PICADA DE NOTICIAS. (LI)

(Hernán Andrés Kruse)

En su edición del 5 de agosto Perfil publicó un artículo de Sergio Berensztein titulado “La argentina necesita pactar”. Escribió el autor: “Es casi un lugar común la referencia a la necesidad de tener políticas de estado, acuerdos de gobernabilidad, comunes denominadores que permitan evitar los clásicos movimientos pendulares que nos caracterizan como sociedad. Pero, por diferentes motivos, seguimos postergando ese debate” (…) “El propio oficialismo admite que necesita ampliar su coalición legislativa, aun cuando le vaya bien en las próximas elecciones, tal como ocurrió a comienzos del año pasado, para poder aprobar leyes cruciales, en especial las relacionadas con la reforma tributaria, los cambios en el sistema previsional y la ley de responsabilidad fiscal. Ese acuerdo sería aún más importante si Cambiemos perdiera las elecciones: podría haber pánico en los mercados ante la amenaza del retorno del populismo autoritario” (…) “Pacto: ¿mala palabra? Desde el Pacto Roca-Runciman hasta el Pacto de Olivos, pasando por el memorándum de entendimiento con Irán, el término “pacto” es, para los argentinos, sinónimo de contubernio, una suerte de mala palabra. Esta peculiar concepción contradice la moderna teoría democrática y hasta la aplicación de modelos matemáticos a los estudios estratégicos” (…) “La clave de estos acuerdos es el horizonte temporal de los actores involucrados. Pactar significa ceder algo de forma inmediata para obtener un beneficio mucho mayor a mediano y largo plazo. La gran duda consiste en si las reglas del juego que son la base de cualquier acuerdo habrán de mantenerse” (…) “En los últimos setenta años, la historia de Occidente ofrece una gran variedad de casos exitosos de pactos como para que podamos analizar, comparar y tratar de superar este trauma nacional. El más famoso, pero de ningún modo el único, es el de la Moncloa, reivindicado hace poco por el Senado argentino (Pinedo, Pichetto y Sanz)” (…) “La política implica siempre arbitrar intereses contrapuestos. Esto se expresa más y mejor en los sistemas democráticos, mientras que en las dictaduras las disidencias suelen reprimirse al imperar los criterios y premisas de una clase, facción o actor predominante. La primera lección aprendida es que cuanto más puntual y acotado es el alcance de un pacto, menos roces y debates habrá alrededor de las diferencias. Además, debe implicar ganancias efectivas y mensurables para todos (o al menos un número amplio de) los ciudadanos y prever compensaciones materiales y simbólicas para los que estén dispuestos a ceder en las instancias iniciales de potencial pérdida” (…) “Otro elemento esencial es la flexibilidad, en particular si el objetivo es que el pacto sea sustentable en el tiempo” (…) “Un desafío que nuestro país tiene por delante en este terreno es el de la construcción de confianza, de affectio societatis, de sentido de pertenencia al sistema político y de respeto por el otro” (…) “Este es otro de nuestros grandes conflictos: estamos acostumbrados a que, tras la firma del acuerdo, la misma persona que lo rubricó comience a violarlo” (…) “La barrera más importante a romper, no obstante, es la de entender que uno pacta con lo que hay, no con lo que quiere. Algunos miembros del oficialismo se desvelan ante la necesidad de pactar con referentes opositores a los que desprecian. Y viceversa. El acuerdo se hace con el diferente, con el “otro”, a quien hay que reconocerle legitimidad y representatividad” (…) “La política argentina debe hacer el esfuerzo por comprender que es necesario ceder para lograr por fin salir de la decadencia secular en la que estamos metidos y acordar reglas que nos permitan funcionar mejor. Se trata, nada menos, de buscar construir consenso, no de imponer la voluntad de unos pocos. ¿Seremos capaces de hacerlo?” En su edición del 6 de agosto Página/12 publicó artículos de Raúl Kollmann (“Números sobre la mesa”) y José Pablo Feinmann (“Capitalismo”). Escribió Kollmann: “La mayoría de los consultores en campañas electorales sostienen que Cristina Fernández de Kirchner sigue encabezando la intención de voto en la Provincia de Buenos Aires, aunque en un marco de cierta paridad en la elección. La ex presidenta aventajaría al candidato de Cambiemos, Esteban Bullrich, por alrededor de cuatro puntos, aunque las controversias se presentan en la forma en la que se le hace la pregunta a los encuestados. Algunos consultores afirman que si se les pregunta por Bullrich y se menciona que es el candidato de María Eugenia Vidal, la batalla electoral se empareja. En el tercer lugar se ubica Sergio Massa, de 1País, con relevamientos que le dan un piso de 15 puntos y un tope de 24. Como se ve, un rango demasiado grande. Por su parte, Florencio Randazzo quedó más bien lejos” (…) “Roberto Bacman, el titular del Centro de Estudios de Opinión Pública (CEOP) percibe cierta estabilidad en la situación. Desde hace meses viene señalando que CFK se impone por tres o cuatro puntos al candidato de Cambiemos. “Cristina Fernández mantiene una ventaja de algo más de 4 puntos y sigue al tope de las preferencias electorales de los bonaerenses-señala Bacman-. En un escenario donde más del ochenta % de los votos se concentran entre tres candidatos, CFK obtiene 34,4%, Bullrich 30,3% y un escalón más abajo se ubica Massa que logra casi un 18%. La consigna que CFK simboliza es contundente: el 71,5% de los opositores ya han decidido votar por ella, pues consideran que “representa la única alternativa para ponerle freno a las consecuencias de la aplicación del actual modelo económico. Desde el punto de vista sociodemográfico, Unidad ciudadana crece impulsada por tres universos objetivos: los más jóvenes, los de nivel socioeconómico bajo, y los residentes en el conurbano bonaerense”. Bacman agrega que “Bullrich necesita de la marca para llegar al 30% de los votos. Sin lugar a dudas el rol de Vidal para potenciar sus posibilidades de crecimiento será fundamental. La principal fortaleza de la coalición gobernante descansa en un segmento de la población bonaerense que apoya a ultranza el actual modelo de gestión. En la segmentación sociodemográfica sobresalen los mayores de 50 años, los de nivel socioeconómico alto y los residentes en el interior de la provincia” (…) “Massa y Margarita Stolbizer intentan transitar por la avenida del medio. Hasta el momento se mantienen cerca del 19% de intención de voto y hay que ver a cuánto llegan en la semana final. Finalmente tenemos a Randazzo que ha crecido un poco y está algo por encima del cinco por ciento. El problema que enfrenta es que compite con 1País en el electorado que no quiere a Cambiemos y tampoco a CFK. Y como ya se ha dicho, es una alternativa con poco tiempo para instalarse” (…) “Para Federico Aurelio, cabeza de Aresco, la situación electoral es más bien de incertidumbre. “Es así porque en el panorama de nuestras mediciones no termina de estar claro qué fuerza política va a ganar el próximo domingo. Las diferencias en la intención de voto entre CFK y el Frente Cambiemos se encuentran dentro del rango que determina el margen de error de las encuestas Sí visualizamos en un tercer lugar con diferencias más amplias al frente de Massa y Stolbizer. No esperamos que haya grandes movimientos en los días que restan, pero producto de los pequeños movimientos que tengan los candidatos en los días que faltan se va a definir el primer y el segundo lugar. Si bien observamos una paridad en el total de la provincia hay diferencias muy importantes en muchos de los segmentos: CFK ganando claramente en el Gran Buenos Aires y Cambiemos compensando con el interior de la provincia. CFK ganando en los jóvenes y Cambiemos compensando con los mayores de 50 años. CFK llevándose el 50% de la intención de voto de aquellos que están con problemas económicos para llegar a fin de mes y Cambiemos compensándolo con aquellos que tienen un mejor pasar económico. Las mediciones de los próximos días podrán ayudar a visualizar si se generan diferencias. Hasta ahora nuestras mediciones permanentes no salen del pronóstico de la paridad electoral entre CFK y el Frente Cambiemos” (…) “Hugo Haime, titular de Haime y Asociados, es el consultor que realiza más encuestas presenciales” (…) “Su mirada es que CFK tiene una ventaja y que hay paridad entre Cambiemos y Massa. “La situación aun es de extrema inestabilidad-señala Haime-. Esta semana el electorado recién empezó a tener conciencia de que tiene que ir a votar y la mitad de los electores continúa desinteresado del proceso electoral. Para nosotros continúa liderando Cristina Kirchner, pero sigue el interrogante sobre la distancia que tiene respecto de Bullrich y Massa. En teoría el gobierno podría crecer dado que, cuando se hace la pregunta respecto de si votara al candidato de Macri para fortalecerlo, sube unos puntos y pone a Bullrich en situación competitiva. No obstante eso aún no se traduce en intención de voto. Habrá que esperar la próxima semana para tener las tendencias más claras. No será para nada fácil hacer pronósticos certeros. Lo más claro es que hay una situación estructural donde CFK es fuerte en la Tercera Sección electoral (Matanza y todo el sur del Gran Buenos Aires) y el oficialismo hace pie en el interior provincial. Al tiempo la Primera Sección electoral (Vicente López, San Fernando, San Isidro, Tigre y el norte del conurbano) es el fuerte de Massa. Randazzo le impide crecer a Cristina y a Massa, mientras que Massa le toma votos al gobierno. Por esto es que se supone que los publicistas y los políticos agudizarán su ingenio para lograr votos en esas franjas intermedias” (…). Según Zuleta Puceiro (OPSM) “Al gobierno le interesa dar un batacazo nacional que tape el tropezón bonaerense. Para decir que fue una levantada espectacular y que todos los encuestadores y los periodistas nos equivocamos. Además, en la medida en que el cuco Cristina amenace, les permite intentar hasta el final polarizar las elecciones y si es posible el país. Esto se vio ya en los últimos días” (…) “Al kirchnerismo le interesa a su vez centrarse en provincia de Buenos Aires porque ha dejado de existir prácticamente fuera del conurbano y de algunas posibles proyecciones en el resto de la provincia. Me impresiona la docilidad de los medios. La de los colegas consultores ya la conozco muy bien. Al desaparecer mis compañeros de generación profesional, los emergentes son iguales que los nuevos políticos” (…) “Lo primero que se percibe es que la elección bonaerense se convirtió en una especie de plebiscito nacional sobre el gobierno-señala Analía Del Franco, titular de ADF Consultores-. Aparecen figuras de primer nivel: la ex presidenta, Massa, Randazzo, Del Caño y la gobernadora Vidal. Como se viene observando en todo este cuatrimestre se mantiene en primer lugar CFK. La diferencia que prevalece con Cambiemos, que se ubica en segundo lugar, se da entre cuatro y siete puntos. Al indagar invocando el nombre de la gobernadora, esta brecha se reduce a situación de empate. Respecto de la hipótesis de tracción de votos de la gobernadora hacia la lista, yo diría que funciona de manera relativa, entre otras cosas porque a Bullrich no se lo percibe con una antigua relación con Vidal”. Del Franco precisa que “el espacio de Massa mejora su performance en intención de voto al presentarse en dupla con Stolbizer. Este comportamiento es una constante en el último tiempo. La intención de voto de 1País fluctúa según los movimientos de la lista de Esteban Bullrich y en el último tramo con la lista de Randazzo. Yo veo que Randazzo está, como Massa, por fuera de los espacios de polarización. El perfil es netamente opositor, tiene buena evaluación y capta parejas adhesiones en toda la provincia. Randazzo inicialmente competía electores con la lista de Massa y en la última semana se observa migración de votos de 1País hacia la lista Cumplir” (…) “Ricardo Rouvier, a la cabeza de Rouvier y Asociados, analiza que “a partir de una ventaja de CFK sobre Cambiemos, pero en un escenario de paridad, no se puede tomar como un dato menor la concurrencia a votar. Esto puede tener alguna incidencia si los resultados fueran muy