PANAMA EN LA GUERRA CIVIL ESPAÑOLA

Cesar Del Vasto (historiador panameño)

delvasto3000@yahoo.com

A los que luchan por la paz y la libertad

Introducción

1-Situación de Panamá

a-Los gobiernos de Harmodio Arias y Juan D. Arosemena

b- Antecedentes del golpe

2-Situación en España

3-Solidaridad con la Segunda República

a-Luís Antonio Cruz

b-León Felipe Camino dice

c-La Solidaridad de Ricardo J. Alfaro

4-Embrollos diplomáticos

a-Posición de Estados Unidos y Latinoamérica

b-La Embajada de Panamá en Madrid

c-Nuevas rupturas, nuevas relaciones

5-Después de las Guerras

a-Declive de la República Española

Conclusiones

Bibliografía

Anexos

Siglas

Confederación Nacional del Trabajo (CNT)

Partido Obrero de Unificación Marxista (POUM)

Partido Socialista Obrero Español (PSOE)

Unión General de Trabajadores (UGT)

Confederación Española de Derechas Autónomas (CEDA)

Servicio de Emigración para Republicanos Españoles (SERE)

Junta de Auxilio a los Republicanos Españoles (JARE),

Introducción

La proclamación de la Segunda República (1931-1939), representó la primera experiencia genuinamente democrática en la historia de España, pero nacida en un contexto internacional marcado por la crisis económica mundial, de los principios liberales, el auge del nazi- fascismo y la consolidación del estado soviético.

El estallido de la Guerra Civil (1936-1939) representa el episodio de mayor tragedia en el desarrollo histórico de esta nación que entraba a la modernidad, generando la división de la sociedad, que se profundizó con la dictadura de Francisco Franco (1939-1976); y a pesar de ello, hoy a 69 años del fin de esa contienda podemos afirmar que la familia española ha entrado en la etapa de la reconciliación.

Tras la derrota de la República Española, los exiliados republicanos, contribuyen de manera significativa al desarrollo de las 'otras Españas'; América Latina. Sus científicos, artistas, literatos, trabajadores, y profesionales en general, construyen un puente que permite un mayor intercambio y reconocimiento.

Es lastimoso, percibir y espero equivocarme, la no existencia - hasta el momento- de un esfuerzo por parte de los estados, de reconocer el gran aporte del exilio republicano a nuestras naciones, en los planos económico, social, político y cultural.

En este ensayo de interpretación histórico- política, buscamos dar luces sobre la participación de Panamá y los panameños, de las fuerzas organizadas tanto de la elite política, el movimiento popular, los partidos, y del gobierno panameño de cara al conflicto, y destacar los valores/avances positivos de la solidaridad de esas representaciones, y cual fue la herencia que nos dejaron los republicanos españoles en esta patria.

Existe abundante bibliografía sobre la Guerra Civil española, no así del papel desarrollado por los republicanos españoles en el exilio; a excepción de; Abellán, J. L. El exilio español de 1939, (1966); México y la República Española, antología de documentos, 1931-1977, de autores varios (1984); Matezans, J. L. Las raíces del exilio, México ante la Guerra Civil Española, 1936-1939 (1999); Aznar Soler M. El exilio literario español de 1939 (1998) y Héctor Colmegna, Diario de un médico argentino en la guerra de España, Argentina, 1941, y finalmente Con los Milicianos en España, de Pablo de la Torriente Brau.

En esa ruta la documentación y los escritos sobre el exilio español en América es casi inexistente y valdría hacer un esfuerzo sistemático por recabar todo lo existente en cada una de las naciones del continente americano, donde se concentraron la mayor parte de los republicanos.

Han pasado setenta y siete años desde que se proclamó la Segunda República, y menos de una década de la partida de algunos de los abuelos, bisabuelos y amigos que nos contaron: hubo una guerra en España…

1- Situación en Panamá

A partir de 1904, se estableció en territorio nacional la presencia de los Estados Unidos, a través de la construcción del Canal Interoceánico, que no sólo resolvió a esa potencia la consolidación de su economía en proceso de expansión, sino que sentó las bases para nuestro desarrollo nacional.

Los dirigentes liberales y nacionalistas, deciden afrontar las consecuencias de una independencia basada en anacronismos (tratado a perpetuidad de 1903, colonia de la Zona del Canal y el intervencionismo constante de esa nación) y crear las instituciones necesarias para el funcionamiento de un estado moderno.

La primera guerra mundial (1914-1918) permite la consolidación de un proyecto nacional, elaborado por Belisario Porras, Carlos A. Mendoza, Eusebio A. Morales, Guillermo Andreve, y José D. Moscote.

Esa generación asume la construcción nacional, como parte indispensable para alcanzar un desarrollo que se estancó a partir de la crisis económica mundial (1929-1933) y que tiene como resultado; el golpe de estado del 2 de enero de 1931, dado por Acción Comunal, una agrupación nacionalista y antiimperialista.

El ingeniero Florencio Harmodio Arosemena, es derrocado y en su representación asume provisionalmente el abogado Harmodio Arias Madrid, quien tiene que legitimar su proyecto nacionalista, a partir de elecciones democráticas.

Harmodio Arias, inicia su gobierno en 1932, con el apoyo de un sector de Acción Comunal y del liberalismo conservador, y la oposición del otro sector de los liberales renovadores, socialistas y comunistas.

La crisis económica es eclipsada con medidas recomendadas por asesores estadounidenses (Informe Roberts) y la crisis política, por las demandas de poner fin al intervencionismo de Estados Unidos (Tratado Hay Bunnau Varilla, de 1903, Artículo 136 de la Constitución Nacional y convenios comerciales onerosos).

Lo más llamativo de esta situación es que en Panamá se da un golpe de estado contra un gobierno agotado que no responde a los intereses nacionales; la organización que releva a ese gobierno es una organización nacionalista, donde se agrupa la clase media profesional, liberal renovadora, antiimperialista y con tendencias antioligárquicas que quiere iniciar el tránsito a la construcción de un estado nacional independiente.

En España para esas fechas, se producen las elecciones del 12 de abril, de cara a elegir entre un régimen monárquico (la continuación del monarca Alfonso XIII) o uno republicano.

El plebiscito nacional favorece al régimen republicano, el Comité Revolucionario asume pacíficamente la instalación de un Gobierno Provisional, el 14 de abril, día de la expatriación del Rey y proclamación de la República en Madrid.

Separados por algunos meses, en ambas realidades se dan cambios sustanciales, en Panamá se busca mayor independencia con respecto a Estados Unidos, en España, se inicia el tránsito a un régimen democrático, republicano y liberal que deje atrás la vieja España feudal, de la espada y la cruz.

En ambos espacios coinciden el nacionalismo, las aspiraciones democráticas, y la lucha antagónica de facciones ideológicas, con la sola diferencia en este último segmento de la disparidad de los niveles e intensidad.

-El Censo Nacional de 1930, arroja la cifra de 467, 459 habitantes, distribuidos en ocho provincias, teniendo la mayor concentración de población Coclé con 48, 254 y Panamá con 114, 103 habitantes.

-Acción Comunal (1921), es una organización compuesta por profesionales de la pequeña burguesía que tiene como objetivo la redención nacional, construir el estado soberano, exigir a los Estados Unidos la eliminación del protectorado e intervencionismo, desarrollar la producción nacional, rescatar nuestros valores folclóricos e impulsar el desarrollo social, cultural, económico y político con un programa agresivamente nacionalista.

Entre sus fundadores encontramos españoles, masones, liberales, socialistas y simpatizantes del nazismo y fascismo europeo.

-Crisis económica mundial (1929-1933) es la crisis económica originada en la quiebra de la Bolsa de Valores de Nueva York (Wall Streett) que conmovió la economía mundial. Panamá como país económicamente dependiente de esa potencia, sufrió las consecuencias. El Presidente F. D. Roosevelt logra salir de la crisis a través de la construcción del Estado de Bienestar.

a-El gobierno de Harmodio Arias Madrid

Harmodio Arias Madrid decide negociar en base a los parámetros de la política estadounidense llamada del Buen Vecino, ya que se poseen para 1936 unas 450 mil cabezas de ganado y existe la posibilidad de lograr algunas concesiones económicas derivadas del Canal.

Ricardo J. Alfaro y Narciso Garay, por la República de Panamá y Cordel Hull y Summer Welles por los Estados Unidos, suscriben el 2 de marzo de 1936, el Tratado General de Amistad y Cooperación, llamado Arias –Roosevelt, llamado también Alfaro-Hull.

El mismo esta compuesto de tres convenciones; sobre la construcción por Estados Unidos de la carretera transísmica Panamá- Colón, la reglamentación de comunicaciones radio eléctricas y el traspaso de las estaciones de radio de Puerto Obaldía y La Palma al estado panameño.

Estados Unidos, renuncia a garantizar la independencia de Panamá y a intervenir en los asuntos internos de ésta. Se declara el derecho de ambas naciones a disfrutar los beneficios proporcionados por el Canal. La potencia norteña renuncia a la nueva ocupación de tierras y aguas, fuera de la Zona del Canal, que no sean necesarias estrictamente para la vía y se logran limites de residencia y compra en la Zona del Canal.

Se establece que no existirán empresas distintas a las ya establecidas en la Zona del Canal, al firmarse este tratado y se permite a los comerciantes panameños a vender a los barcos que atraquen en los puertos terminales del Canal o crucen la vía.

Estados Unidos, permitirá la construcción de edificios para aduanas en los puertos de la Zona y el libre acceso para la inspección de barcos que traen pasajeros con destino a Panamá.

Se aumenta a anualidad pagada al estado panameño de 250 mil a 430 mil dólares; - que compensa la devaluación/ depreciación monetaria- capitales invertidos en la educación nacional y en el desarrollo de infraestructuras, y se establece igualdad de oportunidades a los trabajadores panameños en la Zona. La Asamblea Nacional, aprueba dicho tratado el 24 de diciembre. Los Estados Unidos a través de su senado, lo aprueba el 27 de julio de 1939.

Este Tratado, pone fin al derecho de intervención en nuestros asuntos internos y promueve la creación de industrias en el país. A partir de este, se inicia la industrialización por sustitución de importaciones que era nada más que exportar al mercado estadounidense licores y carne por parte de nuestro país, sin detrimento de las exportaciones tradicionales, establecer franquicias industriales estadounidenses o de naciones aliadas o sencillamente expandir los enclaves coloniales extranjeros.

También se logro la construcción de la carretera transismica que rompe con el monopolio del Ferrocarril estadounidense entre las ciudades terminales.

Con estas medidas, se crean las condiciones para el posterior auge del modelo de economía de tránsito.

Este auge inducido (restricciones al transporte por guerra) exigió el máximo de abastecimiento con producción local, las industrias de la cerveza, la carne de ganado, vacuna, porcina y aves crece, se importan artículos y materias primas para la producción de esa demanda pese a las limitaciones de la deformada estructura económica.

Finalmente, por una tenaz insistencia de Octavio Méndez Pereira y sus allegados de Acción Comunal, que sustentan una demanda fundamental de las clases medias para llevar adelante las transformaciones en la sociedad; funda el 7 de octubre de 1935, la Universidad de Panamá, que representa la incorporación del pensamiento científico contemporáneo al desarrollo nacional.

