Derechos Humanos

El norte, la emigración inminente.

(Ilka Oliva Corado)

El norte no siempre es Estados Unidos, el norte, para los migrantes y desplazados es un lugar lejano al que van en busca de la utopía. Obligados por las circunstancias, esas circunstancias tienen responsables: un Estado inoperante, un sistema avasallador por tradición y una sociedad inhumana e insensible.

¡¡El conejo de Santos, al proceso de paz; hoy en la Corte Constitucional!!

(J. Manuel Arango C.)
Resultado de imagen para santos le hace conejo al proceso de pazMay 18/17.- “Es que en Colombia, se respeta la independencia de los poderes” ¡qué cinismo!!! ¿Entonces por qué los amigotes del régimen, así roben, maten, injurien y demás, no van a las cárceles y si alguien llega a pasárseles con condena, es domiciliaria, porque “no representan un peligro para la sociedad”? Además de los incumplimientos por parte del régimen con las Farc-ep “Si se mira así (…), pues lo único que queda es agarrar las armas y seguir la guerra” Calarcá” ¨1 ] y la falta de

PERÚ. INDULTO O GUERRA.

(Gustavo Espinoza M.)

Pocas veces hemos visto los peruanos una ofensiva mediática tan desplegada y agresiva como la que hoy se alienta en el tema de la liberación del más importante reo en cárcel que tiene la Mafia: Alberto Fujimori.

Virtualmente desde todos los ángulos, los diarios de circulación nacional, la prensa radial y los canales de TV insisten en lo mismo, quizá aferrados al viejo dicho que asegura que “el agua continua, orada la piedra”.

Métodos de tortura y de control eliminan derechos humanos y esfera privada.

(Raúl Allain)

¿Cuánta gente se da cuenta de lo que realmente significa? Las pérdidas totales de la privacidad y las personas fuera del control total de sus funciones físicas, mentales, emocionales y el proceso del pensamiento, incluyendo el subconsciente y los sueños de la persona doblegada.

Madres a consecuencia de una violación.

(Ilka Oliva Corado)

PERU. EL FASCISMO A LA OFENSIVA.

(Gustavo Espinoza M.)

En las últimas semanas hemos sido espectadores de lo que bien podría considerase la más agresiva campaña del reducto fascista que anida en nuestra tierra, y que toma fuerza en procura de capturar, de manera definitiva, las riendas del Poder. La ofensiva que nos preocupa tiene que ver con dos elementos claros del debate: el comportamiento de la “mayoría parlamentaria” en el Congreso de la República y el cúmulo de ataques al ex Presidente Ollanta Humala a quien -independientemente de sus aciertos o errores- la Mafia quiere colocar hoy mismo tras las rejas.