parejos. Si bien no se puede asegurar un resultado preciso, hay muchas mediciones que ubican al kirchnerismo como primero; Cambiemos segundo y 1País tercero. Cumplir va creciendo, siendo el interior provincial el terreno más favorable para Randazzo. Nosotros tenemos más de un siete% de indecisos y hay volatilidad en algunos candidatos. La lista de Unidad Ciudadana presenta un caudal compacto y fiel. El frente de izquierda fluctúa entre el dos% y el 4%. Pino Solanas obtiene una escasa repercusión. Cada vez está más clara la segmentación por clase social: Cambiemos mejora sus posibilidades en los conglomerados de los estratos medios hacia arriba, y al revés se posiciona Unidad Ciudadana. Sobre la base de la incidencia de las mediciones que indican una ventaja del kirchnerismo es que Cambiemos, en las últimas semanas, está jugando todos sus recursos de comunicación con el objeto de superar a su principal oponente” (…) “Artemio López, titular de Equis, es el consultor que evalúa que habrá una gran distancia a favor de CFK en la elección. “A pesar del relato oficial, la provincia de Buenos Aires está a días de dar un vuelco singular al panorama político electoral. Los datos que manejamos acercan a CFK al 40%, mientras que Bullrich no llega al 23%. Estos resultados están en línea con la encuesta que realizó la consultora Dicen. El dominio electoral de Cristina es contundente. No hay sorpresa en ello, la potencia electoral de Cristina se mostró recurrentemente desde 2005 cuando venciera por 20 puntos a Hilda Duhalde y ya no se detuvo jamás, triunfando CFK en todas las elecciones que la tuvo como candidata del viejo FPV. Todos saben esto, y principalmente lo advierte el gobierno que atemorizado, se prepara para recibir una dura derrota en el principal distrito del país, el que marca históricamente la tendencia nacional y el que más daño sufre por las políticas de ajuste salvaje que lleva adelante el presidente Macri”. “Para lograr eludir el impacto de la segura derrota bonaerense-redondea López-, en combinación con los métodos oficialistas, desde el gobierno ensayan ya una módica lectura de los resultados electorales del domingo 13 de agosto, que poblará las tapas de los diarios: Cambiemos gana a nivel nacional” (…) “Fernando Zack, que está hoy al frente de Analogías, percibe una ventaja de CFK. “Del empate técnico que registramos previamente entre Cambiemos y Unidad Ciudadana, vemos actualmente mayores probabilidades de que esta sea la fuerza política que obtenga mayor entidad de votos en las PASO. Los sondeos que realizamos durante el mes de julio dan cuenta de un crecimiento en la intención de voto de CFK, quien estaría logrando perforar hacia arriba su supuesto techo bajo, superando los 35 puntos y con una diferencia mayor a cinco puntos respecto de Cambiemos. Massa cuenta cada vez con menores chances de acceder al senado nacional. Su desempeño electoral se ve afectado por la aparición de Randazzo quien, a pesar de tener un potencial electoral bastante magro, logra interpelar a un electorado similar que el candidato de 1País. Tampoco lo ayuda a Massa el hecho de que sus votantes no manifiestan mayoritariamente visiones negativas del gobierno de Cambiemos y que, ante la posibilidad de triunfo de CFK, podrían migrar a Cambiemos para intentar evitar un triunfo de la ex presidenta”. Escribió Feinmann: “Las Indias Occidentales no fueron “descubiertas” antes de Colón. Esos viajeros vikingos o chinos no descubrieron nada. Sus aventuras marítimas no eran parte de ningún proyecto. Las Indias fueron descubiertas por y para el capitalismo. Colón es el primero que inserta su formidable hallazgo dentro de la economía de expansión occidental. Esos viajes tramados por una incertidumbre nunca repetida aún en la historia fueron el traslado del expansionismo de los burgos al sistema mundo. En 1492 surge la modernidad y recién se puede hablar de un “mundo” (…) “Podríamos denominarlo el acto fundante fáctico del homo capitalista. El acto subjetivo se da con el ego cogito cartesiano” (…) “Colón hizo cuatro viajes. Luego siguieron Cortés, Pizarro” (…) “La naciente modernidad capitalista utilizaba sus apetitos individuales como astucia de la historia. No le podemos regalar la modernidad al capitalismo. Para qué si ya la tiene. La modernidad capitalista es esa historia de horrores que expresa la acumulación originaria, sigue con la Revolución Francesa, la revolución industrial británica y el imperialismo victoriano. La modernidad es capitalista porque está tramada por despojos, pillajes, matanzas e ideologías racistas” (…) “La modernidad es la historia del capitalismo y el capitalismo instala la modernidad en la historia” (…) “La voluntad de poder expresa el devenir de la conquistadora raza burguesa. Siempre se impuso el crecimiento como condición de su permanencia. Si quieres vivir no busques sólo conservarte, busca crecer. Es muy posible que algunos funcionales filósofos enseñen esta consigna en sus seminarios y cursos para empresarios, para CEOs. No perder jamás la iniciativa-política y empresarial-en un campo de fuerzas divergentes que conjurará el que mejor controle el poder mediático. La conquista de la subjetividad de los otros retoma el vigor de las tempranas conquistas del capitalismo” (…) “Luego del hecho fáctico del llamado “descubrimiento” se produce el hecho cultural subjetivo del ego cartesiano. Ahora, el ego capitalista se lanza a la apropiación del mundo en tanto mercancía o materia prima de la técnica. Si lo vinculante era el poder fáctico en la etapa de la conquista, ahora lo vinculante es la subjetividad, que abre la época de la razón conquistadora. El capital es el centro del sistema mundo y ahora, además, lo sabe” (…) “¿Qué es lo que late en el tramado más íntimo, más profundo de la etapa fáctica y en su racionalidad subjetiva? La voluntad de poder. El homo capitalista está constituido por el espíritu de dominación, por la pulsión de muerte y la voluntad de poder” (…) “La trama y desarrollo del logos capitalista se construye así: etapa fáctica de la conquista de América, etapa subjetiva de centralización del ego devastador capitalista, que abre la conquista del mundo en tanto mercancía. Fundamenta el espíritu de este proceso el desarrollo de la voluntad de poder en tanto conservación y crecimiento. Esto no es el mal. Será arduo encontrar el Bien en la modernidad. Este es el tramado histórico-filosófico de una modernidad que hoy incursiona en lo pre-apocalíptico. Sin nadie que aún pueda derrotarla ni formar parte de la realidad histórica sin ser parte de ella”. En su edición del 6 de agosto La Nación publicó artículos de Morales Solá (“Rencor político en vísperas electorales”) y Jorge Fernández Díaz (“Lo que calla esta campaña de silencios”). Escribió Morales Solá: “Hubo un momento, durante gran parte de 2016, en el que pareció que el gobierno de Macri y el peronismo habían encontrado una fórmula para pacificar el país. Varios acuerdos importantes se suscribieron en el Congreso, y fueron aprobadas leyes decisivas para la nueva administración” (…) “Luego, el peronismo moderado dejó que la impronta confrontativa del kirchnerismo le ganara a su imagen acuerdista. El gobierno, a su vez, no hizo nada para moderar el impulso beligerante de muchos militantes propios, convertidos ya al antiperonismo. Las heridas se reabrieron y una división profunda volvió a separar en dos bandos a gran parte de la sociedad” (…) “Así se llegó a estos días, cuando falta una semana para las primeras elecciones legislativas de la era Macri. Existe la certeza de que ningún gobierno puede administrar el país en medio de semejante dicotomía social, aunque nadie reconoce su existencia” (…) “Uno de los elementos que influyeron en la preservación de la grieta es la permanencia de Cristina Kirchner, que fue quien la inauguró de manera brutal en su segundo mandato” (…) “Cristina Kirchner es también una construcción política del antikirchnerismo, que nunca la olvidó. No hay peor enemigo para un político que el olvido, pero sus detractores no dejaron nunca de hablar de ella. Hablan mal, pero hablan sin parar de ella” (…) “Otro factor decisivo para conservar el furor antikirchnerista fue la insoportable lentitud de la Justicia. Revelaciones de una magnitud nunca vista sobre la corrupción en el Estado no terminaron hasta ahora en ninguna decisión ejemplar que incluyera a los principales protagonistas de la década pasada” (…) “La grieta (o el abismo) tiene componentes tan llamativos como asombrosos” (…) “El antikirchnerismo no acepta, por ejemplo, que dirigentes peronistas sean convocados por canales o radios que fueron históricamente críticos del kirchnerismo. Dejan de ver o de escuchar la televisión y la radio cuando eso sucede. Lo mismo ocurre en los medios que simpatizan con el kirchnerismo cuando éstos convocan a dirigentes macristas o antikirchneristas. Oyentes y televidentes se van. Unos y otros han perdido cualquier interés en conocer la opinión del otro, que es el esfuerzo básico que reclama la convivencia” (…) “Furiosos kirchneristas han regresado como cazadores furtivos de antikirchneristas conocidos en el espacio público. Una vieja práctica que parecía haberse agotado con el fin del gobierno de Cristina Kirchner volvió con más violencia que antes en los días preelectorales. Familias y grupos de amigos se separan otra vez por la filiación política o ideológica. Diga lo que diga, el propio discurso del Gobierno está condicionado por el enfrentamiento entre kirchneristas y antikirchneristas, al menos hasta las próximas elecciones. No hay siquiera una crisis descontrolada (aunque existen graves problemas sociales) que justifique la intolerancia y la furia” (…) “La crisis de convivencia no tendrá solución hasta después del 22 de octubre. Una elección que se anuncia muy pareja en la provincia de Buenos Aires (casi empatada) desecha cualquier proyecto de reconciliación antes de que se conozcan los resultados. En algún momento, de todos modos, deberá volver la política. Un caso claro de ausencia de la política es el debate que se abrió entre la gobernadora de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, y los gobernadores peronistas por el Fondo del Conurbano. ¿Tiene razón Vidal cuando reclama que se actualicen esos recursos que quedaron con el tiempo reducidos a la insignificancia? Si. ¿Tienen razón los gobernadores cuando le reclaman a la Corte Suprema que no sean sus provincias las que terminen reparando una injusticia histórica? Sí” (…) “Ninguna de las reformas que anuncia Macri (la tributaria, la judicial y la educativa) podrá hacerse sin el acuerdo con el peronismo parlamentario, en el que los gobernadores tienen una vasta influencia. Hay que sacar de ese futuro cuadro a Cristina Kirchner y sus seguidores; jamás se acercará a Macri ni a su gobierno, sobre todo porque la aguardan nuevos infortunios judiciales. Pero hay un peronismo que querrá siempre prescindir de ella e inscribirse como protagonista del sistema democrático” (…) “Y el gobierno, en efecto, deberá hacer su parte. De sus actos y de sus discursos dependerá la creación de una cultura social distinta. Macri no tiene un discurso de confrontación, pero su administración debería llamar a la pacificación del país luego de que se haya disuelto la polvareda electoral” (…) “Nadie como él, además, necesita de una sociedad menos crispada para poder gobernar sin las herméticas fronteras que construye el odio político”. Escribió Fernández Díaz: “El chavismo ha reconocido repetidamente la influencia ideológica del primer Perón, pero lo cierto es que éste prefirió irse a desatar un derramamiento de sangre. Algunos intelectuales kirchneristas le exigen ahora a Maduro que meta bala como aquella juventud sindical le reclamaba a Perón que exterminara a los “zurdos” insurrectos de los años 70” (…) “Muchos militantes de la izquierda peronista que repudiaron el militarismo de Montoneros, que luego se integraron a las tradiciones republicanas y que confraternizaron con los socialdemócratas del mundo, que defendieron la libertad y los derechos humanos y que lucharon contra toda violencia política, contra el terrorismo de Estado y contra el partido militar, convalidan hoy