Los estudios antropológicos, sociológicos, económicos, urbanos, y de una administración planificada y científica permitieron el desarrollo del Estado, y de las instituciones democráticas. El presidente Harmodio Arias creo también La Caja de Ahorros. (Decreto 54 del 15 de junio, 1934)

El Gobierno de Juan Demóstenes Arosemena

Para esos años, la situación en nuestro país era similar, los sectores derechistas de la burguesía comercial- terrateniente impiden que la alianza de los sectores democráticos agrupados en el Frente Popular (conformado por los partidos Liberal Doctrinario, Liberal Renovador, Liberal Demócrata, Acción Comunal y la conjunción Socialista/Comunista) con su candidato Domingo Díaz Arosemena, arriben a la administración del Estado. Se produce una represión de la oposición y se da un fraude abierto que permite el ascenso a la presidencia del ingeniero Juan Demóstenes Arosemena.

Entre las medidas fraudulentas propiciadas por el presidente Arias a favor de su elegido, están: uno, la candidatura de Arosemena no era viable al no separarse del cargo de Secretario de Relaciones Exteriores, según la constitución, seis meses antes, dos, el Partido Nacional Revolucionario no estaba constituido ni reconocido para participar en la contienda, el presidente le reconoció violando la ley electoral y un fallo de la Corte Suprema que así lo prohibía. Tres, el presidente designo a un Jurado Nacional de Elecciones, afecto a su política y a fin de garantizar la victoria de su candidato, cuatro, en Veraguas el enviado presidencial Rafael Samudio efectuó un burdo abultamiento de votos, quinto, en varias provincias se cambiaron las cifras de la actas electorales favoreciendo al oficialismo, y sexto, se persiguió a todo aquel que perteneciera al Frente Popular, y si era empleado público se le destituía o encarcelaba.

Estas anomalías electorales, promovidas por el presidente Harmodio Arias, favorece la candidatura del Ingeniero Juan Demóstenes Arosemena, para el periodo (1936-1940) quien con una profunda ilegitimidad, continúa el programa de gobierno de su antecesor.

La demanda de materias primas por Washington, lleva al Presidente Arosemena a impulsar la Secretaria de Agricultura ligada antes a Educación.

En 1937 el gobierno contrata al jamaicano Glaister Baxter para realizar un estudio sobre la situación agrícola con sus recomendaciones.

El Informe Baxter, recomienda crear un Centro Agrícola, integrado por una estación experimental, una escuela de agricultura de nivel secundario para formar peritos agrícolas para administrar granjas y otros modelos de producción agropecuaria.

Se negocio con David Del Valle Henríquez del Ingenio Santa Rosa, quien apoyo el establecimiento de la Escuela de Agricultura de Divisa. Con ello se daba continuidad al proyecto de las Granjas Agrícolas iniciado por el Dr. Harmodio Arias, de cara a disminuir el desempleo.

El Presidente Demóstenes Arosemena, fallece en el ejercicio de sus funciones el 16 de diciembre de 1939, le sucede Samuel Boyd, quien respalda la candidatura del Dr. Arnulfo Arias Madrid.

b- Antecedentes del golpe

Generales traidores:

Mirad mi casa muerta,

Mirad España rota:

Pero de cada casa muerta sale metal ardiendo

En vez de flores,

Pero de cada hueco de España

Sale España,

Pero de cada niño muerto sale un fusil con ojos,

Pero de cada crimen nacen balas

Que os hallarán un día el sitio

Del corazón

Pablo Neruda

Proclamada la República española por segunda vez el 14 d abril de 1931, - la primera vez fue en 1872- la situación política y económica se agrava aceleradamente, producto de las conspiraciones de los sectores monárquicos y de derecha conservadora - que quedaron como un resabio de la monarquía muerta con el nacimiento de la República- y que se agitan contra el precario nuevo orden.

Tras el golpe de estado en Panamá, el 2 de enero de ese año, España es una de las primeras naciones en reconocer el nuevo gobierno presidido provisionalmente por Harmodio Arias, y también Panamá es uno de los primeros estados en reconocer a la nueva República española, nacida del 14 de abril, a través del nuevo presidente provisional Ricardo J. Alfaro (ejerció el poder presidencial del 16 de enero de 1931 al 1 de octubre de 1932).

A este presidente provisional le correspondió organizar las elecciones generales efectuadas el 5 de junio de 1932, que enfrentó a los miembros divididos de Acción Comunal y del Partido Liberal; por un lado a Francisco Arias Paredes, que reúne a los sectores democráticos y revolucionarios y al doctor Harmodio Arias Madrid, que cobija a los conservadores, liberales y algunos sectores de avanzada. El 1 de octubre asume la presidencia Harmodio Arias M., quien trata de mantener un balance entre ejecutar el programa de Acción Comunal y no admitir todas las presiones de los grupos de interés en su gobierno, quienes promueven la continuidad de viejas y nefastas prácticas políticas.

Mientras esto ocurre, en Madrid, en el Congreso de los Diputados, están reunidas las Cortes Constituyentes que el día 9 de diciembre de 1931; aprueban la Constitución de la República española, eligiendo a Niceto Alcalá Zamora y Manuel Azaña Díaz que fungen como parte del gobierno provisional, como Presidente de la República el primero y jefe del gobierno el segundo.

Con ella se logra una efectiva participación política que se extiende a las mujeres, se impulsan reformas laborales y sociales que buscan favorecer a los trabajadores, se sientan las bases para la llamada República de maestros, se inician las discusiones para la autonomía de las naciones vasca, gallega y catalana, primer ensayo de resolución al problema de la composición plural de la península, se discuten las reformas en los planos eclesiástico, laico, militar, el divorcio, en los fueros judicial, agrario en definitiva comienza a buscársele una solución a los problemas consustanciales a la estructura tradicional, para poder entrar a la modernidad, al desarrollo capitalista pleno.

Todas estas reformas a la estructura tradicional, vieja, arcaica se impulsan en el marco de estricta democracia, donde impera el debate pero no la tolerancia. Estas noticias son leídas por la población panameña y mundial a través de los diarios El Panamá América, propiedad del presidente Arias Madrid, y La Estrella de Panamá, propiedad de la familia Duque, que conocen de la situación de atraso de nuestras estructuras y de manera solapada 'filtran' algunas informaciones.

A partir de este momento, encontramos - en dichos diarios- una abierta negación a algunas medidas adoptadas por la República española y de aplauso a otras, y de ciertas inclinaciones a favorecer a los sectores más reaccionarios y conservadores de la derecha española, agrupada en torno a la Iglesia Católica y el Ejército.

2- Situación en España

Frente a vosotros he visto la sangre

De España levantarse

Para ahogaros en una sola ola

De orgullo y de cuchillos!

Pablo Neruda

Al concluir la Primera Guerra Mundial (1914-1918), España se sumerge en una fuerte crisis económica que coincide con el auge de los movimientos nacionalistas vasco, gallego y catalán, quienes pugnan por una autonomía regional, y cuyo punto de partida se encuentra en la gran crisis postcolonial de 1898, cuando los Estados Unidos, deciden arrebatarle sus últimas posesiones ultramarinas en América.

El arrastre de problemas seculares entre las distintas clases sociales, las nacionalidades y el mismo proyecto de nación, confluyen luego de la primera guerra mundial en una crisis de legitimidad de la monárquica, que recurre al golpe de estado para imponer una dictadura que mantuviera el control (General Primo de Rivera) quien gobierna de 1923 a 1930.

El Rey Alfonso XII, ante la ola de huelgas obreras y paros empresariales destituye Primo de Rivera (28 de enero) encarga al general Dámaso Berenguer Fusté, que hace frente a los paros y huelgas, con más represión.

Para agosto de ese año se verifica el Pacto republicano de San Sebastián, que une a los movimientos nacionalistas, republicanos, socialistas, liberales de derecha, moderados de izquierda, regionalistas y militares revolucionarios, con el beneplácito de los anarquistas. Estas fuerzas se comprometían a garantizar un cambio de régimen pacífico, llevar adelante las reformas que resolvieran los problemas históricos del Estado, entre otras estrategias para la conjura democrática.

El proyecto republicano constituye un Comité Revolucionario, constituido de todas las fuerzas; que llevan adelante sublevaciones de militares republicanos (Fermín Galán Rodríguez, y Angel García Hernández, sublevación de Aeródromo de Cuatro Vientos, y proclama de la Agrupación al Servicio de la República) estas acciones provocan la dimisión de Berenguer quien es relevado por el almirante Juan Bautista Aznar y Cabañas, quien restaura la Constitución de 1876, para dar paso a la celebración de elecciones municipales, (el 12 de abril de 1931, verdadero plebiscito que define el futuro régimen)

En ese ejercicio democrático, luego de más de cincuenta años, triunfan las candidaturas republicanas en las principales ciudades, abriendo una crisis de legitimidad de la monarquía y sus aliados.

La polarización entre fuerzas democráticas y conservadoras, lleva finalmente a la proclamación de la Segunda República el 14 de abril de 1931 y la eliminación de la monarquía. Niceto Alcalá Zamora, es designado primer presidente del Gobierno Provisional de la II República.

El Rey Alfonso XIII, abandona el país para evitar enfrentamientos. El nuevo Gobierno provisional republicano, convoca a las elecciones a Cortes Constituyentes en junio de ese año, que consolida la alianza de republicanos y socialistas.

Las celebraciones se enturbian con el intento de golpe de Estado (antirrepublicano) del general José Sanjurjo, en agosto de 1932, el cual es develado.

El gobierno republicano, encabezado por Manuel Azaña, trata de enfrentar los peligros restauradores encabezados por los representantes de la derecha monárquica, pro fascista, conservadora y católica de los dirigentes; José Calvo Sotelo (Bloque Nacional), José María Gil Robles (CEDA) y Alejandro Lerroux (Partido Radical).

Mientras en las otras naciones vecinas, las transformaciones hacia un capitalismo moderno llevaron un proceso de años, en la nueva España, se busca hacerlo en menos y sin poseer las condiciones para ello.

La reforma agraria es el saldo del primer período del gobierno republicano, la cual empieza a dar sus primeros frutos cuando se convocan a las elecciones en noviembre de 1933. Los trabajadores organizados en la UGT y la CNT, aumentan su combatividad y se enfrentan a las fuerzas policiacas, provocando un saldo considerable de muertos y asesinados.

En medio de esta conflictividad social y política, se llevan a cabo elecciones que dan el triunfo a las fuerzas de la derecha. Los españoles castigaron con su voto a sus gobernantes del primer bienio, donde la mujer española voto por primera vez.

Con ello se inicia el bienio negro (1933-36). Las nuevas Cortes quedan dominadas por el centro republicano de Lerroux y la derecha católica (CEDA) de José María Gil Robles.

El fracaso de la izquierda se atribuyó a la división entre socialistas que deciden no aliarse a los republicanos de Azaña. El PSOE cree en constituir un gobierno socialista que llevara a cabo una revolución dentro de los marcos de la legalidad republicana, hasta que la derecha les obligue a recurrir a la fuerza.

En enero de 1934, el PSOE adopta un programa revolucionario: nacionalización de la tierra, disolución del ejército y la Guardia Civil entre otras medidas que anuncian una nueva política.

En febrero se crea un comité revolucionario integrado por las juventudes socialistas, el partido y su central sindical la UGT. En Asturias, Cataluña y el país Vasco los anarcosindicalistas de la CNT, se unen para llevar adelante un levantamiento revolucionario.

El nuevo presidente Santiago Casares Quiroga, ordena a Don Alejandro Lerroux, a formar nuevo gobierno el 4 de octubre de 1934, con tres ministros de la CEDA, partido con más escaños en las Cortes, Calvo Sotelo, jefe de un partido monárquico y el apoyo de la Falange Española, de José Antonio Primo de Rivera; quien inmediatamente restablece la pena de muerte.

