Reportaje a Hugo Yasky.

(Juan Ciucci)

Fuente Agencia Paco Urondo.
Yasky: "Llevamos a las bancas el mismo programa que tenemos en la calle"

Entrevista con Hugo Yasky, Secretario General de la CTA de los Trabajadores y precandidato a diputado nacional por Unidad Ciudadana. Afirmó que "lo que viene por delante para el movimiento obrero son situaciones de mayor conflictividad".

APU: ¿Cómo afectan las políticas del gobierno a su sector en particular?

Hugo Yasky: Los trabajadores son los principales afectados por las políticas del gobierno que preside Mauricio Macri. Hace un año y medio que se descarga sobre el sector del trabajo una serie de medidas que han generado pérdida del poder adquisitivo, las paritarias libres que nos permitían superar siempre un par de puntos por encima de la inflación o al menos empatarlo. Hoy los salarios han quedado por debajo del aumento del costo de la vida. Tenemos despidos en el sector público, despidos que se dieron también en el sector privado. Hoy las cifras del INDEC hablan de más de 3,2 millones de trabajadores desempleados o subempleados. A esto hay que agregar la caída de las changas, que es una forma de subsistencia sobre todo en las barriadas más humildes. Todo esto configura un cuadro cuya gravedad se agudiza por los aumentos tarifarios, por el hecho de que el gobierno le ha soltado la mano a las pequeñas y medianas empresas. Esto significa también que los principales generadores de puestos de trabajo han retrocedido y se crea el desempleo.

El horizonte nos marca dos medidas que van a profundizar todos estos problemas: la reforma laboral y la reforma previsional. Es un secreto a voces que esas medidas están preparadas para después de octubre.

En el sector docente en particular, la negativa a convocar a la paritaria nacional, el incumplimiento de la ley de financiamiento educativo y una política que ha llevado el ministro Bullrich de soltarle la mano a la educación pública y considerarla como un gasto. Esto caracteriza una etapa que comienza a ser un deja vu de los '90.

APU: ¿Cómo analiza la situación de la CTA y del movimiento obrero en general de frente a este gobierno?

HY: Yo creo que el movimiento obrero ha tenido a lo largo de este año y medio un protagonismo importante. En el caso nuestro, desde las dos CTA hemos convocado a las dos marchas cuya masividad ha marcado un momento de confrontacion muy alta con el gobierno de Mauricio Macri. Las dos marchas federales fueron muy importantes. Marzo de este año ha sido un mes con un pico histórico de movilizaciones: los docentes, el día de la mujer, el 24 de marzo, la que se hizo frente al ministerio de Industria, la marcha de los movimientos sociales, la de la CGT. Creo que ha habido una gran expresión de movilización que cobró fuerza con el paro general y que de alguna manera sacó del letargo a una parte de la dirigencia sindical que estuvo dándole la espalda durante muchos meses a un reclamo que fue creciendo en la base sindical. Veo que hoy hay un debate interno en la CGT. Se va consolidando una corriente crítica, la Corriente Federal de Trabajadores, que de alguna manera va intentando tomar el timón de una etapa de mayor confrontación contra el ajuste. Por otro lado, entiendo que los movimientos sociales también están avanzando, con otro protagonismo. Todo hace suponer que en un futuro no lejano va a haber una convergencia de acciones y luchas que se van a acrecentar, porque entiendo que lo que viene por delante para el movimiento obrero son situaciones de mayor conflictividad.

APU: ¿Qué lo llevó a dar este paso de lo sindical a lo político y cuáles serían los proyectos a impulsar en el Congreso?

HY: La lista de Unidad Ciudadana se conformó tratando de expresar a los distintos sectores que fueron blanco de las políticas de ajuste. La lista es una especie de rompecabezas donde las piezas están conformadas por sectores que tuvieron algún papel preponderante en la resistencia y el intento desde la vida social, sindical, cientifica, de la militancia de la mujer y otros, de poner límites al ajuste. En ese sentido fue un tránsito absolutamente articulado y armonioso. Llevamos a las bancas el mismo programa que tenemos en la calle. El primer punto de Unidad Ciudadana la es emergencia ocupacional: ley en contra de los despidos, pelea por el aumento de emergencia para los asalariados, recomposición del salario, defensa de los convenios, emergencia para los compañeros que necesitan sus remedios, emergencia tarifaria. Son las mismas banderas de lucha, y por eso ha sido un tránsito articulado entre la militancia social y esto que vamos a representar una vez que estemos en las bancas.

APU: ¿Cómo analiza la cuestión de géneros dentro de su sindicato?

HY: La militancia sindical de la mujer es muy clara, se agiganta la presencia en los movimientos sociales donde las mujeres han tomado los puestos de lucha. La militancia que tiene que ver con el crecimiento del movimiento de mujeres y el Ni Una Menos es también una expresión de la avanzada de la mujer en estos tiempos. Por eso entiendo que esa presencia en las listas está más que justificada. Hace muchos años que no había tantos representantes del movimiento sindical. Esto habla de una coherencia en el tipo de construcción que plantea Unidad Ciudadana

APU: ¿Cómo analiza la relación del kirchnerismo con los sindicatos?

HY: El kirchnerismo es el peronismo, y en el movimiento peronista y la realidad social argentina la presencia de los sindicatos ha sido siempre muy importante. Esto reafirma un modo de construcción y una visión politica en la que la clase trabajadora y los movimientos sociales van a tener un protagonismo muy importante. Si uno tiene que decir qué sector social hoy se identifica plenamente con la propuesta que expresa Cristina y Unidad Ciudadana está claro que son los trabajadores y los sectores vinculados al mundo social.