un régimen militarizado que desprecia a las centroizquierdas por “reformistas”, que viola las instituciones “porque son trucos de la derecha”, que ejerce la represión estatal con ejércitos siniestros y grupos parapoliciales y que además practica el asesinato de estudiantes, el encarcelamiento de opositores y la censura de disidentes” (…) “El triunfo de la revolución cubana puso de moda el guevarismo, y éste penetró el movimiento peronista con resultados trágicos en los años de plomo. El triunfo del “socialismo del siglo XXI” en Venezuela, auspiciado por los cubanos, puso de moda el populismo autoritario en América Latina e infestó un peronismo que tenía tradicionales vicios populistas, pero al que hasta entonces no se le había ocurrido la absurda idea de volver al 45 y que había evitado juiciosamente radicalizarse. Ese peronismo se mezcló con antiguos estalinistas y con fascistas de manual que los habrían “cazado” con gusto durante los momentos álgidos del setentismo” (…) “Fue como si imaginariamente ella les dijera a los viejos simpatizantes de la izquierda peronista y a algunos marxistas leninistas reconvertidos que su evolución democrática era resignada, y que debían retroceder a los “patrióticos” casilleros jacobinos de la juventud” (…) “Estos izquierdismos recargados que se habían sumergido en las aguas depurativas del glamour del fracaso (perdimos porque éramos los mejores) decidieron de pronto que Venezuela era una meca y ahora, para no admitir aquel grueso error, combinan la ceguera con una denuncia antiimperialista que no tiene ningún asidero en la realidad. Pudieron abandonar a Perón, pero no consiguen abandonar a Maduro. La soberbia se lo impide” (…) “Escrutado a fondo, ningún progre que se escandaliza por el machismo, el maltrato a los animales o la xenofobia del lenguaje podría justificar hoy en día lo que de verdad significa una revolución: mordazas, purgas, prisión y fusilamientos de seres humanos” (…) “Desde el triunfo de Alfonsín, la simpatía por Cuba era folklórica; en cambio, la adhesión al chavismo es menos inocua, porque una subsidiaria ideológica llegó a encumbrarse en la Casa Rosada, porque retiene importantes parcelas institucionales y porque amenaza con ganar las elecciones bonaerenses y regresar al poder” (…) “La existencia de este proyecto contrario a la república, enmascarado porque es piantavotos, perturba toda la democracia y le imprime tensión a la política y a la economía. Todos tienen miedo: los peronistas “traidores”, los jueces, los periodistas críticos, los empresarios y, sobre todo, millones de ciudadanos de a pie que sólo anhelan un país normal. Ese miedo se palpa en el aire y se traduce de diversas maneras (también en la compra de dólares o en la renuencia de los inversores a poner plata hasta que escampe) y constituye un fenómeno relativamente nuevo en nuestro país. Contrariamente al sentido común y la convivencia política, el cristinismo formula en secreto una autocrítica insólita que toma el camino inverso: en lugar de reconocer que la performance económica resultó mala y que los avances sobre las instituciones fueron excesos inadmisibles para esta sociedad, han llegado a la conclusión de que su derrota se debió a que fueron demasiado flojos con el enemigo; se prometen a sí mismos ser más impiadosos en el próximo turno” (…) “Estamos en presencia de una facción cuyo fin último es doblegar al resto, excluir a los discrepantes y no participar jamás del sistema de partidos políticos ni del sanador juego de las alternancias” (…) “Hace unos días, en vísperas de la sesión para proteger a Julio De Vido, alguien muy cercano a ella les transmitió a sus “soldados” del Congreso una sentencia mucho más honesta: “Vamos a demostrarles a todos quién tiene el poder y después de las PASO vamos a demostrarles quién tiene la calle”. El asunto prenuncia la organización de una escalada de conflictividad justo cuando parece que por fin ha comenzado tímidamente la reactivación. Todo sea para que la bandera bolivariana triunfe en octubre. Ése es el gravísimo secreto a voces que calla esta campaña de silencios”. En su edición del 6 de agosto Clarín Publicó un artículo de Eduardo van der Kooy titulado “Pito catalán”. Escribió el autor: “La campaña electoral remite en este tramo a una escena frecuente en el boxeo. Uno de los protagonistas-en este caso más de uno-pierde muchos de sus golpes en el aire. No impactan en el blanco. Quizás porque ese blanco no está corporizado. Cambiemos, Sergio Massa y hasta Florencio Randazzo tantean a Cristina Fernández. Pero la ex presidenta no aparece” (…) “La estrategia de la candidata del Frente de Unidad Ciudadana es una verdadera novedad. Algo inédito. Aunque su coreografía siga con la impronta política que impuso en la Argentina el ecuatoriano Jaime Durán Barba. ¿En qué consiste aquella novedad? En la virtual desaparición de Cristina. En la pérdida casi completa de su visibilidad después de haber estado omnipresente durante ocho años. El reverso de la lógica de cualquier postulante que siempre pretende hacerse ver y escuchar” (…) “Cuatro expertos en campañas, consultados por este periodista, aseguraron no recordar una situación similar de campaña en la región. O incluso más lejos” (…) “Las campañas, sobre todo en este tiempo, suelen estar regadas de personajes que aspiran a cargos públicos desde actividades ajenas a la política” (…) “Pero jamás se ocultan, como ahora lo ensaya Cristina. Al contrario, exacerban su presencia” (…) “La conducta elusiva de Cristina es, en realidad, la de casi todos los candidatos del Frente de Unidad Ciudadana. Aquellos que se animaron a sacar los pies del plato les fue mal. La camporista Fernanda vallejos, primer candidata a diputada bonaerense, trastabilló el primer día de campaña con un impensado elogio público a Amado Boudou. La amordazaron largo tiempo” (…) “Daniel Scioli, afecto a las pantallas, no aceptó invitaciones a programas de televisión. Máximo Kirchner ordenó un repliegue a los militantes de La Cámpora. Su directiva no cayó del todo bien: mantuvo una discusión áspera con el diputado y secretario general de la organización, Andrés Larroque” (…) “La nueva estrategia trasunta que Cristina, contrariando las palabras de Néstor Kirchner cuando asumió en el 2003, decidió dejar en el umbral sus principios de la política. No hay en su campaña ni un atisbo de ideología. Mucho menos de la épica con que supo arroparse durante ocho años. El protagonismo fue cedido a ciudadanos que se quejan de la realidad económico-social. Ningún otro tema figura hasta ahora en la agenda” (…) “Aquellos expertos en campaña disienten sobre las bondades del camino elegido por la ex presidenta. Algunos apuntan sobre la inteligencia de su plan. Afincan ese juicio en la corroboración de que Cristina sigue encabezando las preferencias bonaerenses a sólo una semana de las PASO. La astucia radicaría en no molestar a aquellos que se incomodan con sus dichos. Y a contentar a los propios. Omite además las cuestiones críticas para ella” (…) “Otros especialistas subrayan, en cambio, que la estrategia de Cristina estaría diseñada en esta instancia para contener aquello que posee” (…) “El desafío será para la dama el futuro crecimiento. Octubre podría ser otra historia si no arranca en agosto una ventaja decisiva” (…) “Por el momento, la ex presidenta parece conseguir objetivos. Ha colocado en apremios al Gobierno en el principal distrito electoral” (…) “También logró poner entre paréntesis la resistencia que se viene insinuando en el peronismo tradicional” (…) “El antikirchnerismo parece enfrentarse a un dilema. Involucra a Cambiemos, a Massa y, en menor escala, al propio Randazzo. Todos, de alguna manera, se entrenaron para confrontar con Cristina. Pero la ex presidenta abandonó el teatro. Los actores del Frente son ciudadanos. “Nos hizo pito catalán”, resumió con humor un ministro macrista” (…) “Massa y Margarita Stolbizer dedican ahora muchos más dardos a Mauricio Macri que a Cristina. Apuestan a los desencantados” (…) “Quizás también la campaña de Cambiemos evidencia otro viraje. La consultora Isonomía, que acostumbra a asesorar al gobierno, sigue vislumbrando los tercios de Cristina y Cambiemos en la cima electoral pero considera como factor determinante para las PASO el volumen de indecisos. Según ellos, orilla todavía el 17%” (…) “Escarbando en aquel universo el mensaje de campaña de la coalición oficialista no estaría llegando con eficacia” (…) “El gobierno requiere de aquel lote de indecisos para darle batalla a Cristina el próximo domingo. ¿Qué significaría eso? Finalmente vencerla o, por lo menos, quedar a tiro. Y detonar una corrida favorable en octubre” (…) “Ese tránsito en supuesta desventaja, por pequeña que sea, no resultará sencillo. Cambiemos buscará migrar votos que ahora contienen Massa y Stolbizer. Especulará con un estancamiento de Cristina” (…) “Según la unanimidad de los consultores una porción de los votos que posee Randazzo podrían deslizarse hacia Cristina en caso de polarización en octubre” (…) “El Gobierno llega a la elección bregando con lo que tiene. El miedo por la vuelta al pasado y retazos de expectativa popular. Recién despuntan números alentadores de la economía. Que tardarán en recorrer la pirámide social. Pero al menos existen”. En su edición del 7 de agosto Página/12 publicó artículos de Eduardo Aliverti (“Una batalla de incertidumbres”) y Mempo Giardinelli (“¿Fraude a la vista?”). Escribió Aliverti: “Excepto por la certeza de que Cristina es un hueso muy duro de roer, las urnas del próximo domingo presentan un panorama dudoso en, primero, su proyección hacia octubre. Después, y sobre todo, por incógnitas que exceden a los resultados de estas elecciones. Una aplastante mayoría de opinólogos, encuestadores y dirigencia política coincide en que CFK tiene un piso de voluntades inquebrantable-con alrededor de un tercio o más de los votos en el conurbano bonaerense-capaz de permitirle ganar la mentada madre de todas las batallas pero nunca, ni ahora ni luego, volver a elevarse como opción triunfadora en el escenario nacional. La conclusión de ese mundillo es que Cristina empieza y termina en ella; en los amores y odios que despierta; en el embrujo que ejerce sobre los sectores más humildes; en un carisma que siempre le habilitará un lugar de privilegio mediático con todo el resto agrupado para destruirla, pero en cualquier caso con el límite de que es jefa de una organización política ya inexistente” (…) “Unido a que su figura continúa siendo excluyente con el 2019 a la vuelta de la esquina sin ninguna otra de su espacio siquiera asomando la nariz, la cuenta del establishment es que políticamente está liquidada en el mediano y largo plazo. Más aún, esa prospectiva dice que el “populismo” como tal carece de destino, porque para tenerlo se requiere inevitablemente de un líder y ella, en tanto oferta exclusiva, despertará también para siempre la victoria del rechazo sobre la adhesión” (…) “Es cierto que el kirchnerismo quedó territorialmente reducido al conurbano, a una franja interesante pero minoritaria de Capital y a expresiones provinciales dispersas; que por kirchnerismo debe interpretarse el influjo solitario de la ex presidenta porque como si fuera poco el espacio se quedó sin caja y en consecuencia sin aparato, y que no habiendo más penetración popular que la de ella el piso se acerca al techo” (…) “La preocupación de los “agentes económicos” por una Cristina ganadora el próximo domingo, así fuere por margen estrecho, se contradice con la visión futurológica de un populismo izquierdizoide e irremediablemente aniquilado” (…) “¿En qué quedamos? Si CFK no tiene más ascendiente que un triunfo provisorio en las PASO y, si en esa peor de las hipótesis, al sector que representa sólo le aguarda seguir confiando en ella al divino botón porque no hay nadie en condiciones de reemplazar su influjo y su techo, ¿de dónde sale que el dólar sube, y las inversiones no llegan, y la inflación no baja todo lo deseado a pesar de lo mucho que se hizo para enfriar la economía? Si Cristina es tan estéril, ¿hace falta convertirla en un cuco? ¿No hubiera sido mejor ignorarla, de acuerdo a esa lógica? Es allí donde se