Ese cambio de gobierno y sus medidas antipopulares lleva a Francisco Largo Caballero, uno de los líderes más radicales del PSOE, a iniciar la huelga general y el combate minero en Asturias, que duró dos semanas, con un saldo de más de mil quinientas muertes en todo el país, principalmente entre los mineros.

Quince mil arrestos, las atrocidades cometidas contra los revolucionarios alimentaron la polarización entre las fuerzas de derecha e izquierda.

El VII Congreso de la Internacional Comunista, decide promover los Frentes Populares para enfrentar el peligro fascista que se levanta en Italia y Alemania.

Los socialistas, republicanos, y demócratas deciden constituir el Frente Popular (PSOE, UGT, Unión Republicana, Acción Catalana, Acción Republicana, Esquerra Republicana de Catalunya, Izquierda Republicana y el Partido Obrero de Unificación Marxista, entre otros) como una coalición electoral, aunque Azaña propugnaba por que se convirtiera en una coalición de gobierno, los socialistas se oponen. Para 1935, los socialistas están divididos entre los revolucionarios de Largo Caballero y los moderados de derecha, representados en Indalecio Prieto, próximos a los republicanos.

La coalición decide en caso de victoria, constituirían un gobierno republicano que sería apoyado desde fuera por socialistas y comunistas. La gran diferencia es que tanto los socialistas como los comunistas coinciden en apoyar al gobierno republicano y llevar adelante sus programas revolucionarios a corto plazo, que incluía la unificación de ambos partidos.

En febrero de 1936, el Frente Popular gana las elecciones, lo que provoca la dimisión del presidente Alcalá Zamora en abril, cargo que asume Azaña. Las fuerzas conservadoras y pro monárquicas auspician un golpe de estado liderado por el General Francisco Franco Bahamonde, a partir del 18 de julio.

Las guarniciones fascistas del ejército en Africa (Marruecos) proclamen el estado de guerra, privando al estado de la mayoría de cuadros militares, pero fracasa en la mayoría del país, ya que es desarmada por la población.

Las fuerzas republicanas, democráticas y revolucionarias se unen en defensa del estado laico, tienen claridad en unir a la clase obrera con la clase media para llevar adelante una verdadera revolución democrática, de cambios de estructura hacia la modernización capitalista del campo y la ciudad, dejando atrás las épocas de atraso.

Con esa visión, los hombres de la calle, los militantes, los hijos del pueblo hacen fracasar el levantamiento en media España; las fuerzas militares se reagrupan y con apoyo de Alemania e Italia, inician la guerra civil.

Con el inicio de la guerra se constituye un nuevo gobierno, compuesto de una amalgama de fuerzas de izquierda republicana, demócratas, socialistas, anarquistas y comunistas, que es rebasado por las organizaciones de masas como la CNT, y el POUM, quienes a través de las milicias antifascistas en cada frente de combate, impulsan cambios abiertamente revolucionarios que rebasan el marco de la moderación burguesa.

Francia, Inglaterra y los Estados Unidos abandonan a España, con el llamado Acuerdo de No intervención. El golpista general Franco, cuenta con el respaldo de Alemania e Italia. Solamente la Unión Soviéticas ayuda a la amenazada nación.

Stalin envía a la República un apoyo que si bien no alcanzó la magnitud con que Mussolini y Hitler ayudaron a Franco, permite resistir para buscar una salida negociada al conflicto a través de las naciones vecinas, a fin de que salgan de su sueño con los totalitarismos.

La URSS envió más de seiscientos aviones, más de trescientos tanques más de mil piezas de artillería, más de quince mil ametralladoras y cerca de medio millón de fusiles. En cuanto a personal militar, fueron más de dos mil ciudadanos especialistas, más de la mitad aviadores y tanquistas, cerca de ciento sesenta y ocho caen en combate.

La Internacional Comunista y la Internacional Socialista, orientan a sus respectivos sectores a apoyar a la amenazada república española. Aunque la primera va a organizar las Brigadas Internacionales de voluntarios que serán de suma importancia en el combate en los distintos frentes, hasta su retiro.

Son tres años terribles de guerra que provocan el exilio de miles de españoles que llegaron a nuestra América.

Notas

-En el bienio negro (1934-1936) las derechas ejercieron una dura represión contra las fuerzas de izquierda, permitiendo además que elementos del ejército y de los partidos antirrepublicanos se entrevistaran con Mussolini y obtuvieran ayuda para preparar el golpe de Estado contra la República.

Los monárquicos españoles con apoyo de Mussolini y sus aliados inician una escalada de violencia con pequeños grupos de fascistas de la Falange Española y de la JONS (Juntas Obreras de Ofensiva Nacional Sindicalista), esa fue la excusa necesaria para poner en marcha la conspiración. Los conjurados se pronunciaron que su alzamiento era contra el comunismo y en defensa de España.

-El Frente Popular español se formó a finales de 1935, para marchar separados y golpear juntos, según manifestaron el Partido Socialista, la UGT, el POUM y otras organizaciones de izquierda. El 16 de febrero de 1936 hubo elecciones a diputados. Las candidaturas del Frente Popular triunfaron en toda la línea, con el fuerte e indispensable apoyo de las masas anarcosindicalistas. El Frente Popular español, fue cronológicamente, el primero que se formó y que triunfó. Los comunistas estuvieron ausentes de las conversaciones preliminares a su constitución.

-Desde la guerra civil de Sucesión (1703-1714) la obsesión política ha sido determinar la legitimidad del poder. El debate se centró en cómo había nacido un régimen determinado y la respuesta de sus contrarios fue que había nacido mal. Ese cuestionamiento ha impedido que nazca una cultura cívica y si un intervencionismo militar que convertida en tradición política inclinada a la guerra civil. Es decir los valores propios de una sociedad civil, como la estabilidad, la paz, el desarrollo no se consideran un bien social en sí, sino como falsa coartada para la legitimación de mandatarios de turno. De allí la importancia del golpe de Estado en la tradición política española.

-La sublevación inicia el 17 en Ceuta y Melilla, bastión colonial español en el África Subsahariana, se extiende el 18 a todo el territorio nacional, pero es aplastado por los republicanos. La guerra inicia con la insurrección militar en territorio ibérico 18 de julio de 1936, pero sus antecedentes los encontramos en la misma proclamación de la Segunda República el 14 de abril de 1931, siendo su cara más inmediata el movimiento revolucionario de los mineros asturianos de octubre de 1934, alentada por el PSOE, como respuesta a la entrada de los ministros de la CEDA al Gobierno de Alejandro Lerroux.

3-La Solidaridad con la Segunda República

Los sectores más politizados de la izquierda panameña, organizados en el Partido Comunista y Socialista, cuentan con el apoyo de sectores liberales y demócratas, al momento en que el jefe del gobierno español, el liberal José Giral, recibe el llamado pronunciamiento de los militares y golpe de estado del 18 de julio de 1936.

Ante los hechos, el primer sector en manifestar en nuestro país fue la Asamblea Nacional Legislativa, en la figura del diputado socialista Demetrio Porras, quien nos narra:

'El séptimo congreso de la tercera internacional había planteado al proletariado internacional, como tarea más importante e inmediata, la cohesión política y organización de sus fuerzas así como el rompimiento del aislamiento y la cohesión de los trabajadores en torno a la clase obrera, en un extenso frente popular, contra la ofensiva del capitalismo y de la reacción, contra el fascismo y la amenaza de guerra.

Nosotros nos adherimos a esa resolución de la Internacional Comunista presionados por los comunistas y por la misma reacción que nos amenazaba liquidarnos. Así entramos en el Frente Popular panameño. Pero esta medida, a la cual yo me adherí 'contrecoeur', fue desastrosa para el Partido, relajó su disciplina pues de todas maneras era aliarnos con terratenientes y caseros, se comenzó a dudar de nuestras intenciones y con el fin de desprestigiarme se lanzó una campaña de calumnias contra mí.

En estas condiciones fuimos a las urnas y, con todo el fraude escandaloso, arrebátasele el triunfo a Don Domingo Díaz Arosemena, para dárselo a Juan Demóstenes Arosemena. Sin embargo, a mí, como candidato a diputado por el partido, no pudieron robarme la curul. Nunca se había visto en la historia de la República tal cúmulo d votos para un diputado. Saqué tantos votos como dos de los tres candidatos presidenciales que se disputaban el poder.

El Frente Popular, a pesar de los fraudes de que fue víctima, sacó catorce diputados, pero un mes después todos se habían pasado a las toldas del gobierno con excepción de César Guillén, Sergio González Ruiz y yo. Mi primer acto en la Asamblea de 1936 y 1940, fue presentar la siguiente resolución.

LA ASAMBLEA NACIONAL DE PANAMA

Considerando:

1- Que el Gobierno Constitucional de la República Española, ha mantenido y mantiene relaciones cordiales con el Gobierno de la República de Panamá, como lo indican los intercambios de índole cultural entre los dos países.

2- Que el Gobierno Español es un gobierno democrático fundado sobre los mismos principios en que descansa el estatuto constitucional del Estado Panameño, o sea en el respeto de la voluntad ciudadana;

3- Que en la actualidad el Gobierno Español se encuentra empeñado en la defensa de las instituciones republicanas amenazadas por una rebelión militar y;

4- Que la Asamblea Nacional de Panamá, como expresión e instrumento de la voluntad del pueblo panameño, que es un pueblo demócrata, debe en estas horas difíciles para las conquistas democráticas, solidarizarse con los demás pueblos y naciones que defienden principios iguales a los que forman el fundamento ideológico de nuestras instituciones.

Resuelve:

1- Expresar sus votos fervientes porque la contienda fratricida que ensangrienta hoy las tierras de España, termine para bien de todos y porque de esa lucha salgan incólumes los principios e instituciones que defiende y proclama el gobierno que preside Don Manuel Azaña, Presidente Constitucional de la República Española; y

2- Enviar al Gobierno Español en Madrid un cablegrama dando cuenta de esta resolución y publicar la misma en el Diario de los debates de la Asamblea Nacional y enviar copia de ella a la Legación de España en esta capital, así como también a los periódicos para su publicación.

Presentado a la consideración de la Honorable Asamblea Nacional por el Representante y diputado, por la provincia de Panamá. Demetrio A. Porras.

Panamá, 1 de septiembre de 1936.

Esta resolución fue aprobada después de un caluroso e interesante debate entre el Dr. Octavio Fábrega y yo, en presencia del cuerpo diplomático acreditado ante nuestro país y de centenares de personas de lo más distinguido.

Los Liberales Nacionales de la Cámara, encabezados por H.F. Don Pedro Vidal y Don Jacinto López, no obstante pertenecer a la mayoría de la cámara, haciendo honor a sus convicciones democráticas le dieron su voto. Todos los diputados del Frente Popular votaron por el proyecto, con excepción del H. F. Varela, hijo de un español partidario de Franco.

La aprobación de esta resolución provocó la ira de la reacción y de los filo fascistas panameños. Mientras estos tratan de actuar contra los intereses de la República, los panameños democráticos y defensores de la ley, deciden actuar en consecuencia con sus valores.

Estos sectores, organizan el Comité de Amigos de la Democracia Española, nombrándose como Presidenta a la educadora Elida Campodónico de Crespo, esposa del maestro José Daniel Crespo, uno de los ideólogos del liberalismo.

Su primera acción es dar a conocer lo que sucede en España, y es así como publican noticias referentes a la guerra, la política y las razones de causa que sustentan esa solidaridad con el mundo ibérico.

