabarranco disipa tu corazón

SUEÑO: Violeta y la Collera de los años 70.

(Rosina Valcárcel)

Estoy inquieta no obstante logro sujetarme, tuvimos la manía de lamentarnos sin parar, aunque de sol a sol ya no es ayer, pero lo acumulado se derrama y se redime en tardes bellas. Lo que hoy garabateo no es una respuesta. Mi forma de tocar no es, desde luego, trastornada en sí misma, sino fielmente tan chiflada como mi presente forma de vivir, la cual puede que le relate alguna noche.

Viajamos hasta Cieneguilla Elqui, José, Óscar, Enrique y yo, hay una bella casita-choza sencilla, ahí –entrada en canas- vive mamá. Nos recibe tierna y distante.