cae el castillo de naipes discursivo montado por la craneoteca mediática gubernamental” (…) “¿Es el gobierno quien reinstaló a Cristina por obra tacticista duranbarbesca? ¿O es una situación económica deprimente que lleva a muchos más que los imaginados, para esta altura, a advertir que se retrocedió en todo sin avanzar en nada?” (…) “Pero que Cristina se haya “reinstalado” es merced a que fueron ellos, ella, él, la experiencia kirchnerista en el balance completo, con todos sus errores y corruptos y deficiencias y modos cansadores, mucho mejores que lo ¿revelado? con Macri presidente. De lo contrario, no estarían hablando del peligro cristinista” (…) “Massa le muerde a Cambiemos y Randazzo a Massa, sin ir más lejos. No a Cristina. El cálculo no era ése, sino la cuenta global de un peronismo dividido que terminaría beneficiando al Gobierno” (…) “Ahora es que Casa Rosada mandó a invisibilizar a Massa porque tiene fuga de votantes por ahí, y levantar a Randazzo para contener esa pérdida porque Bullrich podría quedar tercero. Esta demostración de lo dinámico de la política, en su acción y percepción popular, vale para todos. Nunca deja de tener ese dinamismo y menos que menos en una sociedad como la argentina, tan dividida y presta a variables que suben y bajan según humores circunstanciales. La organización política que le falta a Cristina podría reaparecer si gana, y dar cabida a un tapado-o a ella misma-en aptitud de ganar dentro de dos años. ¿Por qué no podría ocurrir eso si el gobierno persistiera en ser una máquina de exclusión? ¿Dónde está escrito, certificado por quién, que una personalidad de su tamaño no puede “reinventarse”, como de hecho lo hace en la actualidad con su guerrilla en las redes y con los actos cara a cara que tanto le sirvieron al PRO cuando se trataba de lo fácil que es relatar la realidad y el cambio en vez de gobernar todos los días un país que es una suma de facciones discordantes? Y, en sentido contrario, tampoco sería el acabose de Cambiemos si el gobierno perdiera La Provincia en las urnas” (…) “Los números gubernamentales darían para que Cambiemos dibuje el lunes un triunfo nacional acotado, pero no le alcanzaría para disimular la derrota bonaerense a manos de Cristina. Atacó con la corrupción K y el ninguneo de la economía como centro de la estrategia electoral, hasta percibir que con eso no le basta. El show republicanista sobre las andanzas de Julio De Vido terminó en bochorno. Inmediatamente, procuraron reinstalar a la economía mediante cifras de rebote positivo que nadie nota en su cotidiano. Fracasada la reinstalación, volvieron a la corruptela K, a la necesidad de mostrar Venezuela como lo que le esperaba a Argentina, a las oscuridades del caso Odebrecht aunque no demasiado porque la famiglia presidencial puede quedar mucho más enchastrada que intacta. A la doctora Carrió, como numen protectora de la corrupción macrista, le es suficiente para ganar en Buenos Aires pero no para cargarse La Provincia. Y mientras tanto, los llamados indecisos fluctúan entre el rechazo a Cristina y lo comprobable de que lo elegido en 2015 no significó dejar de robar ni robar pero hacer”. Escribió Giardinelli: “Recordarán los lectores cuando en agosto de 2015, hace sólo dos años, el entonces ascendente macrismo alborotó al país denunciando preventivamente lo que llamaron “el fraude que se venía en Tucumán” (…) “Así el saldo del comicio fue el previsible: salvo unas pocas mesas cuestionadas por adulteración de planillas y otras por quema de urnas, Manzur obtuvo el 51,6% de los votos y Cano el 39,9%” (…) “La Corte Suprema tucumana convalidó rápidamente el resultado y dos años después, el mes pasado, también la Corte Suprema de la Nación. Lo cual para muchos no tiene gran significado, pues la Justicia argentina hoy parece capaz de acordar cualquier cosa, pero el hecho que aquí nos interesa es el recurso del escándalo para desmerecer comicios y fijarlos como antecedentes del sueño final del macrismo: el voto electrónico-que hasta ahora no pudieron imponer en todo el país pero cuyo anhelo no se ha debilitado ni un milímetro-y las modificaciones antidemocráticas que significarían eliminar las elecciones de medio término y/o cambiar los períodos de gobierno” (…) “Ahora se conocen innumerables cambios de los lugares de votación de una gran cantidad de votantes, que súbitamente descubren en los padrones mutaciones sospechosas. Y es un hecho que, aunque lo presentan con carácter experimental o solamente para todavía módicos porcentajes de votantes, el voto electrónico ya está instalado en muchas provincias y distritos electorales, en algunos casos por necedad o cholulismo modernista de dirigencias coyunturales, o quizás incluso por coimas” (…) “El fraude es una sombra negra sobre la política argentina, y en estos tiempos, y con estos tipos, parece imperativo no desatenderlo. Por tratarse de un gobierno de estafadores-calificativo que corresponde porque llegaron al poder prometiendo a millones de votantes de buena fe todo lo que sabían que no iban a hacer, y en efecto no lo hicieron-lo natural es pensar que harán cualquier cosa con tal de imponerse en las elecciones de octubre próximo” (…) “Ya no quedan dudas del estilo atentatorio contra las instituciones republicanas que practica este gobierno” (…) “Ante semejante contexto, el escenario electoral se presenta complejísimo porque muestra, en primera consideración, una sociedad partida no en dos sino en tres grandes sectores sociales. Todas las encuestas sin excepción, y también casi todos los análisis dan cuenta del fraccionamiento del electorado. No sólo en el bonaerense o el capitalino, sino en todo el país, se percibe que el panperonismo (en el que obviamente es mayoría el kirchnerismo), representa el que hoy parece ser el mayor tercio de la sociedad: entre el 30 y el 35% de voto macizo. La alianza del macrismo y la derecha radical gobernantes parece representar otro tercio, dada la peculiaridad y el acierto del macrismo en esta materia: es la primera vez en la historia argentina que la derecha compite amalgamada” (…) “Y el tercer tercio es, sin dudas, el más imprevisible y el que, finalmente y con oscilaciones, determina en cada turno el rumbo del barco a la deriva que es nuestro país” (…) “Por eso es imprescindible y urgente estar alertas. Estos tipos saben que si pierden las elecciones de octubre será el principio de su fin. No son democráticos como lo fuimos nosotros aceptando la derrota milimétrica del 22 de noviembre de 2015. Estos no se van a ir así nomás, y ya se sabe que su capacidad de daño es gigantesca: sus mentimedios y telebasura pueden distorsionar lo que sea” (…) “Y han arruinado el futuro de las próximas generaciones, porque nos endeudaron de manera abusiva, inmoral y cínica: cientos de miles de millones de dólares de deuda pero aquí no ha entrado un mango y todo lo que han hecho es un nuevo corralito para seguir sacando guita en pala” (…) “Estos tipos, que alguna vez deberían ser acusados de infames traidores a la Patria, no van a dudar ni un segundo en implementar el fraude que sea necesario para mantenerse. Bien haremos entonces en ser participativos y estar alertas, serenos y firmes en todas las mesas electorales, y en cada una de las próximas elecciones. Y en resistir por todos los medios el voto electrónico, que está recontraprobado en todo el mundo que es manipulable. Y que por eso mismo impulsan estos tipos”.

En su edición del 8 de agosto La Nación publicó un artículo de Loris Zanatta titulado “El chavismo no es una dictadura, es un fenómeno totalitario”. Escribió el autor: “La duda de Beatriz Sarlo ante lo apropiado o no de definir como “dictadura” el régimen de Maduro ha despertado polémica. En efecto, manejarse con sutilezas al elegir la palabra más adecuada para describir el horror venezolano puede parecer-ahora que los muertos están en las calles, la población huye hacia las fronteras y el hambre golpea a las puertas-un ejercicio intelectual vano, hasta irrespetuoso. Sin embargo, yo estoy de acuerdo con Beatriz Sarlo, aunque no sé si la interpreto correctamente. Creo que esa distinción es útil para entender exactamente de qué estamos hablando, cuál es la naturaleza del fenómeno chavista, en qué álbum familiar hay que insertarlo. El chavismo, de hecho, no es una dictadura en el sentido en que lo fueron las de Pinochet o Videla; es un típico fenómeno totalitario, y no desde ahora, sino desde sus orígenes” (…) “La oportuna distinción entre dictadura y totalitarismo tiene una larga historia y una tradición sólida” (…) “¿En qué difieren, en pocas palabras, los dos fenómenos? Los autoritarismos están basados en un principio de orden: el estado, la nación, el pueblo están en peligro, dicen, y la dictadura sirve para alejarlo. Con ese objetivo, eliminan la política: no buscan la adoración del pueblo, más bien su neutralización. Las dictaduras no aspiran, sino de forma muy tangencial, a redimir a la humanidad, a purificar la moral del pueblo, a catequizarlo con una nueva doctrina, invadiendo y organizando su esfera privada. Quieren obediencia e inercia. Pinochet o Videla nunca pensaron en fundar nuevas doctrinas, en crear un partido único, en formar organizaciones de masas que encuadraran y movilizaran a toda la población. En el ejercicio de su cínico principio de que el fin justifica los medios, incluso la más repugnante violencia represiva, llegaron a tomarse el perverso placer de legitimarse prometiendo la futura democracia” (…) “Todo esto no se aplica a los totalitarismos. Lo que los caracteriza es su núcleo populista: un sistema de valores y creencias que los convierte en fenómenos religiosos, más que políticos. Ellos no se consideran un interludio entre dos regímenes constitucionales, sino los creadores de un nuevo orden, la nueva Jerusalén, los formadores de un Hombre Nuevo que el régimen libera del pecado y restaura en su pureza original” (…) “No hay lugar para la autonomía del individuo o para su simple pasividad en el totalitarismo: siempre habrá un comité de barrio, una célula del partido, un vecino entrometido, un espía del gobierno para controlar su estilo de vida y su adhesión a las normas morales del régimen” (…) “Como tal, el pueblo del totalitarismo es una especie de organismo natural que aplasta sin piedad, diría Atilio Borón con su fino humanismo, las toxinas que lo amenazan, las células disidentes que hacen peligrar la supuesta unanimidad del pueblo” (…) “Por eso las elecciones son tan importantes para los totalitarismos: son rituales plebiscitarios llamados a ratificar la unidad del pueblo, a demostrar que ese pueblo es un “fascio”, como decía Mussolini, un haz, como repetía Castro” (…) “Sobre la base de estas consideraciones, es correcto afirmar que el chavismo, el castrismo y el peronismo clásico, al igual que sus antepasados, no son dictaduras simples, sino fenómenos totalitarios; tal vez sería justo decir que son dictaduras totalitarias, ya que una cosa no quita la otra y todos reniegan del pluralismo, del estado de derecho, de las libertades individuales. Salvo que el totalitarismo es una utopía religiosa y no una realidad objetiva: el pueblo unánime, puro y redimido que el totalitarismo invoca no existe y nunca existirá en la naturaleza. De ahí que, a medida que el pueblo la abandona, se fragmenta, se cansa, la dictadura totalitaria ve su sueño mudarse en pesadilla y se desespera para restablecer la ficción unanimista. ¿Cómo? Con dosis cada vez más masivas de violencia y por la manipulación de las reglas de juego. Es lo que está sucediendo hoy en día en Venezuela. Quién sabe cómo terminará. El fanatismo religioso del totalitarismo y de sus seguidores es capaz de cualquier cosa. Pero una cosa es segura: el dentífrico ya salió del tubo y no habrá manera de volver a ponerlo adentro y el chavismo seguirá tarde o temprano el camino de los totalitarismos que lo precedieron”. En su edición del 8 de agosto Página/12 publicó un nuevo documento de Carta Abierta titulado “Ante una hora crucial”. Expresan los intelectuales kirchneristas: “Con los métodos y particularidades del siglo XXI las oligarquías financieras, el poder económico concentrado-que hoy incluye a los monopolizados medios