La página oficial del Comité Nacional, donde se expresa la solidaridad con la lucha del gobierno y el pueblo español contra el fascismo del general Francisco Franco, es publicada en el diario La Estrella de Panamá.

Allí encontramos valiosos escritos en defensa de la República por parte de Roque Javier Laurenza, Diógenes de la Rosa, Eliseo Echevez, Rodrigo Miró, Víctor Urrutia, Demetrio Porras, Nazario y Daniel Crespo, E. Brower, Domingo Henrique Turner, Carlos Sucre, Manuel Roy, y de la misma Elida C. De Crespo entre otros.

Por su parte los partidos socialistas y comunista, llevan a cabo celebraciones donde se escucha el himno de la República española en armas, (el himno de Riego) se llevan a cabo mítines en la Plaza de Santa Ana, y reuniones políticas constantes para informar al pueblo sobre los últimos acontecimientos en esa nación hermana.

A través de algunos programas de radio, también se comenta, se analizan los avances y se destaca el papel revolucionario y progresista de los republicanos en su enfrentamiento al nazi fascismo italo- alemán.

Los titulares de los principales diarios, El Panamá América y La Estrella de Panamá, informan sobre la situación en España. Las consignas del ¡No pasarán! ¡El pueblo español prefiere morir de pie a vivir de rodillas! Y ¡Más vale ser viudas de héroes que mujeres de cobardes! Elaborada por Dolores Ibárruri, mejor conocida como Pasionaria, se incorporaron rápidamente a la mística popular y política del pueblo panameño.

Por otra parte el Comité de Amigos de la democracia española, logra editar en El Panamá América, una página entera de solidaridad a partir de 1937 hasta 1938 y luego una revista con el nombre España Leal hasta 1939.

Por su parte, los sectores fascistas y simpatizantes de Franco y su gobierno de Burgos, no se quedan tranquilos. A través de la Sociedad Española de Beneficencia tratan de influir en su junta directiva y esta por no llegar a un acuerdo deciden disolverse por un tiempo, hasta que luego de un año, en 1937 logran los republicanos reanudar sus actividades para apoyar a los leales.

Los franquistas en Panamá, logran el apoyo de la Iglesia Católica, los defensores del monarquismo, los comerciantes españoles, quienes logran editar la revista Arriba España, a partir de 1937 y que circuló hasta 1938 (verificar).

El Panamá América y La Estrella de Panamá, publican en sus primeras planas noticias de todo lo que sucede en España y Europa, aunque se nota una cierta manipulación en el contenido de las informaciones, procuran ser lo más veraces en el manejo de la información y dar espacio a los republicanos y fascistas españoles y sus aliados para que se expresen.

Entre estos espacios, encontramos el 6 de diciembre de 1937: Declaran Adhesión a la Causa de la España Leal.

Protestan del engaño que propala la falsa propaganda fascista. Un grupo destacado de la intelectualidad panameña, que por razón de ideas simpatiza sinceramente con la causa de la España leal, ha lanzado el manifiesto que más adelante publicamos, en el cual hacen declaración franca de esa simpatía y envían su adhesión a los representantes del pensamiento leal español, a la vez que lamentan el engaño en que la falsa propaganda fascista mantiene a un numeroso sector del pueblo panameño, respecto de las causas de la contienda española.

Manifiesto:

Los que suscribimos, que en nuestra condición de escritores en diversos aspectos; literarios, hombres de ciencia, profesores, artistas, poetas y periodistas, representamos un sector apreciable de la intelectualidad panameña, consideramos un deber de conciencia, que no es posible evadir y que antes bien gustosos cumplimos, al declarar;

1-Que en la trágica contienda que hoy libran en los campos de España el fascismo y la democracia y en que está en juego el porvenir de la civilización occidental, estamos decididamente de parte de la última, por ser la que brinda mejores posibilidades para el desarrollo espiritual y el bienestar material de la humanidad dentro decoro, la verdad y la justicia, en tanto que el triunfo del primero sería golpe mortal asestado a la libertad, y regresión al despotismo y a la esclavitud con la triple cadena de fanatismo, el militarismo y la autocracia.

2-Que lamentamos el engaño en que una parte del noble y comprensivo pueblo panameño, mantiene sistemática propaganda fascistas, haciéndole creer que la España leal es presa del comunismo ruso, cuando la pura verdad es que sólo está defendiéndose, agrupada alrededor de un gobierno legítimamente republicano y democrático, de la sombría conjunción de tendencias contrarias que contra ella se han destacado.

3-Que jubiloso enviamos a través del espacio, nuestra sincera adhesión a la España pensante, representada en esta hora de prueba por los hombres de ciencias y de letras y los artistas del más alto nivel como; Jacinto Benavente, José Ortega y Gasset, Manuel y Antonio Machado, Pablo Casals, Odón de Bueno, Pío del Río Ortega, Marcelino Domingo, Angel Osorio y Gallardo, Fernando de los Ríos, Margarita Xirgú, Antonio Zozaya, José Bergamín, Luis Araquistaín, Alvaro Albornoz, Ramón Menéndez Pidal, Américo Castro, Juan Ramón Jiménez, Gustabo Pittaluga, Juan de la Encina, Arturo Serrano Plaja, León Felipe, Teófilo Hernández, Luis Jiménez de Asúa, Rafael Albertí, Manuel Altolaguirre, Eduardo Zamacois, María Zambrano, José F. Montesinos, Dámaso Alonso, José Villa, José Gaos, Ramón Gómez de la Serna, Pablo Picasso, Jacinto Grau, José Giral, Tomás Navarro Tomás, Juan José Domenchina, Gonzalo Lafora, Pedro San Juan y muchísimos más.

Orgullosos nos sentimos de cerrar filas con ellos y con los grandes escritores del mundo en defensa de la democracia y de la cultura.

Panamá, Noviembre de 1937, firman. Guillermo Andreve, Octavio Méndez Pereira, José Dolores Moscote, Jeptha B. Duncan, Enrique Geenzier, Rogelio Sinán, Damaso A. Cervera, Publio A. Vásquez, Luis J. Sayavedra, Francisco González Ruiz, Baltazar Isaza Calderón, Sergio González Ruiz, Santiago Barraza, Francisco Cornejo, Alfonso Tejeira, Angel Sucre, Germán Arroyo y C, Temistocles R. Céspedes, Eduardo Margoon, Alberto Méndez Pereira, Manuel F. Zárate, Ernesto J. Nicolau, Enrique G. Abrahams, José Oller, Luis B. Casco Díaz, Nicolás A. Solano, Carlos E. Mendoza, Manuel de J. Quijano, Gustavo Méndez Pereira, Carlos Sucre C, Felipe Juan Escobar, Américo Valero, Alejando Méndez J, Daniel Jacinto Fuentes, Roque Javier Laurenza, Rodolfo A. Moreno, Luis Morales Herrera, Horacio Fábrega, Alberto Pallete Varas, Raimundo Ortega Vieto, Juan Alberto Morales, Otilia de Tejeira, Gonzalo Brenes, Angel L. Casís, y siguen más firmas.

Las visitas o permanencia de los llamados transterrados, dan a conocer la cruel realidad del nazi fascismo en nuestro país, provocando hondas simpatías en el seno de la intelectualidad y la sociedad panameñas.

Los republicanos españoles, conocen la democracia, saben que esta no se da ni se concede, requiere conflicto, desafíos valerosos a la autoridad, actos ejemplares, riesgos, actitudes y prácticas éticas, enfrentamientos violentos y crisis generales que pongan a prueba lo ganado, lo consolidado y que en más de una ocasión han provocado la destrucción del orden establecido.

Esas ideas serán transmitidas a los panameños, desde su clase dirigente hasta la popular, provocando una toma de consciencia y compromiso.

Angel Rubio, Juan María Aguilar, Demófilo de Buen, León Felipe Camino, entre otros, dan a conocer al pueblo panameño y a jóvenes como: Thelma King, Carlos I. Zúñiga, César Quintero, Federico Velásquez, Vicente Bayard, Natividad Carreño, Bernardo Lombardo, Ismael García, Dora Pérez, Ramón H. Jurado, entre los más renombrados, asumen la lucha a favor del pensamiento y acción democráticas como una construcción posible y necesaria.

Entre los republicanos españoles más destacados que se establecieron en nuestra tierra de manera temporal y otros permanentes, están:

Paulino Diez, Secretario General de la Confederación Nacional de Trabajadores (CNT)

Demófilo De Buen, abogado

Angel Rubio Bocanegra, geógrafo

Juan María Aguilar, historiador

Carlos Bosch García, docente

Iokin Zaitegi Eta Plazaola, poeta

León Felipe Camino, poeta y educador

Jesús Vázquez Gayoso, catedrático universitario

Juan G. De Mendoza Garayalde, educador

Juan Miguel Herrera Bollo, Médico

Roque Iriarte y Garmendia, docente

Francisco Giner de los Ríos, escritor

Santiago Pi Suñer, médico

Agustín del Saz y Sánchez, académico

José Garreta Sabadell, educador

Manuel Cano Llopis, abogado

Por otra parte, el órgano semanal Frente Popular, que agrupa a los partidos políticos panameños, socialistas, comunistas y liberales, en el organismo político del mismo nombre, publican desde 1938, profundos análisis sobre la guerra y la realidad española e internacional.

Por ejemplo, las milicias son civiles, obreras y de voluntarios tanto españoles, como internacionales, los establecimientos comerciales, fábricas y demás empresas en la zona republicana y leal están en manos de los obreros que la administran eficientemente y en varias regiones avanza positivamente la colectivización de la tierra, que provoca cierto auge de abastecimientos.

Es de hecho una primera experiencia de la democracia popular, donde las condiciones para una revolución socialista parecían dadas.

León Felipe dice

Al inaugurarse la Universidad de Panamá, (7 de octubre, 1935 y teniendo como madrinas a la Universidad de Salamanca/ España y la de San Marcos/Perú) esta institución decide que es necesaria la participación de lo más granado del conocimiento humano, por tal motivo no se escatima en la contratación de educadores estadounidenses, europeos, y latinoamericanos entre otras latitudes.

El maestro Octavio Méndez Pereira invitó a los educadores de estas latitudes y con respecto a los de más renombre, se encuentran José Ortega y Gasset, Pedro Henríquez Ureña y Alfonso Reyes, solamente el primero aceptó, pero el inicio de la guerra le impidió cumplir el compromiso.

Unidos estos nombres al que hacer del conocimiento internacional, destaca de manera singular el del poeta y dramaturgo español León Felipe Camino, quien se convertirá no sólo en el académico por excelencia, sino también en un defensor de la Segunda República Española.

Su arribo a nuestro país es producto de una designación del gobierno republicano de su tierra, en gesto de amistosa asistencia a la recién fundada universidad. En retribución a tan excelente presencia republicana y demócrata, es nombrado Profesor de Lengua y Literatura Castellana, es decir esta al frente de la cátedra de castellano.

Desde esas aulas se transfiere al papel, los sucesos que rodean al pensamiento y la acción transformadora. En la revista Universidad (1936) órgano de la institución universitaria se deja constancia de los sucesos españoles.

En su edición número nueve con fecha de agosto del año 1937, se expresa un sentido homenaje a la memoria del poeta, escritor y dramaturgo Federico García Lorca, en la que escriben los sobresalientes discípulos Baltazar Isaza Calderón, Rafael Maya, Darío Achury Valenzuela, Gerardo Diego, Pablo Neruda y figuran poemas de Rogelio Sinán, Dora Pérez, y Rodrigo Miró.