de comunicación-y la superpotencia hegemónica del continente han construido una trama, para desterrar no sólo las experiencias de soberanía efectiva, sino también para destruir naciones, disolver movimientos, dividir a los pueblos, degradar la política y naturalizar un sistema de explotación y exclusión. Han actuado para crear las condiciones de sometimiento que permitan el despliegue de las políticas neoliberales del capital financiero y el arrasamiento de derechos e identidades de naciones y pueblos” (…) “Si embargo, la página no ha sido dada vuelta y pese a la ofensiva restauradora en marcha, la resistencia del proyecto liberador es una marca persistente de la época” (…) “El partido gobernante en Argentina y sus intelectuales, muchos de los cuales fueron antes progresistas, liberales, radicales, izquierdistas o peronistas, sin vetas de intolerancia, practican ahora una sutil vendetta contra su propio pasado, avalando todo esto con una sorprendente virulencia. Como hoy se dice, están fidelizados a un programa, justifican los oscuros pactos de Papel Prensa ayer, abonan la intervención en Venezuela hoy y participan del camuflaje con que se esconde el escabroso golpe de Estado “parlamentario” perpetrado en Brasil. Muchos que fueron otrora depositarios de compromisos sociales evidentes, son ahora indiferentes a la capacidad gubernamental de adulteración de las pasiones políticas democráticas. Muchos provienen de ciclos anteriores donde pensaban lo contrario a lo que hoy sostienen, tema delicado que no supone que defendamos pensar siempre lo mismo, inmunes a los tiempos, pero tampoco resguardar hechos dañosos con hilachas superficiales de un pensamiento avanzado que ya fue” (…) “El año y medio que transcurrió desde la asunción de Macri fue un tiempo de pérdidas para el pueblo argentino. Perdieron los trabajadores que han sufrido una disminución sustantiva de sus salarios mientras las tarifas, los medicamentos y los alimentos suben vertiginosamente de precio. El futuro prometido es peor: la recesión que provocó la caída del poder de compra popular ha desatado una ola de despidos y destrucción de puestos de trabajo que se intensificará si no se le pone freno al rumbo de las políticas en curso; se agravarán mucho más las condiciones de sus vidas si retrocede la legislación laboral, siguiendo el rumbo del superexplotador y esclavizante régimen sancionado por el ilegítimo gobierno brasileño” (…) “Perdieron los jubilados con las reducciones de prestaciones del PAMI y el descenso de sus ingresos, que causa la constante caída de la recaudación fiscal devenida de la política de ajuste; perderán mucho más si se consuma la insinuada contrarreforma previsional para beneficio de administradores privados de fondos de pensión” (…) “Se perdieron conquistas en el derecho a la comunicación con la derogación de la ley de medios y el permiso y fomento a la concentración de los mismos. Se perdió el avance que significó la designación de una digna Corte Suprema de Justicia, hoy subordinada al Poder Ejecutivo con nombramientos prepoteados de nuevos jueces y forzando la conversión y sumisión de otros” (…) “Es el clima en el que el equipo de Macri interviene sindicatos y coopta burocracias sindicales para desmovilizar a la sociedad. Esas burocracias son perfectas cuando exhiben una exactitud que invierte el sentido de las cosas: como Daer, que mientras reprimían a los trabajadores de su gremio, los fustigaba por los medios. Es el clima en que se emprende una ofensiva para debilitar hasta su descarte a los tribunales del fuero Laboral, mientras se acusa de mafiosos a los abogados de trabajadores y sindicatos” (…) “Así, el macrismo ataca las bases heredadas de la construcción de la Nación-no lo que llama con el sonsonete de la herencia agobiante del período político anterior-, sino todo el heterogéneo conjunto de variantes y vetas de la construcción nacional transcurrida. Y va mucho más allá del neoliberalismo con su programa de atenazar el gasto público, abatir el costo laboral y clausurar irracionalmente las cautas y hasta frágiles fronteras que no pocas veces hubo para permitir una existencia nacional soberana, que pueda abordar una obra autónoma simbolizada por el Arsat. En el séptimo círculo rojo del macrismo no existe la idea de soberanía nacional, ni de los fundamentos ontológicos del trabajo” (…) “Están dispuestos a violar la ley en nombre de ella, como en el caso del 2x1. Dispuestos a transgredir la Constitución argumentando fallos con opiniones subjetivas, sustentadas en lecturas retorcidas del derecho, como aquel que desconoce la pertinencia de aceptar las sentencias de la Corte Interamericana asumiendo facultades que le son negadas en la Carta Magna” (…) “Se complotan con el autoritario y primitivo Presidente para destituir a la Procuradora Gils Carbó, para liquidar la independencia de las fiscalías y ponerlas a disposición de la impunidad del poder y de las operaciones presidenciales tendientes a apagar las resistencias a sus políticas” (…) “Y estos últimos hechos, en su sentido profundo, consisten en desmembrar, rebajar y, en última instancia, aniquilar la idea de Nación y someterla a otra clase de dominio, incluso salido de sus estratos propios (fideicomiso de una oligarquía gerencial iletrada), pero que desde siempre arrojaba con desprecio, en el desván de los trastos viejos, el ámbito territorial, conceptual y energético de la Nación. Sólo los veía como aptos para utilizarlos en ese canje crediticio centenario, poniendo a toda la sociedad como garantía de un despojo, ante el cual no faltarían arcaicos rivadavianos a toda prueba, que incluso enrojecerían de pavor o pensando que ellos mismos perdieron la oportunidad de llegar tan lejos. Todos sus planes nos hacen pasar de granero del mundo a granero de una deuda neocolonial” (…) “La fusión de Telecom con Cablevisión tiene una importancia que, además del control de las telecomunicaciones en todas sus formas, redefine los alcances de la memoria nacional, incluso en los dispositivos que acercan el idioma de los argentinos a una lengua universal artificial, que es presa fácil de condiciones técnicas bajo las que se expresa el monopolio de la circulación conversacional. La laxitud y la desaparición de planos diferenciales de los usos de la lengua no es solo una decadencia para el susto de los lingüistas. Es un hecho técnico provocado por el agrupamiento monopólico de las comunicaciones, a su vez, una industria del lenguaje que perdió sus recovecos y su capacidad de autoexamen, de derivaciones, de búsquedas propias, de enlaces con las genuinas poéticas populares” (…) “Las derechas que gobiernan usufructúan numerosas realizaciones del kirchnerismo, y son las que al mismo tiempo las califican de corruptas, pero siempre haciendo excepciones sobre sí mismos, porque para la extraordinaria palabra corrupción, con su carisma intacto desde siglos remotos, no rige el imperativo categórico, que cesa sus preceptos ante los funcionarios oficiales. A ellos no les toca el universalismo de la corrupción, que no obstante es su túnica de nacimiento. Las filosofías del futuro podrán estudiar esas notables excepciones. La “excepción Lopetegui”, la “excepción Quintana”…y algún atrevido generalizador in extremis, de tipo hegeliano, podría descubrir “la excepción Macri”. La corrupción está en la Biblia pero no es gil” (…) “Todo esto al margen del poder judicial que debe investigar, con la salvedad de que las formas dominantes de la justicia hoy no hacen otra cosa que respetar la metafísica de las imputaciones despóticas, y luego buscar alguna figura jurídica justificatoria. Ese Poder convive con un ministro de Justicia dispuesto a consagrar la impunidad en la causa AMIA, obligando a los abogados del Estado a renunciar a su rol de querellante, cuando desempeñan eficazmente su rol. Tratar el tema absorbente de la corrupción con pertinencia y perspectiva histórica implica sacarlo de su estilo de condenación teológica por parte de una Santa Inquisición con documentación propia, escrita por serafines apócrifos, no sólo floja de “papeles” pero que se presenta fuerte en “papers”. Papeles, pero de Panamá. El macrismo quiere estar fuera de la historia, sostenido sólo por lo que lo iguala a una forma imitativa y absoluta al género raso de la reproducción técnica del Capital” (…) “La joya mayor de la construcción de los mitos que enervan aun la conversación más ocasional parece una traba material infranqueable: “Se-robaron-todo”. Esta frase contiene el “se”-el anónimo profundo de una voz que no puede saber nada sobre sí misma-, el “robaron”-que indica que no son detectables los que cometieron irregularidades, sino entes mefistofélicos, demonios de los ríos turbios, que se esconden en el verbo del Mal- y el “todo”, que indica que el pensamiento no tiene fisuras, no puede examinarse por dentro, que es vástago de una chispa al rojo vivo de los hornos oficialistas, que no puede ser desalojada de los cerebros. Nada de “grieta” allí” (…) “No sólo hay que retomar el camino de un proyecto nacional, sino que hay que contribuir a la reinstalación de un rumbo de integración de América Latina. Será una época en que se encontrarán entrelazadas disputas institucionales, conflictos sociales y movilizaciones en espacios públicos, mientras se irán debatiendo y enhebrando nuevas formas de actividad y organización política. En el rumbo necesario de fundir la resistencia social con la oposición política al programa de injusticia y entrega se construyó una lista en la Provincia de Buenos Aires” (…) “Las elecciones serán una hora crucial que exige un acto urgente: votar por Unidad Ciudadana y Unidad Porteña, respectivamente, en Provincia y Ciudad de Buenos Aires, y por las expresiones afines a las mismas en todos los rincones del país”. En su edición del 9 de agosto La Nación publicó un artículo de Morales Solá titulado “Vísperas tensas para una elección con números inciertos”. Escribió el autor: “La discordia sobre el estado de la economía está marcando los días finales antes de las primarias del próximo domingo. La oposición describe un desastre. El gobierno muestra los índices del ahora creíble Indec para señalar que el país está saliendo de cinco años de recesión o estancamiento” (…) “Los datos del Indec son ciertos hasta para los economistas ortodoxos (que de tan ortodoxos son críticos del Gobierno), pero eso no significa que la reactivación de la economía les haya llegado a todos los argentinos. Otra vez, donde menos se siente el crecimiento económico es en los suburbios del cordón bonaerense” (…) “Gobierno y organizaciones sociales deberían dialogar sobre algo más que planes y comida para los sectores más vulnerables. ¿Qué sucede con el nivel educativo en vastos núcleos sociales argentinos? ¿Se puede imaginar un programa intenso de oferta de trabajo en un mundo donde el progreso tecnológico requiere conocimientos muy avanzados?” (…) “Aun cuando haya acuerdo en que el conflicto social existe, es difícil explicar la manifestación hacia la Plaza de Mayo el día de San Cayetano. La marcha fue pacífica, pero de nuevo convirtió la ciudad en un infierno de tránsito que tuvo como víctimas inocentes a miles de argentinos. Las marchas a San Cayetano tienen un larguísimo historial de concurrencia pacífica conformada por un público devoto de una ceremonia religiosa, no política” (…) “Nunca es bueno, ni para la Iglesia ni para los creyentes, mezclar la ideología política con la fe” (…) “Los episodios del movimiento mapuche no tuvieron nada que ver con ninguna de esas concentraciones, pero son, por lejos, los que más preocupación provocan. El movimiento viene reclamando la aparición del joven Santiago Maldonado, que desapareció hace una semana en una refriega con la Gendarmería para desalojar una ruta en Chubut. La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, aseguró que no está detenido por la Gendarmería, pero, sea como fuere, urge que Maldonado aparezca sano y salvo” (…) “Anteanoche, en la Capital, frente al Congreso, unos 20 manifestantes (de un total de unos 200) que pedían la aparición de Maldonado se convirtieron en feroces depredadores. Se parecieron más a Quebracho que a otra cosa y demostraron habilidad para moverse y manejar artefactos explosivos como las bombas molotov” (…) “Proclamaban la anarquía como solución política y reclamaban la extinción del Estado. Un movimiento antisistema en toda la regla, más que una protesta por supuestos derechos históricos de pueblos indígenas” (…) “Es probable que las imágenes de la televisión, que mostraron la depredación, terminen beneficiando electoralmente al Gobierno. No hay mejor oponente a la anarquía que la representación del Estado. Sin embargo, sería una mirada especulativa y de muy corto alcance” (…) “Se sabe cuándo nacen estos movimientos violentos, pero nunca cómo terminan ni cuánto daño pueden hacer” (…) “No son vísperas pacíficas ni tranquilas para las primeras elecciones durante la presidencia de Macri” (…) “La tensión se extrema cuando las encuestas muestran números parejos. El resultado electoral, sobre todo en la provincia de Buenos Aires, está en manos de un puñado de indecisos que, según una medición de D´Alessio-Berensztein, se están inclinando en estos días finales por los candidatos del Gobierno o por Cristina Kirchner. Caras más optimistas se percibieron ayer en el oficialismo. “Estamos ganando”, aseguró un exponente del oficialismo. El conflicto (todos los conflictos) será un problema del próximo lunes”. En su edición del 10 de agosto Página/12 publicó un artículo de Federico Kucher titulado “En la pulseada, perdió el Central y ganó el dólar”. Escribió el autor: “El banco Central sacrificó ayer 584 millones de dólares de las reservas pero no pudo controlar la escalada del tipo de cambio. El dólar minorista cerró en 18,05 pesos, con un incremento de 7 centavos y alcanzó un nuevo récord. Las presiones en el mercado cambiario siguen firmes a pocos días de las elecciones y la compra de divisas es la principal apuesta, tanto de grandes inversores como de pequeños ahorristas. La autoridad monetaria, que hasta finales de julio sostenía que un país serio no debe intervenir para regular el tipo de cambio, desembolsó en unos pocos días 1304 millones de dólares para intentar ponerle un techo de 18 pesos a la cotización” (…) “El Central no sólo volvió a entregarle reservas al mercado sino que subió ayer la tasa de las Lebac de 26,3 a 27,2 por ciento en el mercado secundario, con el objetivo de moderar el avance de la divisa. Si bien no alcanzó para frenar el tipo de cambio minorista, el mayorista bajó 2 centavos, al cerrar en 17,72 pesos. El precio de este dólar con el que operan los grandes bancos y cerealeras cayó por primera vez en cinco días, pero en las agencias de bolsa aseguraron que la demanda sigue muy firme y que resultará complicado planchar la cotización en lo que resta de la semana” (…) “En la city existen diferentes opiniones acerca de lo que ocurre con el tipo de cambio y cuál es el rol del Banco Central. Algunos plantean que la presión se debe al factor electoral y que es correcto intervenir ahora para frenar la especulación. “Están haciendo lo que yo haría. Evitar la locura preelectoral”, dijo Juan Carlos de Pablo, al defender la estrategia del titular de la autoridad monetaria, Federico Sturzenegger. Pero el directorio del BCRA, hasta el último día de julio no pensaba que era buena idea salir a vender reservas para sostener la cotización. “Hicieron un experimento de laboratorio. Salió mal. Dejaron durante semanas que suba el precio para ver cómo se comportaba el mercado. Se les volvió una bola de nieve difícil de parar”, planteó a este diario Jorge Carrera, ex gerente de investigaciones de la autoridad monetaria” (…) “Algunos funcionarios siguen planteando que la entidad tendría que mantener la coherencia discursiva y continuar con una estrategia de tipo de cambio flexible, es decir permitir que el mercado defina cuál es la cotización de equilibrio. Este diario consultó a distintos operadores de billetes de la city, quienes plantearon que ese valor de equilibrio se ubica por encima de los 22 pesos. En la Casa Rosada saben que un dólar a esos niveles es políticamente inviable. El Central recibió un pedido directo de funcionarios más allegados a Mauricio Macri para salir a vender reservas y contener las presiones. Sturzenegger, quien al inicio de su gestión planteó la importancia de tener una autoridad monetaria independiente del Poder Ejecutivo, no dudó y en menos de dos semanas ya sacrificó más de 1300 millones de dólares. Las reservas volvieron a caer ayer unos 358 millones y cerraron en 48.624 millones” (…) “El ala política del Gobierno no oculta su malestar con las autoridades del Central por haber permitido la volatilidad cambiaria a pocos días de las elecciones” (…) “La entidad, que en sus últimos comunicados de prensa volvió a afirmar que cumplirá con el objetivo inflacionario de este año, quedó desautorizada. El balance de la gestión de Sturzenegger en 2017 no es bueno y profundiza las críticas. La autoridad monetaria no sólo no frenó la inflación, que en julio volvió a rebotar y marcó un 2,1%, sino que no pudo mantener bajo control el tipo de cambio, que en unas pocas semanas pasó de 15 a 18 pesos (escalando un 20%). A su vez, el organismo quedó encerrado en una política de alta tasa de interés que le pone freno a la actividad del mercado interno y alimenta la burbuja de la deuda con Lebac”. En la misma edición Página/12 publicó un artículo de Jorge Alemán titulado “Capitalismo y vida”. Escribió el autor: “El capitalismo en su nueva fase neoliberal se ha constituido en algo más que la extracción de plusvalía en la relación capital-trabajo. Ahora intenta marcar simbólicamente la vida de los cuerpos hablantes y a la experiencia subjetiva de los mismos. Por ello, en este modo de producción de subjetividad, se vuelve una pregunta crucial y pertinente qué parte de la vida puede eventualmente no ser apropiada por dichos dispositivos de producción” (…) “Hace ya bastante tiempo que Lacan anticipó en su enseñanza dos catástrofes en el orden simbólico, lugar donde el “animal humano” se convierte en “sujeto”. En los años 40, en su primera profecía, Lacan señaló ya el declive de la función paterna, un punto de anclaje vital para que el sujeto se sitúe en algunas coordenadas que le permitan orientarse en la existencia sexuada, hablante y mortal. Era la marcha incesante del discurso de la Ciencia ahora devenida en Técnica la que propiciaría esa declinación de la función paterna. El otro anticipo era su tesis sobre el “discurso capitalista”, un discurso que en su funcionamiento homogeneizante y circular lograría hacer ingresar y capturar a las distintas experiencias humanas en su circuito interminable y sin corte o ruptura alguna” (…) “Actualmente, después de estas anticipaciones lacanianas, podemos ya revisar el paisaje actual y verificar los diversos estragos del “discurso capitalista”. Nos encontramos con niños malcriados y caprichosos, pero que sin embargo son capturados desde muy temprano por distintos protocolos de evaluación donde serán diagnosticados y examinados en sus competencias, siempre en una lógica segregativa” (…) “Jóvenes que se eternizan como tales en una vida sin “causa” porque ningún legado simbólico los invita a separarse de una apatía de goce solitario y automático. Adultos eternamente jóvenes, o que buscan vivir bajo ese mandato de ser joven a cualquier precio, que compran juguetes-objetos en una vida de consumidor-consumido. Hombres y mujeres que descubren que su experiencia no ha dejado huella alguna, porque tampoco sus vidas recibieron un legado simbólico por el que valía la pena luchar. Ancianos hacinados, absolutamente destituidos en su palabra y su experiencia de saber esperando una muerte indigna en instituciones horrendas” (…) “Tal vez en este abrupto paisaje contemporáneo, donde se podrían dar muchos más testimonios de la erosión de los lazos sociales provocadas por el capitalismo se pueda captar que actualmente una política con trazos emancipadores debe disponer una teoría del sujeto y las posibilidades que puede desplegar en una praxis, donde su vida como sujeto no esté totalmente cautivada por la trama del Mercado y su despliegue. Finalmente se trata de pensar, por parte de la izquierda, en un orden simbólico, que al no ser inventado por nadie, tampoco por el capitalismo, porque en la lengua habita lo Común que no pertenece a nadie, pueda tener lugar la vida inapropiable. Enorme tarea”.

En su edición del 10 de agosto La nación publicó artículos de Carlos Pagni (“Los ciclos económicos y el tiempo electoral”) y Marcos Aguinis (“Las PASO, una oportunidad de avanzar y no volver más”). Escribió Pagni: “El rescate llegó hace diez días. Con los números de la economía que se conocieron…el oficialismo cambió la orientación de su campaña. Sobre todo en la provincia de Buenos Aires, donde se libra lo que Mauricio Macri ayer denominó “la gran batalla”. La polarización ética con Cristina Kirchner había llegado al límite. La ex presidenta consolidó un consenso inamovible. Además, si se le escapara un voto, jamás iría hacia Cambiemos. La cantera a explotar por el Gobierno es la de Sergio Massa. Pero es difícil seducir a esos votantes con interpelaciones emocionales” (…) “Ese elector es resultadista. Le hablan con el corazón y contesta con el bolsillo, como diría Pugliese” (…) “Macri, por fin, pudo decirlo: “La economía ya arrancó” (…) “Los candidatos de la Casa Rosada festejaron las alentadoras novedades del 31 de julio sobre el dinamismo de la producción. El pesimismo económico, en el que convergen Cristina y Massa, estaba dominando la campaña. Con un año y medio de permanencia en el poder, al oficialismo no le alcanza con celebrar “el cambio”. Necesita convalidar la gestión” (…) “Esta inflexión economicista parece inevitable a la luz de la experiencia. En el día a día de la contienda, llaman la atención los candidatos. Si la ex presidenta sigue muda. Si Bullrich promete más pibes presos y, con un gradualismo exasperante, “un metro de asfalto por día”. O si Massa insiste en excentricidades, como llevar a Rudolph Giuliani a pedir el voto en La Matanza. Sin embargo, cuando se repasa la historia en la larga duración, los desenlaces electorales se explican por el contexto material más que por la creatividad de los candidatos” (…) “Los tres presidentes que ganaron sus primeras elecciones parlamentarias (Alfonsín 1985, Menem 1991 y Kirchner 2005) lo hicieron liderando ciclos de recuperación económica. Fernando de la Rúa confirmó la regla: perdió en 2001 con un país recesivo, que se dirigía como una flecha hacia el default” (…) “El 6,6% de recuperación productiva interanual de junio indica que la secuencia recesiva terminó” (…) “En el mismo lapso se registraron 200 mil nuevos empleos. Tiene razón Macri: la economía arrancó. La incógnita es dónde. ¿En el power point de los economistas o en el humor del electorado? ¿Qué impacto tendrá la reactivación el domingo?” (…) “Las encuestas no resuelven el problema. La consultora Isonomía detectó en el último mes una leve suba en la percepción de la economía personal: salario, empleo, consumo” (…) “En el último mes, la imagen de las gestiones de Macri y María Eugenia Vidal fue en ascenso” (…) “¿Alcanza con este clima para que el Gobierno se imponga en las primarias? En la Casa Rosada confían en un triunfo en Mendoza y Jujuy. También en Córdoba y Santa Fe. Y en la Capital Federal” (…) “La incógnita sigue estando en “la gran batalla”. El comando oficialista prevé, basado en sondeos de Isonomía, Poliarquía y Aresco, un empate entre Bullrich y Cristina Kirchner. Cualquier diferencia está dentro del margen de error de esas encuestas” (…) “Cambiemos y el kirchnerismo coinciden en que Massa sacará entre 18% y 19%” (…) “A la ex presidenta sólo la perturba un fantasma: que haya fraude” (…) “En el gobierno se entusiasman porque los indecisos siguen siendo muchos. Presumen que se inclinarán más por Bullrich que por la señora de Kirchner, frente a quien nadie puede estar indefinido. Esa incertidumbre confirma un fenómeno marcado: hay un profundo desinterés electoral. Es difícil encontrar mensajes que quiebren esa indiferencia. Los candidatos que ingresaron a la contienda siendo ignotos no logran hacerse conocer. Por eso ayer el oficialismo pidió a la gente que