También se le rinde homenaje a lo más destacado del siglo de Oro de la literatura y la ciencia española; como fue el caso de escritos reproducidos de Santiago Ramón y Cajal, promociones que cuentan con el apoyo irrestricto del rector Octavio Méndez Pereira, el presidente Harmodio Arias y el culto representante diplomático, en varias ocasiones, de la Embajada de Panamá en Washington, Ricardo J. Alfaro.

León Felipe Camino, vive entre nosotros por primera vez del 17 de abril al 1 de septiembre de 1936, dejando honda huella en una generación de intelectuales y profesionales panameños. Desarrolladas las bases para el establecimiento de un régimen democrático duradero, nos visitó por segunda vez, concediendo una significativa entrevista exclusiva al semanario Mundo Gráfico, publicada el 15 de Junio de 1946:

Cuando salí de Panamá en aquel mes de octubre me fui a España de donde emigré después de la derrota de la República; de allí pasé a México en donde he estado durante ocho años.

Vino usted directamente a Panamá? No, he estado dictando una serie de conferencias en algunos países centroamericanos y otros los he visitado por muy corto tiempo. Ahora he llegado a esta ciudad, donde tengo amigos que cultive cuando estuve aquí hace años; ya ha estado por aquí Diógenes de la Rosa y Rodrigo Miró, ahora usted a quien recuerdo como alumno de aquella época.

Que tal le ha parecido Panamá? Esta ciudad ha progresado vertiginosamente; a excepción de México, no creo encontrar otra ciudad en América que lo haya hecho tan rápidamente. Casi se puede decir que ha sido una transformación completa; sobre todo en las afueras.

Que planes lleva después de dictar este ciclo de conferencias? De aquí pienso volar hasta Sur América, la cual no conozco. Pero deseo hacerlo en forma tal que no se quede ningún país sin visitar.

En el Perú espero encontrarme con mi esposa, quien estuve trabajando como profesora en Palm Beach, Estados Unidos de Norteamérica.

Luego nos habla del sentido democrático de los pueblos de América, en la mayoría de los cuales no existe la discriminación racial, donde se ha creado como en el Brasil un núcleo, caracterizado por la mulata que sabe reír y divertirse, que no tiene en su espíritu la tristeza del negro de otros lugares como en el Norte, por ejemplo.

Mis conferencias van unidas por un solo motivo. Ya verá usted cuando las escuche. Del Hall del Hotel Central, nos invita a su habitación donde nos entrega los versos que en esta misma edición publicamos. Sobre la mesita se ven una serie de apuntes trazados por una mano enérgica y nerviosa, más allá unos cuentos de Salarrué y sobre la cómoda algunas obras suyas. Ya al despedirnos nos dice.

Quiero aprovechar la oportunidad que usted me brinda para enviar por conducto del Semanario Mundo Gráfico, mi saludo más sincero a mis amigos de Panamá a los cuales no he visto aún. A todos los recuerdo con cariño por la obsequiosa hospitalidad que me brindaron una vez en que estuve aquí. Muchas Gracias.

-Entre los amigos más asiduos del caminante español se encontraban Rodrigo Miró, Roque Javier Laurenza, y Diógenes de la Rosa entre otros. Antes de partir de nuestro país, ha sostenido una polémica escrita, y verbal contra los individuos españoles y panameños que defienden la ilegalidad franquista y simpatizan principalmente con los Requeté, un cuerpo de voluntarios españoles que organizados en tercios, lucharon en las guerras civiles españolas en defensa de la tradición religiosa y monárquica, particularmente carlista. Los requetés se fusionaron con los falangistas, durante la Guerra Civil. Unos días antes de su partida por barco desde el puerto de la provincia de Colón, lee su famoso ensayo político: Good Bye, Panamá!

La Solidaridad de Ricardo J. Alfaro Jované

Durante estos años de tragedia ibérica, el prestigioso abogado Alfaro es electo uno de los representantes del Instituto de las Españas, (+) en los Estados Unidos, alcanzando por elección los cargos de vicepresidente y presidente del Consejo directivo de su sección en Washington, en 1933.

Pero no solamente ejerce ese rol, sino que es el Presidente de la Comisión Especial (laboró de 1934 a 1936) designada por el gobierno nacional, para negociar con los Estados Unidos, un nuevo tratado que perfeccione nuestra independencia y que se conoció con el nombre de Arias- Roosevelt, firmado en esa capital el 2 de marzo de 1936.

A nombre del Instituto de las Españas, Capítulo de Washington, dirige comunicación al Embajador de España en dicha capital con fecha del 12 de septiembre de 1936, su Excelencia Don Luis Calderón, donde comunica:

Apreciado señor Embajador:

En sesión ejecutiva celebrada hoy por el Consejo y la Junta Directiva del Instituto de las Españas, Capítulo de Washington, fue aprobada una Resolución por a cual se dispone lo siguiente:

Dirigir una mensaje de simpatía al Presidente de España y al General Francisco Franco, suplicando a ambos, y por su conducto a todas las fuerzas contendientes, hacer todos los esfuerzos posibles para poner fin a la destrucción de las vidas, la cultura y la civilización españolas.

Enviar copia de esta Resolución al Excelentísimo señor Don Luis Calderón, Embajador de España.

En cumplimiento de las Españas desea aprovechar esta oportunidad para testimoniar una vez más su alto aprecio y su profundo reconocimiento por la espléndida labor de hispanismo realizada por Vuestra Excelencia durante su misión diplomática en esta capital, por la admirable colaboración que ha dado a los fines de cultura y fraternidad que persigue el Instituto de las Españas y por la generosa hospitalidad que en tan repetidas ocasiones ha dispensado a sus miembros.

Deseo así mismo expresar, tanto en nombre de mis consocios como en el mío propio, la honda pena con que miramos su separación del alto cargo que ha desempeñado aquí de manera tan brillante y honrosa y los votos fervientes que formulamos por su ventura personal.

Con sentimientos de toda estima, hónrome en repetirme de Vuestra Excelencia. Muy obsecuente servidor,

Ricardo H. Alfaro

Director

+ Cabe destacar que este Instituto de las Españas, es un ente compuesto de estadounidenses, españoles e hispanoamericanos con capítulos en varias naciones del continente americano.

Para profundizar más en sus reflexiones sobre la situación de España y los españoles, en carta a su hermano Horacio Alfaro, fechada el 8 de junio de 1937, hace serias reflexiones sobre el futuro inmediato de la nación panameña, con respecto a un proyectado movimiento armado contra el gobierno, entre sus declaraciones hace la siguiente reflexión donde incorpora a España.

'Yo no aconsejo ni apruebo por lo tanto la aceptación de un contingente extranjero como base de una empresa revolucionaria. No asumo esa responsabilidad histórica. Estimo que los males que puedan sobrevenirnos de dar ese paso serían mayores que los que resulten de no darlo. Hemos clamado intensamente y por muchos años contra las injerencias de gobiernos extranjeros en las cuestiones internas de otros países. Como podemos aceptar unas y rechazar otras?

Lo más trágico de la catástrofe de España es que estamos viendo a los españoles sucumbir unos bajo el fuego ruso, otros a manos de alemanes o italianos. Y es un hecho probado y repetido que tanto en el campo revolucionario como en las filas del gobierno, se resiente la injerencia extranjera y en más de una ocasión ha habido por ello trastornos dolorosos de que ha dado cuenta a prensa.'

Finalmente, Alfaro, responde a un cuestionario elaborado por el Comité Ibero Americano para la Defensa de la República Española, con sede en Francia; con fecha del 5 de agosto de 1938, cuyo secretario de Prensa y Propaganda es el antifascista cubano Félix Pita Rodríguez.

¿Cuál es su posición frente a la guerra de España?

Mi posición ante la guerra de España es la de un inmenso dolor por el desgarramiento que sufre la noble madre de veinte naciones y principalmente por ser suelo español teatro, campo de batalla en que luchan (…) ambición a intereses extranjeros.

Si está usted al lado de la República ¿por qué?

Simpatizo con la causa de la República por que es la causa de la democracia. No creo concebir una España nazista, ni fascista, ni comunista y solo puedo amar una España genuina y eternamente española.

Si esta usted del lado de los rebeldes ¿por qué?

(No la contesto)

¿Qué significación tendría para América el triunfo Republicano?

El triunfo republicano significaría para América la continuación de la comunidad espiritual que ha existido por tantos años entre las repúblicas hispánicas y la antigua metrópoli. Destruida la democracia ese vínculo se rompería y España se transformaría en una nación que perdería y no podría reclamar el patrimonio espiritual que tiene en América, cuya base es el culto de la voluntad político.

¿Qué significación tendría para América el triunfo fascista? (contesto arriba)

¿Qué porcentaje aproximado del pueblo de su país cree usted simpatiza con la República? ¿Qué porcentaje con Franco?

Ausente de un país desde el comienzo de la revolución, no me es dable emitir juicio acerca de la proporción en que esta dividida la opinión pública con respecto a la guerra civil española.

¿Cómo define y califica usted la guerra española?

La guerra civil española, es para mi el choque de dos ideologías extremas que luchan por dominar en todo el mundo. No debo ver triunfar en España, ninguna de esas ideologías. Quiero una victoriosa España Liberal y democrática, la España de las comunidades de Castilla, la España de las Cortes de Cádiz, la España de 1820 y de 1931.

Sobresale además, la carta que envía el joven socialista Roque Javier Laurenza, que destaca ya por su literatura vanguardista, al director de El Panamá América, el Dr. Harmodio Arias Madrid, que es del tenor siguiente, publicada en primera plana del 21 de marzo de 1938.

Se nos ha traído para su publicación la siguiente carta:

Sr. Director de "La Estrella de Panamá",

Presente.

Señor Director:

Son estos días que corren tan graves y significativos que exigen de todos los hombres que los viven una sensibilidad y responsabilidad sumas. En momentos así, hay que agregar la tontería a los pecados capitales. Y los comentarios a la situación internacional que está publicando esa hoja de usted son el mejor apoyo de esta afirmación. No se trata de izquierdas y derechas, ni de rojos y blancos.

El problema del mundo, del cual la lucha de España, de China, y de Austria son los puntos más agudos, atañe a cosas más profundas que la simple clasificación partidarista. No se trata de Negrín, el gran español, ni de Franco, la vil marioneta de Roma. Se trata del hombre, señor director, de la persona humana.

El Ejército de la República Española defiende, no solamente a España, sino a los valores más fundamentales del hombre civilizado. Esos soldados heroicos son la vanguardia de una lucha contra los enemigos de la libertad y la dignidad humana. Compréndalo usted así, señor director.

Yo no puedo exigir que usted tenga puntos de vista iguales a los míos. Yo no pertenezco a esos demócratas que han hecho su mayor profesión de fe doctrinal en Sajalises. Su destino es ser fascista como el mío es estar al lado del pueblo español.

Esta breve carta no tiene como objeto polemizar con usted sobre los puntos particulares de sus escritos, atacando esta o aquella frase desbocada. Le escribo a usted, no para rechazar las monstruosidades que dice, aunque sean como esa de que Goya es odiado por el pueblo español, lo cual indica un desconocimiento absoluto de los valores esenciales de la obra goyesca, sino para exigirle, en nombre de eso que se llama inteligencia, que someta a la más elemental reflexión sus palabras.