concurra a la elección, “para dar fuerza a María Eugenia”. La idea de encarnar “el cambio” con figuras desconocidas puede ser un acierto de Durán Barba. Pero enfrenta un rival muy desafiante: la apatía”. Escribió Aguinis: “Hace rato que se discute la conveniencia de las PASO. Los argumentos que las desestiman son varios y muy consistentes. Pero no son aplicables a las elecciones que protagonizará la ciudadanía argentina el domingo” (…) “En primer lugar es necesario tomar conciencia de que la actual composición parlamentaria no representa en estos momentos a la sociedad. Es otra de las negativas herencias que nos ha dejado el régimen anterior” (…) “Pero también se debe señalar que hay más diputados kirchneristas de los que ahora serían elegidos. Son producto del absolutismo que rigió 12 años, no de los que merecen una banca en la actualidad. Por lo tanto, corresponde depurar el Congreso y convertirlo en un espejo real de la sociedad. Las PASO representan el inicio de esa tarea” (…) “¿Por cuál razón debemos ir a votar y persuadir a todos los que se pongan a nuestro alcance sobre la importancia de la puja en la provincia de Buenos Aires? La frecuente miopía política nos hace olvidar-entre otras cosas-que se trata de elecciones nacionales y no provinciales” (…) “Pero como en la provincia de Buenos Aires intenta recuperar posiciones la ex presidenta, y se han producido expectativas sobre las consecuencias de su triunfo, pareciera que esa provincia se hubiese transformado en la más decisiva de todas las batallas. No lo es, claro. Aunque salga primera o segunda, se convertirá únicamente en senadora, no en la jefa de Estado. Una senadora entre otros senadores, pero con probabilidades de encabezar la mayoría del justicialismo. Sus huestes la proclamarán triunfadora de una epopeya. Más importante aún es que su sola presencia influirá en otros aspectos, que dañarán profundamente a todo el país “(…) “Temen (varios embajadores) un retorno del populismo y sus normas arbitrarias, una impúdica inseguridad jurídica, la corrupción multiplicada por muchos dígitos, el aumento del narcotráfico y el delito” (…) “Los empresarios argentinos expresan su angustia y seguirán los mismos pasos” (…) “Cristina es aborrecida por todas las fuentes de inversión que generan un progreso genuino. Por más vueltas que den sus acólitos, esta verdad no la pueden desmentir. También se bloquearán los préstamos exteriores. Con lo cual se derrumbarían en el acto los programas gradualistas que realiza el Gobierno para evitar un ajuste salvaje. Aumentarán la inflación y la desocupación. Las herramientas del populismo, limitadas a una impúdica propaganda y pequeños regalos equivalentes a las aspirinas, nos conducirán al modelo de Venezuela” (…) “La dificultad en limpiar el Congreso de sus integrantes inmorales, como es el caso de De Vido, aumenta la decepción respecto de la clase política. Es peligroso, desde luego. Nos asomamos a la consigna de “que se vayan todos”. Pero sin clase política no se puede gobernar un país. La alternativa sería una anarquía sangrienta o una dictadura muy opresiva” (…) “Ya no se trata de defender al actual oficialismo o cerrar los ojos ante sus errores, sino de evitar que retorne al Congreso el emblema máximo del desastre al que fue conducido nuestro país durante el régimen anterior. No se trata de adherir o simpatizar con Cambiemos, sino de ayudarlo a sortear este momento clave” (…) “Con alegría o con disgusto, manifiesto a cara descubierta que en esta ocasión es imprescindible sostener a Esteban Bullrich y Gladys González. Si Cristina es derrotada, volverá el oxígeno. El prestigio que ganó el nombre de la Argentina en los foros internacionales durante un año y medio se incrementará. Será rápida la decisión de enviarnos capitales para grandes emprendimientos. Los empresarios argentinos saldrán de su angustiosa parálisis” (…) “En conclusión, aceptemos que marchamos por el camino acertado, aunque se lo puede y debe perfeccionar. Aunque resulte lento y muchísimos argentinos sigan aún padeciendo las miserias estructurales que se introdujeron o consolidaron durante el régimen anterior. Pero lo bueno corre el riesgo de perderse. No es una amenaza infundada. En nuestro país muchas veces tuvieron lugar retrocesos espantosos, con o sin golpes de Estado. Las ondulaciones hacia delante y atrás provocaron mucho daño inmediato y posterior. Cristina no será presidente…pero puede inflingirnos un daño enorme con sólo ganar en estas PASO”. En su edición del 11 de agosto Página/12 expresó lo siguiente sobre la desaparición de Santiago Maldonado. “Nueve días después de la desaparición de Santiago Maldonado tras una represión con balas de goma y plomo de la Gendarmería a la comunidad mapuche Pu Lof en Resistencia de Cushamen, el juez federal de Esquel Guido Otranto allanó y dirigió rastrillajes con perros en los escuadrones, camiones unimog y camionetas de la fuerza de seguridad de esa ciudad y de El Bolsón. Los procedimientos no arrojaron indicios sobre el paradero del joven, que el gobierno se niega a encarar como un caso de desaparición forzada” (…) “Los operativos comenzaron ayer a la mañana y se extendieron hasta las últimas horas de la tarde. Sucedieron en los predios que funcionan como base de operaciones de los escuadrones de Gendarmería de El Bolsón, en Río Negro, y Esquel, en Chubut; en dos camiones unimog, uno perteneciente a cada escuadrón y en camionetas. Fueron dirigidos por Otranto y ejecutados por efectivos de la policía de Chubut con la asistencia de la Policía Federal” (…) “El Secretario de Seguridad Interior del Ministerio de Seguridad de la Nación, Gerardo Milman, participó del operativo” (…) “Para detectar rastros de Maldonado, la Federal utilizó perros de esa fuerza y de Santiago del Estero. Unos buscaron el rastro del joven a partir del olor de una boina que usaba. Son los mismos animales que permitieron puntualizar dónde estuvo Maldonado en el territorio de la comunidad mapuche cuando sucedió el ataque de Gendarmería, el pasado 1 de agosto, última vez que fue visto con vida. Las fuerzas destinaron otro grupo de animales a detectar la presencia de restos cadavéricos” (…) “Según informaron fuentes de la causa, el resultado de los operativos fue mayormente negativo” (…) “Cabe recordar que el juez federal ordenó los rastrillajes, reclamados en el expediente judicial por la familia, los organismos de derechos humanos que presentaron un hábeas corpus, el defensor oficial, y la fiscalía junto a otro puñado de medidas que no fueron habilitadas, cuando Maldonado llevaba nueve días de desparecido. Sin ir más lejos, las camionetas que fueron parte de los elementos revisados por los perros, fueron lavadas y una de sus fajas fue violentada inmediatamente después de haber sido utilizadas en la represión sobre la comunidad mapuche” (…) “Maldonado estaba en la comunidad el 1 de agosto, cundo la Gendarmería ingresó al territorio en donde está establecida y donde reclama tierras ocupadas por la familia Benethon, y reprimió a sus integrantes con balas de goma y plomo” (…) “Testigos de la comunidad-que aún no declararon ante Otranto por sentir que su vida corre peligro-aseguraron que vieron al joven artesano esconderse detrás de un arbusto y ser descubierto por gendarmes que lo golpearon, lo llevaron a la carga hasta un camión unimog y de allí lo trasladaron hasta una camioneta de Gendarmería apostada en el cruce de las rutas nacional 40 y el desvío a la localidad de El Maitén, en las afueras de la comunidad. Desde entonces, se desconoce su paradero” (…) “La Ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, su jefe de Gabinete, Pablo Noceti, y el Secretario de Derechos Humanos, Claudio Avrvuj, entre otros funcionarios del gobierno nacional, defendieron a capa y espada a la Gendarmería y le bajaron el tono al hecho desde un principio, considerando la ausencia de Maldonado como un “extravío” (…) “Tras un reclamo urgente del CELS, el grupo de trabajo sobre la desaparición forzada de la ONU urgió al Estado Nacional a que adopte medidas para dar con el paradero del joven. El Estado Nacional respondió con la oferta de recompensa monetaria a quien aportara datos y ayer hicieron circular un video de un joven en Entre Ríos, quien rápidamente desmintió ser Maldonado. La orden de la ONU fue reforzada con una acción urgente implementada desde Amnistía Internacional”. En la misma edición Página/12 publicó artículos de Raúl Dellatorre (“La huida de los capitales y la lluvia que no fue”), Eduardo Fabregat (“La cola que mueve al perro”) y Raúl Kollmann (“La última encuesta antes de la elección”). Escribió Dellatorre: “La entrada de inversiones extranjeras directas (IED) a América Latina y el Caribe disminuyó en un 7,9% en 2016, según un informe presentado ayer por la Cepal (Comisión Económica para América Latina, dependiente de la ONU). El mismo trabajo señala que, de los 167.043 millones de dólares ingresados a la región como IED el año pasado, Argentina recibió 4229 millones, con una caída de nada menos que el 64% con respecto al año previo. No deja de ser curioso el dato, dado que la atracción de inversiones externas fue la bandera principal con la que asumió la Alianza Cambiemos el gobierno en diciembre de 2015, y la justificación para una batería de medidas que provocó un salto en los precios internos, deterioro de los ingresos para muchos y la pérdida de empleos por cierre de establecimientos comerciales y manufactureros que no pudieron soportar el salto en los costos. Sin embargo, las inversiones faltaron a la cita” (…) “El documento informativo de la CEPAL señala, además, que la relación entre IED y producto bruto interno (PBI) para América Latina y el Caribe, se ubicó en el 3,6% en 2016. Entre los países de Sudamérica, los que se ubicaron por encima de esa tasa fueron Chile, Colombia y Brasil, en los tres casos con IED por encima del 4% del PBI. Considerando el total de los países de América latina y el Caribe, los dos con más baja proporción de inversión extranjera directa en relación a sus respectivos PBI fueron Argentina y Ecuador, en los que dicha tasa no alcanzó al 1%. El informe da cuenta, además, de tres operaciones de “desinversión extranjera directa”, por venta de activos de firmas multinacionales radicados en el país. Estos casos fueron la transferencia de los activos de Petrobras Argentina a Pampa Energía, por 892 millones de dólares; la venta de las participaciones en Edenor y Edesur de manos de inversores estadounidenses y venezolanos (no identificados) a la firma local Desarrolladora Energética por 220 millones; y la transferencia de Petroken (Petroquímica de Ensenada), de Lyonell Basell, de Holanda, al Grupo Inversor Petroquímico por 184 millones” (…) “El informe de Cepal señala que el descenso de la IED que se observa en Argentina “debería relativizarse, dado los cambios regulatorios introducidos en 2016. Hasta fines de 2015 existían distintas restricciones a la repartición de fondos que tendían a sobredimensionar los flujos de IED asociados a la reinversión de utilidades. La eliminación de esas restricciones por parte del nuevo gobierno redundó en una caída de la reinversión de utilidades en 2016”. Lo significativo, que queda expuesto en el diagnóstico de Cepal, es que los mecanismos de regulación existentes hasta 2015 impulsaron la reinversión de las utilidades de las filiales de empresas extranjeras. Y que la liberación posterior, la eliminación del denominado “cepo”, promovió la remisión de utilidades a casa matriz” (…) “El informe de Cepal continúa detallando, para el caso de Argentina, que “en el marco de esa flexibilización también disminuyeron las deudas contraídas con casas matrices y filiales. La caída de la reinversión de utilidades y la cancelación de deudas con casas matrices y filiales compensaron con creces la entrada de nuevos capitales”. Escribió Fabregat: “Faltan un par de semanas para las elecciones y el Presidente de Estados Unidos está en problemas: fue atrapado con las manos en la masa, y la masa es una menor de edad. Hay que desviar la atención, y allí va su monje negro, Conrad Brean, a evitar la catástrofe. Junto al productor cinematográfico Stanley