Diga lo que quiera, pero pensando siempre que n habla usted solamente de Negrín y de Azaña, de Prieto y Hernández, sino también y principalmente de ideas y valores fundamentales. Ese lenguaje de los últimos escritos de "La Estrella", en el cual la tontería va del brazo con la más completa ceguera histórica, no puede justificarse ni en esa columna de "Leopardo", ya sólo piel de alfombra, donde la razón y la cultura salen siempre malheridas y mostrencas.

Defienda usted a la traición, al crimen, a la barbarie, pero hágalo con plena responsabilidad, haciendo sentir al lector que usted es responsable de lo que dice. Hasta el momento, nadie puede echar sobre sus espaldas la responsabilidad de los editoriales de "La Estrella", por que se expone a que usted le diga, defendiéndose, que son párrafos escritos a vuela pluma, entre la prisa y el bullicio de la redacción, sin ninguna inteligencia ni asomo de espíritu.

Y si ese lenguaje y esa sensibilidad y ese sentido histórico son los únicos de que usted dispone, entonces, señor director, tendré que soportar pacientemente la diaria lectura que me es impuesta por obligación que estoicamente cumplo, de esas líneas con que "La Estrella" parece honrarse hasta que un día la justicia llegue a nosotros y a cada hombre exija la responsabilidad de sus palabras y sus actos.

Roque Javier Laurenza.

Como se observa, ya existe una argumentación madura, sólida que va a sustentar en posteriores años, el pensamiento de los sectores democráticos sino la identidad del ser panameño, bajo la influencia de los más esmerados cultivadores del conocimiento occidental.

Nota

-Es menester destacar que Ricardo J. Alfaro recibe los semanarios España (1944) y España Nueva, (México, 1949) semanario independiente de los exiliados republicanos. Igualmente, Diógenes de la Rosa, escribió sendos ensayos y artículos a favor de la causa republicana, algunos por problemas del tiempo y la rapidez de los hechos quedaron inéditos. Algunas de sus posiciones ideológicas fundamentales reflejadas en dichos trabajos las recibe de las revistas del POUM; Comunismo y Nueva Era, actualmente en la Biblioteca Nacional, donadas por sus familiares.

-El Partido Comunista de Panamá (1930), liderado por Cristóbal Segundo, define la guerra española como nacional revolucionaria, siguiendo las pautas documentales de sus colegas del Partido Comunista de España, al punto de emular el semanario de estos con el nombre de Frente Rojo. Igual situación encontramos con El Socialista órgano del Partido Socialista de Panamá (1933), liderado por Demetrio Porras, con respecto a sus pares del PSOE y finalmente en el semanario Frente Popular (1938) órgano de la confluencia electoral que combate la candidatura de Arnulfo Arias Madrid.

-Luis Araquistáin, socialista y director de la revista 'España', y 'Leviatán'; prologó los dos libros de Demetrio Porras, sobre su accionar político y otro con los discursos políticos en la Asamblea Nacional. Porras, simpatizante de la política izquierdista del Partido Socialista Obrero Español, que tiene como uno de sus dirigentes al Francisco Largo Caballero, directivo a su vez de la UGT.

-Lawrence O. Early, afirma en su libro sobre las relaciones exteriores de Panamá, que a través de la embajada de España en Panamá, en manos de los representantes de Franco, se fue promoviendo movimientos fascistas, liderados por la Falange Española, al punto que se creo el centro Nacionalista Germano Italiano, que fue denunciado en su momento por M. de J. Quijano en su libro En la Ruta Liberal y Democrática, con su artículo Una Campaña Antifascista. En esos años se había constituido una Liga Antifascista compuesta de liberales y demócratas panameños, que combaten las acciones de los fascistas panameños, españoles e italianos en el país. Los españoles de la falange, también promovieron un movimiento llamado Hispanidad, que tiene lazos con el Sinarquismo mejicano y tratan de utilizar el discurso nacionalista contra los Estados Unidos.

Luís Antonio Cruz

El inicio de la guerra provocó una división inmediata de las fuerzas militares, quedando el ejército nacional como el republicano con cien mil hombres cada uno. Ambos bandos aceptan la incorporación de voluntarios.

El Gobierno republicano arma al pueblo a partir del 19 de julio de 1936 de cara a aplastar el alzamiento en 48 horas, lo que permite constituir las milicias populares. Sindicatos, organizaciones de izquierda autónomas, partidos obreros y socialistas organizan sus milicias populares y no será hasta el 30 de septiembre, a través de la promulgación de un decreto del ministro de la Gobernación que se encuadra a las milicias de voluntarios en el ejército regular de la República, unidos en seis brigadas mixtas cuyo cuartel central será establecido en Albacete.

La incorporación de los primeros extranjeros como voluntarios se da de manera espontánea, lo que provocó que el Comintern (Internacional Comunista) y el Profintern (Internacional Sindical Roja), decidan celebrar una reunión en Praga, el 20 de julio de ese año para crear las Brigadas Internacionales de voluntarios comunistas, pero esto cambio y no fue hasta el 10 de octubre que se convirtió en realidad la iniciativa ampliada de todos a favor de defender la República, sin distinciones de tipo ideológicas.

El 22 de octubre el Gobierno español acordaba con el Comintern, ayudar a las Brigadas Internacionales, conformándose ese mismo día tres batallones, compuestos de franceses, alemanes e italiano, principalmente, luego vendrían de todas partes del mundo.

Para entonces la presencia de mexicanos, y cubanos es significativa, se calcula un aproximado de 45 mil extranjeros combatieron en la guerra civil a favor de la República, de 47 naciones.

En ese trágico verano de abril, el joven miembro del Consejo Directivo del Partido Socialista, entusiasta de la revolución latinoamericana y mundial, decide ser uno de los testigos presenciales del escenario español.

Hijo adoptivo de la ilustre maestra conservadora doña Conchita Tejeira de Román, directora de la Escuela República del Perú y partidaria de los generales alzados contra la República. Egresado del Colegio Artes y Oficios, estudiante de arquitectura, y empleado en la firma de arquitectos Villanueva, había decidido estudiar la carrera en México o Europa, para tal fin participó en un encuentro de jóvenes de izquierda en la capital mejicana.

Allá en 1936 conoce de viva voz los hechos que entusiasman a miles de socialistas, comunistas, demócratas y republicanos. Decide trasladarse con el plan concreto de unirse a los demás jóvenes del mundo que parten al frente de combate en España.

Viaja primero a Inglaterra, de allí a Francia y finalmente a Barcelona. Logra acreditarse como periodista, corresponsal del semanario El Socialista, de Panamá.

Luego de permanecer casi ocho meses en Barcelona y en distintos frentes de combate, decide trasladarse a Madrid, donde se enlista de voluntario y alcanza el grado de sargento. Es precisamente cuando asume esta posición que su figura trasciende y envía carta a su madre el 10 de enero de 1937, y los diarios como el Panamá América publica su foto en primera plana.

El joven no fue enviado por el Partido Socialista, pero sus camaradas lo apoyaron en su decisión. Unos meses más tarde, otro joven panameño aparece en las páginas del mencionado diario. Se trata de Felipe Hall, un panameño de origen afro antillano, que combate en el bando republicano y es capturado y condenado por los falangistas.

Un tiempo después, ante la derrota republicana, estos panameños regresaran a su patria, pero Hall se trasladará a los Estados Unidos donde residirá hasta su muerte. Mientras Luis Antonio Cruz, escribirá un libro donde narra sus vivencias 'Mi última visión de España', publicado en 1939.

4-Embrollos diplomáticos

Al momento del golpe militar de los generales contra el gobierno de la Segunda República; es embajador de la Legación de España en Panamá, el señor Juan Arenzana, quien también lo es del Perú. Allá en Lima, declaró que él esta con el gobierno de Burgos, y hace una semana había renunciado al Gobierno de Madrid para representar a la Junta Revolucionaria de Burgos, según anunció el diario El Panamá América, el 9 y 13 de septiembre de 1936.

Por otra parte, el Secretario de Relaciones Exteriores del Gobierno de Panamá, Narciso Garay, en su informe a la Asamblea Nacional, del 10 de septiembre de 1936, afirma:

'A mediados del Julio se inició en España un movimiento insurreccional de grandes proporciones que con el transcurso de os días fue adquiriendo mayor incremento hasta culminar en la constitución de una Junta Nacional de Defensa que funciona en Burgos presidida por el General don Miguel Cabanellas.

Este Jefe se ha dirigido a nuestro Gobierno comunicándole por cable la formación del Gobierno de facto y la composición de su gabinete, lo cual se ha interpretado como un requerimiento implícito para que se le reconozca por lo menos la condición de beligerante.

Sin embargo, el principio de no intervención en los asuntos internos de otros Estados a que se ha ceñido estrictamente el Gobierno de la República en presencia de los dolorosos acontecimientos de que es hoy teatro el territorio de la madre patria, le vedan dar ese paso y entrar en relaciones con otro Gobierno que no sea el que funciona actualmente en Madrid, capital de la República y asiento en los Altos Poderes públicos de la Nación.

Ante el Gobierno de Madrid, tenemos acreditado en calidad de Enviado Extraordinario y Ministro Plenipotenciario al Excelentísimo Señor Don Melchor Lasso de la Vega, de quien hemos recibido constantemente noticias tranquilizadoras acerca de los panameños que residen en aquel país o que se han visto cogidos de sorpresa por los azares de la insurrección durante sus viajes de placer o de estudio por aquellas latitudes.

En otro lugar de esta Memoria doy cuenta de la infructuosa gestión hecha por el Gobierno de la República Oriental del Uruguay ante el nuestro y ante los demás del continente para ver de concertar una mediación americana entre el Gobierno constituido de España y la Revolución. Os refiero sobre este particular al pasaje de esta exposición relativo al Uruguay.

Las noticias de la insurrección española llegadas aquí eran de tal naturaleza y tan inesperadas que los parientes y amigos de nuestros compatriotas bloqueados en la Península se sintieron justamente alarmados.

En cumplimiento de los deberes de tutela sus nacionales que incumbe al Poder Público en todo país civilizado, este Gobierno hizo gestiones inmediatamente para conseguir que los panameños que así lo desearan pudieran evacuar el territorio español en caso de necesidad y refugiarse a bordo de barcos de la Marina de los Estados Unidos que el Gobierno de Washington destinara a puertos españoles para transportar a los ciudadanos norteamericanos en peligro.

Mis gestiones ante la Legación de los Estados Unidos en esta ciudad, y la gestión paralela encomendada a nuestra Legación en Washington ante el Departamento de Estado, así como la que realizaba nuestra Legación en Madrid ante la Embajada de los Estados Unidos, alcanzaron resultados altamente satisfactorios.

Obtuvimos, en efecto, la promesa formal de que nuestros compatriotas serían recibidos a bordo de las naves de guerra norteamericanas en condiciones de igualdad con los ciudadanos de los Estados Unidos.

Empero, ninguno de los panameños quiso aprovechar esa oportunidad, según cablegrama de nuestro Ministro, ni abandonar el territorio español. El señor Lasso de la Vega- esto no obstante- invitó a los panameños residentes en Madrid a refugiarse en la Legación, la cual, según sus propias informaciones, se encontraba debidamente protegida y respetada.

La prolongación de la lucha armada y sus vicisitudes hizo que más tarde la colonia panameña entera buscara refugio en la Legación de Panamá, en vista de lo cual y atendiendo a la precaria condición financiera de algunos de los refugiados, el Gobierno puso a la disposición del Ministro Lasso de la Vega fondos con que hacer frente a la emergencia.'