Motts, inventan una guerra con Albania y filman en estudios la supuesta escena en la que una campesina albanesa huye de un bombardeo con un gatito en brazos. La CIA descubre el estofado y filtra que la guerra ha terminado, pero Brean, Motts y la eficaz asistente Winnifred Ames son gente de recursos. La siguiente movida es anunciar que hay un soldado americano que quedó detrás de las líneas de batalla, y que todo el país debe embanderarse bajo la premisa de rescatarlo” (…) “A pesar de las complicaciones y lo descabellado que parece todo, el equipo se sale con la suya: el Presidente es reelegido” (…) “Aquí llevó el menos atractivo título de “Mentiras que matan”, pero la película se llama “Wag the Dog”, un juego de palabras relacionado con una frase incluida al comienzo: “¿Por qué un perro mueve la cola? Porque un perro es más inteligente que su cola. Si fuera más inteligente, la cola movería al perro”. La dirigió Barry Levinson en 1997, con Robert de Niro, Dustin Hoffman, Anne Heche, William H. Macy y Woody Harrelson, y una exquisita banda de sonido de Mark Knopfler. Un mes después del estreno estalló el escándalo Lewinsky. Poco después del escándalo, el presidente Bill Clinton bombardeó la fábrica sudanesa Al-Shifa, alegando que era una base de armas químicas de Al Qaeda” (…) “Hace 10 días, un joven fue golpeado y subido a una camioneta de Gendarmería durante una protesta del pueblo mapuche. Desde entonces no se sabe nada de él. Ante la presión pública, el Gobierno ensaya desde hace unos días tácticas dignas de Conrad Brean, pero de la B Metropolitana. La Ministra de Seguridad enarbola la teoría de un grupo separatista mapuche y exhibe fotos de un “arsenal” compuesto por martillos y serruchos oxidados” (…) “No caben dudas de que hay un sector de la opinión pública que compra semejante paquete, pero en 1997 no existían las redes sociales. Allí apareció la foto de Pablo Noceti, jefe de Gabinete de Patricia Bullrich, en la misma zona donde desapareció Maldonado. Allí se difundió la comparación entre un artículo de Infobae en abril donde un camionero aseguraba haber llevado “desde Zárate a Ceibas, Entre Ríos” a Araceli Fulles-que apareció asesinada poco después-y otro de La Nación donde otro o el mismo camionero afirmaba haber transportado a Maldonado “en las inmediaciones de Ceibas”. Rápidamente, Clarín aseguró que “un jefe policial” decía que “varios vecinos” habían visto a Maldonado en la zona. Un par de horas después de la difusión del video apareció Francisco Maestre a señalar que el del video es él, y pedir que dejaran de atribuir su imagen a la de Maldonado. De cualquier manera, las desmentidas de los medios macristas-cuando las hay-siempre tienen menor potencia que la información falsa difundida en primer lugar” (…) “Mientras tanto, los índices de desempleo, pobreza e inflación se disparan. El dólar sigue trepando. El domingo hay elecciones. Wag the dog”. Escribió Kollmann: “La ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner sigue encabezando la intención de voto en la provincia de Buenos Aires, superando en más de cuatro puntos a su principal oponente, Esteban Bullrich, de Cambiemos. La situación se ha mantenido estable en los últimos tiempos y CFK mantiene la preeminencia en base a los votos del Gran Buenos Aires, en especial de la Tercera Sección Electoral y también con el respaldo de los más jóvenes y los más humildes. Cambiemos sigue manteniendo buenos porcentajes en la Primera Sección electoral, aunque en ese territorio pelea con 1País, la fuerza que lidera Sergio Massa” (…) “Mucho más lejos, Florencio Randazzo, al frente de Cumplir, no termina de despegar, mientra que, de las agrupaciones de izquierda, sólo el Frente de Izquierda y los Trabajadores (FIT) aparece en condiciones de superar el 1,5% de los votos requeridos para participar de la elección definitoria de octubre” (…) “Las conclusiones surgen de una amplia encuesta realizada en forma exclusiva para Página/12 por el Centro de Estudios de Opinión Pública (CEOP), la consultora que encabeza Roberto Bacman” (…) “No veo cambios significativos en los componentes estructurales de este distrito a lo largo de los últimos 40 días-analiza Bacman-. Desde el punto de vista de la ideología nada ha cambiado demasiado: leve crecimiento de opositores y oficialistas en detrimento de lo que se llamó la avenida del medio, los independientes. Pero nada importante como para detectar cambios significativos” (…) “Bacman advierte que “CFK encabeza con más del 35% de los votos y la situación de Esteban Bullrich es la que venimos mencionando desde hace tiempo. Si preguntamos sólo por su nombre, apenas sobrepasa los 25 puntos. Si le decimos al encuestado que es el candidato de Cambiemos, llega a algo más de 30 puntos”. En general, los consultores se inclinaron por darle validez a esta última medición porque suponen que el domingo los votantes, aún los menos informados, tendrán en claro que Bullrich es el candidato de Cambiemos” (…) “Para Bacman, el vaso comunicante principal está entre Cambiemos y 1País, la fuerza de Sergio Massa y Margarita Stolbizer. Si en estas 48 horas se termina de asociar el nombre de Bullrich a la marca de Cambiemos, el consultor sostiene que Massa estará limitado y no pasará los 19 puntos. Si pasa lo contrario, es decir que Bullrich no sube, que no termina de prender como candidato de Cambiemos, Massa-Stolbizer podrían llegar a pasar los 20 puntos, en cuyo caso la diferencia entre Cristina y Cambiemos podría ampliarse” (…) “Obviamente estamos ante un escenario con mucha estabilidad-redondea Bacman-. CFK proyecta su techo en la distribución proporcional, asignando los indecisos de manera proporcional al voto ya decidido. Ahí llegaría a más del 37%. Y si evaluamos los indecisos por su actitud ideológica, estará por arriba del 36%. En la mejor de las hipótesis logra una diferencia a su favor de 4,6 puntos y en la peor 3,4. Por el contrario, Esteban Bullrich mejora su proyección si se tienen en cuenta los indecisos por posición ideológica. Algo similar ocurre con Sergio Massa: mejoraría por la fuerte presencia de independientes en el segmento de los indecisos. En la mejor proyección redondea un 20%, aunque si Bullrich no termina de arrancar podría hasta pasar ese porcentaje”. En su edición del 11 de agosto La Nación publicó artículos de Fernando Laborda (“El macrismo apuesta al gol salvador para revertir el partido”) y Luis Majul (“Cristina se prepara para festejar una victoria”). Escribió Laborda: “Entre algunos de los propios dirigentes macristas hay conciencia de que la lucha electoral de pasado mañana en la provincia de Buenos Aires se asemeja a un partido de fútbol en el cual el equipo del oficialismo está perdiendo por 1 a 0 ante el team que capitanea Cristina Fernández de Kirchner, y dispone de escasos cinco minutos para revertir el resultado. No es imposible la proeza de los jugadores de Cambiemos, pero resulta claro que el desafío de dar vuelta el resultado no es sencillo” (…) “Los centros a la olla que tiraron los delanteros macristas fueron rechazados una y otra vez por una defensa cristinista que, básicamente, evitó cometer equivocaciones” (…) “El conjunto kirchnerista dista de ser un dream team. Carece de volumen de juego y le sobran futbolistas que arrastran problemas en el tribunal de disciplina” (…) “Resignado semanas atrás a que no era esperable que el equipo de Cristina cometiera errores defensivos, el macrismo intentó sacudir a sus rivales convocando a una de sus delanteras de punta más agresivas, como Elisa Carrió, para que recorriera las canchas de la provincia, aunque su partido se juegue en territorio porteño. Pero tampoco pudo torcer el rumbo del difícil match, aunque muchos espectadores coincidieron en que debió haber sido titular desde un principio en el equipo bonaerense. Para el tramo final del encuentro, se apostó a la estrella del equipo, la gobernadora María Eugenia Vidal, quizás a la espera de que, como Messi, pudiera resolver el partido con alguna genialidad en el último minuto” (…) “El equipo macrista espera las PASO alentado por datos de encuestas. Como una de Management and Fit concluida ayer que, pese a otorgar una ventaja de 4,1 puntos a Cristina Kirchner sobre Esteban Bullrich, señala que nada menos que el 25,7% de los bonaerenses no ha definido o podría modificar aún su voto. Y que mientras más del 80% de los votantes de Cambiemos y del kirchnerismo están seguros respecto de quién votar, sólo el 60% de quienes declaran que votarán a Sergio Massa asegura que no cambiará su posición en el cuarto oscuro. El sondeo arroja otro dato no menor: el kirchnerismo estaría adelante para el Senado, pero detrás de Cambiemos en la elección de diputados” (…) “Si el gol salvador no llega, la política, como el fútbol, le dará al macrismo revancha en el partido de vuelta que se disputará en octubre, aunque primero deberá digerir el trago amargo de los mercados”. Escribió Majul: “Hay una euforia contenida en el equipo de campaña de Unidad Ciudadana. Sobre el cierre mismo de la veda electoral, los que trabajan para Cristina están seguros de que la ex presidenta ganará por más de tres puntos las PASO de este domingo. Incluso sueñan con dar un batacazo. O un urnazo. Tan seguros están de que van a salir primeros que el bloque de diputados del Frente para la Victoria ya pidió al presidente de la Cámara, Emilio Monzó, que habilite el recinto para una sesión especial el próximo miércoles 16 de agosto” (…) “La intención es clara como el agua: volver a atacar al presidente Macri donde más le duele (la discusión del decreto que ordenó poner en marcha el soterramiento del Sarmiento). Ponerlo en el mismo plano de sospechoso de corrupción, para dar la sensación de que todos los políticos son iguales” (…) “Si al final Unidad Ciudadana supera a Cambiemos en la provincia, el impacto político podría ser muy alto. Todo dependerá de la diferencia y de la lectura inmediata que haga “el sistema” o “el círculo rojo” de los números finales. Lo primero que vendrá, aunque la ex presidenta gane por una diferencia mínima, es una ola de revanchismo y “vendetta”. Una reacción típica de la cultura kirchnerista” (…) “Según los estrategas de Cambiemos, si la victoria no pasa del 3%, las elecciones de octubre podrían funcionar como una segunda vuelta y el efecto “julepe” dejaría a Esteban Bullrich primero, por encima de Cristina. Pero si la eventual distancia de Cristina Fernández sobre el ex Ministro de Educación resultara irremontable, el impacto político sería doble y, por supuesto, más perdurable. Es decir: la política argentina seguiría discutiendo durante los próximos dos años si prevalecerá la dirección populista y extraviada de Cristina o la de un país más normal y previsible, con un crecimiento módico pero sustentable, como el que plantea el actual gobierno” (…) “Como en las filas del oficialismo todavía reina la incertidumbre y el clima predominante es el del miedo a perder, ya hay quienes empiezan a pasar facturas por anticipado” (…) “Una equivocación evidente fue minimizar, a través de declaraciones públicas confusas, la verdadera importancia de estas PASO” (…) “El error fue no diferenciar el mecanismo y la frecuencia de las primarias abiertas de la verdadera relevancia del resultado de pasado mañana. Porque entonces quedará más o menos claro qué porcentaje de los argentinos opta por el pasado delirante que propone Cristina y el futuro todavía incierto que plantea Macri” (…) “El segundo gran error que le está adjudicando, de antemano, el “ala política” de Cambiemos al Presidente; al jefe de Gabinete, Marcos Peña, y al asesor Jaime Durán Barba es el haberse “encerrado sobre sí mismos”, en vez de “ampliar la base de sustentación política”. Ellos siguen creyendo que Macri, en vez de replegarse más en el Pro, debería haber hecho acuerdos políticos con parte del peronismo que durante el año 2016 aparecía como confuso y disperso” (…) “A esa visión, dramática y tremendista se le opone otra de signo contrario, liderada por el actual jefe de Estado. Para empezar, Macri parece ser el que más esperanza tiene en que, al final, la mayor parte de los indecisos en la provincia de Buenos Aires va a terminar ofrendando un ajustado triunfo a Cambiemos”.