Para 1936, es Ministro de España de la Legación de España en Panamá, don Juan Arenzana y Chinchilla, quien es cesado en sus funciones en octubre de 1937. El Gobierno español de Madrid, designa temporalmente a don Jacinto Grau, hasta la designación oficial del nuevo representante, don Enrique Carlos de la Casa, quien se mantuvo en el cargo representado al gobierno legal de la Segunda República Española en nuestro país hasta 1939.

El Secretario de Relaciones Exteriores de Panamá, en sus Memorias a la Asamblea Nacional, del año 1938, declaró:

'Hace dos años que al redactar la Memoria anterior, este Despacho formuló votos sinceros por la pronta solución del problema político y militar en la madre patria recién convulsionada, y por el inminente restablecimiento de la paz en la Península.

Los hechos ulteriores se han encargado de demostrarnos que el problema español era mucho más serio y complejo de lo que a primera vista parecía.

Hoy, más que entonces, fracasaríamos en cualquier intento de pronosticar con plazo más o menos largo la terminación de las hostilidades que ensangrientan el viejo solar de nuestros antepasados.

Fiel a nuestra actitud, definida desde el primer momento, de no intervenir en forma alguna en los conflictos internos de naciones amigas que éstas deben resolver por sí solas dentro de su plena soberanía, el Gobierno de Panamá se ha negado persistentemente a participar en tentativas encaminadas a ponerle fin a aquel conflicto sin que proceda solicitud de las partes contendientes o acatamiento expreso de ambas a tal solicitud.

Por bien intencionada que hayan sido esas tentativas- y todas ellas hacen el más alto honor a los sentimientos de humanidad de los Gobiernos que las concibieron- su resultado final era conocido de antemano mientras no se contara con el asentimiento previo de los adversarios en pugna.

La lucha sangrienta, con fuertes proyecciones internacionales, de que es hoy teatro la Península, motivó el que desde su inicio se diera en ella una expansión inusitada al ejercicio del derecho de asilo con el beneplácito, hay que reconocerlo, del Gobierno de Madrid.

Las Embajadas, Legaciones, Navíos de guerra y aún mercantes de los países amigos, no se han bastado para alojar la enorme cantidad de asilados que buscaron a la sombra de la inviolabilidad diplomática y de la ficción jurídica de la extraterritorialidad, garantías preciosas para sus vidas amenazadas.

Colmados hasta el límite extremo los edificios de las Embajadas y Legaciones, hubo de recurrirse a ensanches o sucursales, no solamente en Madrid sino en Valencia y Barcelona, para poder llevar a feliz término la obra de salvamento en buena hora acometida.

A nuestra legación le cupo el honor de cooperar activamente en esa labor humanitaria, para realizar la cual el Consejo de Gabinete votó en diversas ocasiones sumas adecuadas con que poder atender a los gastos de subsistencia y repatriación de los panameños indigentes o necesitados.

Con posterioridad a la Memoria de 1936, el Gobierno de Su Majestad Británica ofreció al nuestro la hospitalidad de sus naves de guerra para efectuar la evacuación de los asilados en nuestra Legación; pero el Gobierno de Madrid impuso para ello condiciones que no permitieron a nuestra Legación prevalerse plenamente del generoso ofrecimiento del Gobierno Británico.

El Gobierno de España, en Mayo 26 de 1937, confió al Ministro de México en Panamá su representación diplomática en este país. Con tal motivo, esta Cancillería tuvo que intervenir a fin de hacer efectivo el traspaso del edificio y los archivos de la Legación al nuevo representante acreditado por el Gobierno español.

Poco después, en el mes de Noviembre de 1937, la Cancillería española acreditó en carácter de Enviado Extraordinario y Plenipotenciario ante este Gobierno a Su Excelencia Don Jacinto Grau, eminente hombre de letras, quien desempeñó su mandato y convivió entre nosotros hasta Julio del año en curso. Solicitando el placet a favor del Excelentísimo señor Don Enrique Carlos de la Casa, ese Gobierno tuvo a bien acordarlo, y el 28 de Agosto último fue recibido en audiencia solemne por el Excelentísimo Señor Presidente de la República para efecto de hacer entrega de sus credenciales y presentar las letras de retiro de su antecesor.

Por renuncia presentada en Junio 2 de 1937 del cargo de Secretario de la Legación de Panamá en España, por el Señor Don Javier Lasso de la Vega, fue nombrado en su reemplazo su hermano el Doctor José N. Lasso de la Vega, quien actúa como Encargado de Negocios en ausencia del Ministro, Su excelencia Don Melchor Lasso de la Vega, actualmente en uso de licencia en esta capital'.

La Legación de Panamá, en Madrid, se encuentra establecida en un edificio levantado sobre la calle Goya en la capital de la República.

Hasta allí fueron arribando los políticos de derechas, con sus familias para refugiarse de las amenazas por su ilegitimo accionar contra los poderes legales.

Lasso de la Vega, para cobijar a mayor cantidad de refugiados coloca todo el edificio bajo bandera panameña. Desde allí estos políticos siguieron conspirando, formando parte de la llamada quinta columna del general Francisco Franco dentro de la capital del país.

a-Posición de Estados Unidos y Latinoamérica

El Presidente Franklin Delano Roosevelt, comienza a preocuparse del avance de los nazis y fascistas en Europa, a partir de 1935. Observa con preocupación las componendas de Francia e Inglaterra con estos, que con suma intuición analiza como un peligro para la paz mundial y de seguridad para el continente americano.

Con el inicio de la guerra civil española, conoce de las actividades nazifacistas en América Latina, principalmente en gobiernos como el argentino, del caudillo Juan Domingo Perón. Es por ello que le propone al mismo realizar una Conferencia Interamericana Extraordinaria para la paz, con el objetivo de ir creando un organismo de consulta permanente para la defensa común contra agresiones de otras naciones, con ello multilateralizaba la Doctrina Monroe.

A la conferencia asistieron las naciones latinoamericanas y el mismo presidente Roosevelt, donde se suscribió un protocolo de consulta para la creación de un organismo para la defensa común y se reafirmó el principio de no intervención en los asuntos internos de cada estado.

Los nazis explotan en el hemisferio americano el pensamiento político antiimperialista y anti oligárquico de los pueblos y principalmente de sus dirigentes, a través de la creación de quintas columnas.

En la VIII Conferencia Internacional de Estados Americanos (Lima, 1938) el secretario de Estado Cordel Hull, propone un frente unido, de defensa mutua y conjunta contra las naciones agresoras de la democracia y la libertad; esto se tradujo en la firma de apoyos económicos, culturales y políticos con los estados de cara a fortalecer esos frentes ante los cantos de sirena de una ultraderecha anticomunista que disputa la hegemonía estadounidense.

Para ello se celebró en Panamá, (del 23 de septiembre al 3 de octubre de 1939) la Primera Reunión de Consulta de Ministros de Relaciones Exteriores de los Estados Americanos, donde se aprobó la neutralidad del hemisferio ante el inicio de la guerra en Europa. La Segunda Conferencia, realizada en La Habana en 1940, declaró que las colonias europeas en el hemisferio serían defendidas por los estados americanos, ante la amenaza de actividades alemanas; solo Argentina se opuso a estos acuerdos.

Por su parte, el jefe de gobierno Juan Negrín, ante la complicidad de Francia e Inglaterra con Alemania/Italia, decide al ser nombrado, un acercamiento con los Estados Unidos que tuvo sus efectos positivos, en la política antes señalada.

b-La Embajada de Panamá en Madrid

Al inicio de las hostilidades (1936) la mayoría de las Embajadas latinoamericanas recibieron un alud de refugiados españoles. Solamente las embajadas de Estados Unidos, Francia, Gran Bretaña y Méjico no recibían a los refugiados pero cedieron sus cuotas de alimentos- ya que todo estaba racionado y la escasez tomaba colores dramáticos-, a embajadas como la de Chile, que en ese año recibió 800 personas y había doblado esa suma en los primeros tres meses de 1937.

Allí se concentraron la mayoría de los enemigos políticos de la II República, los llamados quinta columnas. Eran en su mayoría personas mayores y jóvenes que evadían el servicio militar. Desde esos refugios, pasaban información a los golpistas y llevaban a cabo acciones de sabotaje al gobierno.

El gobierno legítimo hizo milagros para amparar el derecho de asilo, y así lograron salir del país cientos de españoles por la vía de los salvoconductos para refugiados, es decir bajo protección diplomática.

La salida masiva de refugiados no era factible por los sentimientos incontrolados del pueblo armado de Madrid y de otras regiones, que estarían a expensas a ser atacados.

Con respecto a los panameños en España, se ofreció la salida pagada a los que quisieran regresar, pero eran muy pocos, así que las ayudas se concentraron en los asilados. El diario ABC de Madrid, rescatado por las fuerzas republicanas, afirmó el día 12 de mayo de 1937.

Digna actitud de la República de Panamá. Contra los representantes del fascismo español. El señor ministro plenipotenciario de la República de Panamá en España ha recibido el siguiente cablegrama:

'Arenzana y Tabanera, notificados hoy, deben desocupar edificio Legación Española. Mañana, a las diez, Gobierno tomará posesión local. Prohíbeseles toda clase de propaganda contra Gobierno legítimo de España bajo la pena de expulsión. Puede comunicar estos informes oficialmente. Lefevre, Ministro de Relaciones Exteriores.

Nota de la Redacción. Arenzana era el representante de la República Española en Panamá, y Tabanera, el secretario de la Legación. Dos traidores más de nuestra rancia diplomacia, agazapados en la sombra de los cargos oficiales, para servir la negra causa del traidor Franco. Sus verdaderas actividades han sido desenmascaradas, y el ministro de Relaciones Exteriores de la República panameña- la nación hermana en sangre e ideales democráticos- han tomado la resolución digna y noble que comunicamos con placer a nuestros lectores. España sabrá agradecer el gesto fraternal del señor Lefevre.

El día jueves 13 de mayo, continúa informando. Los fascistas Arenzana y Tabanera, expulsados de la Legación de España.

La Legación de Panamá nos comunicó ayer que había recibido el siguiente cablegrama: 'Presidente de la República de Panamá, al ministro de Panamá en Madrid. Arenzana y Tabanera expulsados Legación de la cual hace posesionado Gobierno para ponerla a disposición del Gobierno español.'

Nota de la redacción. El precedente cablegrama es complemento del que ayer publicamos, referente a la notificación hecha por el Gobierno panameño para que los diplomáticos españoles traidores a la República, abandonen el edificio de nuestra Legación, desde donde dedicaban sus actividades a servir a los intereses de los facciosos. Panamá, con enérgica dignidad, ha sabido zanjar, en honor del Gobierno legítimo de España, tan enojoso asunto, promovido por Arenzana y su espolique en la mala causa.

Finalmente, el viernes 14 de mayo, el diario culmina de informar.

Ya han desalojado la Legación de España los fascistas Arenzana y Tabanera. El secretario del ministro de Panamá en Madrid, nos dio ayer cuenta del siguiente radiograma, recibido en su Legación: 'Ministro de Panamá, Madrid- Comunique Gobierno España que Arenzana y Ruiz Tabanera desocuparon esta mañana a las once, Legación España, orden perentoria suscrita, quien tomó posesión edificio a nombre del Gobierno Español, sujeto nuevas instrucciones dicho Gobierno. Lefevre, Ministro Relaciones Exteriores.

Nota de la redacción. El Ministro de Relaciones Exteriores de Panamá ha tramitado con rapidez ejemplar en las costumbres diplomáticas, y a favor del Gobierno legítimo de España, el incidente provocado por los falsos representantes de la República española. La democracia panameña ha dado una prueba magnifica de fraternidad y solidaridad elocuente hacia la democracia española. Nuestro ministro de Estado, Alvarez del Vayo, comprensivo y agradecido sabrá corresponder al bello gesto del señor Lefevre, de un modo oficial, en nombre de España. Así lo esperamos.

Mientras esto sucede en Panamá, en Madrid no escampa, el Ministro Narciso Garay, en el informe, narra:

En 1937 fracasan las negociaciones de canjear varones asilados en edad militar, por prisioneros de guerra, quedando en Madrid bajo protección de nuestra República, 337 personas y de ellos solo 29 no están en condición de protegidos y eran los empleados españoles. Se permite finalmente la evacuación de 342 personas, de las cuales 330 nuestra Legación logra colocar fuera de España, en Marsella, los restantes no quisieran expatriarse, se llevan a cabo ocho salidas para llevar a toda esa humanidad, seis grupos salen por Valencia y dos por la frontera francesa.

Al terminar la guerra el 28 de marzo de 1939, quedan asilados nuevos en la Legación, alrededor de 300 que se lanzan a la calle. Los republicanos piden asilo en nuestra legación, en cantidad de 20, quedando nuestra sede bajo control militar luego de incidentes muy desagradables.

Los asilados republicanos de última hora fueron sacados a la fuerza y nuestra sede en Valencia saqueada y vandalizada. El 1 de abril, el Dr. Lasso, decide reconocer al nuevo régimen franquista para impedir desmanes, previo cable enviado por el Presidente Samuel Boyd.

Las nuevas autoridades exigen la salida del encargado de negocios, Dr. Lasso de la Vega (hijo) quien abandona el 7 de abril. En todo este periodo de guerra, se efectuó en la legación un nacimiento, dos matrimonios y dos defunciones por muerte natural.

He aquí los cablegramas:

Panamá, Abril 1 de 1939.

Encargado de Negocios de Panamá,

Madrid.

Habiendo desaparecido Gobierno Español anterior y hallándose territorio Español íntegramente ocupado y dominado por Gobierno Nacionalista que preside Generalísimo Francisco Franco, este Gobierno autoriza Usía para entrar inmediatamente en Relaciones Oficiales con él.

Exteriores.

Panamá, 2 de Abril de 1939.

Panalega-Madrid

Sírvase informar acerca incidente asilados Legación y acerca fallecimiento Cónsul Abreu.

Exteriores

Madrid, Abril 4 d 1939.

Exteriores- Panamá

Comunicado Gobierno Nacional cable Vuecencia primero de los corrientes. Hora antes Gobernador Militar Madrid ordenó penetrar edificio Legación arrestar los veinte republicanos acogidos pretextando falta de reconocimiento Gobierno Nacional privaba edificio privilegio extraterritorialidad. Protesté en ese momento penetración y arresto negando autorizar acto. Semejante ocurrió Cancillería Valencia diferencia acogidos permanecen edificio custodiados fuerzas militares pendientes resolución. Nota ya presentada. Detalle aéreo. Urge me comunique instrucciones.

Encargado de Negocios

Panamá, Mayo 12 de 1939.

Conde de Jordana,

Ministro de Asuntos Extranjeros,

Burgos.

El primero de Abril autoricé al Encargado de Negocios de Panamá, señor Lasso de la Vega para que entrase en relaciones oficiales con el Gobierno de Vuecencia quedando este reconocido por el Gobierno de Panamá al recibirse en Burgos telegrama dirigido a Vuecencia el tres de Abril por el referido Encargado de Negocios. Sin embargo en vista de que Vuecencia parece estimar insuficiente dicho reconocimiento complázcome en reiterarlo expresa y directamente a nombre de este Gobierno esperando mantener con el de España las más cordiales relaciones de amistad.

Narciso Garay

Secretario de Relaciones Exteriores y Comunicaciones

Burgos, Mayo 14 de 1939.

Su Excelencia

Narciso Garay

Secretario de Relaciones Exteriores y Comunicaciones

Panamá.

Correspondo a su atento cablegrama expresando satisfacción su Excelencia Generalísimo y Gobierno Nacional por restablecimiento relaciones oficiales entre España y Panamá que auguro se afiancen en espíritu cordial amistad.

Jordana

Ministro Asuntos Exteriores España.

Como se observa, la II República española, respetó el derecho de asilo y de las actividades quintacolumnistas y provocadoras de los españoles que apoyan a Franco; este al ir ocupando las regiones fue violando ese derecho a los republicanos asilados, acusándolos de ' criminales vulgares' negando los salvoconductos y rompiendo relaciones con los estados americanos que habían recibido a los refugiados. La mayoría de las naciones americanas rompieron con el nuevo régimen de 'los nacionales'.

Al momento de estas comunicaciones el Gobierno nacional esta en manos de Augusto S. Boyd, primer vicepresidente que asume la Presidencia, al fallecer en el ejercicio de sus funciones el Dr. Juan Demóstenes Arosemena, el 16 de diciembre de 1939.

Este presidente prosigue la política reaccionaria de su antecesor, con más ahínco al punto que propicia el fraude electoral a favor del Doctor Arnulfo Arias Madrid, en las elecciones de 1939. Arnulfo profundiza la política reaccionaria imprimiéndole un carácter acorde con el triunfo de Hitler, Mussolini y Franco con los cuales simpatizan políticamente y trata de imitar en Panamá.

c-Nuevas relaciones, nuevas rupturas

Al momento del rompimiento de las relaciones con el Gobierno legítimo de Madrid, derrotado en la guerra, ha asumido su representación en nuestro país don Juan Arenzana y Chinchilla, quien es relevado en julio de 1939, por el representante del Gobierno de Burgos, don José Luis Rubio y Muñoz Bocanegra, hasta la designación el 8 de Noviembre de 1940, del Enviado Extraordinario y Ministro Plenipotenciario de España, ante el nuevo gobierno del Presidente Arnulfo Arias Madrid; don Carlos Arcos y Cuadra, Conde de Bailén.

Ante el las presiones estadounidenses por sembrar el país de bases militares, y la negación del presidente Arias Madrid de celebrar un tratado para ello, los Estados Unidos y sus aliados de la oposición y del mismo gobierno panameño deciden dar un golpe de estado el 9 de octubre de 1941. Es elegido para el ejercicio del poder al Ministro de Gobierno y Justicia, Ricardo Adolfo de la Guardia. Ahora el gobierno nacional se declara partidario de la democracia y llama a las fuerzas de oposición a una alianza por el país; en ese camino se fue limpiando la casa de los resabios de totalitarismo.

Un incidente político, provocó una respuesta del gobierno nacional. Según las memorias del Ministerio de Relaciones Exteriores, este fue el preámbulo de la ruptura de relaciones con el régimen filo fascista de España.

Se declara persona no grata a su excelencia señor Carlos Arcos y Cuadra, Conde de Bailén, Enviado Extraordinario y Ministro Plenipotenciario de España.

Resolución Número 124, del Ministerio de Relaciones Exteriores de la República de Panamá. Poder Ejecutivo Nacional.

Panamá, 10 de Noviembre de 1941.

El Presidente de la República,

Considerando:

Que el día 3 de Noviembre próximo pasado, a eso de las once de la mañana, en momentos en que el pueblo panameño celebraba el día de la Independencia de la República tuvo lugar en el Club Unión de la ciudad de Panamá, un incidente desagradable y penoso del que fue protagonista principal Su Excelencia Señor Carlos Arcos y Cuadra, Conde de Bailén, actualmente acreditado como Enviado Extraordinario y Ministro Plenipotenciario de España ante el Gobierno de Panamá;

Que el incidente se originó por haberse permitido el representante diplomático aludido, sin que mediara provocación alguna, proferir palabras afrentosas y calumniosas contra la República de Panamá, llegando hasta el extremo de decir que ''Panamá está dominado por la bota Yanqui';

Que hechas todas las averiguaciones del caso, y tomando las declaraciones que sobre el particular rindieron ante el Ministerio de Relaciones Exteriores los señores René Orillac, Ricardo Acevedo y Roberto de la Guardia, testigos presenciales, los hechos expuestos se encuentran plenamente comprobados;

Que su Excelencia el Señor Ministro de España, en nota relacionada con el incidente, que tuvo a bien enviar al Ministerio de Relaciones Exteriores, no niega haber lanzado las expresiones afrentosas y calumniosas aludidas, sino que acepta haberlas proferido, y trata, entonces de explicar su actitud afirmando que fue provocado por expresiones lanzadas contra España por alguno de los panameños presentes, hecho éste que se encuentra plenamente desvirtuado por los testimonios contestes de todas las demás personas que intervinieron en este incidente y por las averiguaciones especiales que se han hecho sobre este desagradable asunto;

Que la actitud asumida por Su Excelencia el Señor Ministro de España carece de toda justificación;

Que las palabras proferidas por dicho representante al manifestar que 'Panamá está dominada por la bota Yanqui' son difamatorias y perjudiciales para el honor de la República y para su reputación como país soberano; y

Que el Gobierno Nacional está llamado a velar con celo por mantener incólumes el honor de la República como país soberano; y puede y debe, por lo tanto, tomar cualquier medida con el fin de impedir que ese honor y esa reputación sean lesionadas,

Resuelve:

Declarar PERSONA NON GRATA, a Su Excelencia Señor Carlos Arcos y Cuadra, Conde de Bailén, actualmente acreditado como Enviado Extraordinario y Ministro Plenipotenciario de España ante el Gobierno de la República de Panamá.

Comuníquese y publíquese.

Ricardo Adolfo De La Guardia. Presidente

Octavio Fábrega. Ministro de Relaciones Exteriores.

El Imperio Japonés decide atacar la base estadounidense de Pear Harbor en las islas de Hawai en el Océano Pacífico, el….de diciembre de 1941. El Estado panameño en firme solidaridad junto a otras naciones del mundo decide declarar la guerra a esa nación asiática, que es aliada de la Alemania nazi y la Italia fascista. La Legación de España, asume la protección de los intereses de Japón, Alemania e Italia en Panamá.

La nota fue enviada a nuestro Ministro de Relaciones Exteriores con fecha del 30 de diciembre del año en curso y firmada por el Encargado de Negocios a.i. de España, Don Manuel Oños De Plandolit.

Acto seguido, el encargado de negocios solicitó información a la Cancillería sobre el retiro del placet al señor Conde de Bailén, con fecha del 23 de enero de 1942. En dicha nota diplomática se trata de manera prepotente y deliberada de acusar a nuestro gobierno de haber realizado gestiones ante el gobierno de Bolivia, donde se cobijó dicho diplomático. El Gobierno de Bolivia, decide no aceptar a dicho diplomático ni reconocer su status diplomático.

El año decisivo de 1939

Imbuidos de la realidad local e internacional, esta alianza política del Frente Popular panameño, se lanzará nuevamente a la contienda electoral en 1939, llevando como candidato al doctor Ricardo J. Alfaro. Mientras los partidos unidos en torno al gobierno lanzan la candidatura del hermano del ex presidente: el doctor en medicina Arnulfo Arias Madrid.

No había pasado un mes, cuando los sectores más conservadores y filo fascistas inician la campaña de violencia contra los militantes, cuadros y simpatizantes del Frente Popular.

Armados de palos, piedras y otros instrumentos, un grupo de panameños azuzados por los sectores más recalcitrantes de la llamada Coalición Nacional Revolucionaria, que apoya al doctor Arias, se lanzan contra la oposición democrática.

El programa de Arias tiene un alto contenido nacionalista muy influido por el nacional socialismo alemán, pero otros sectores de su alianza política reciben abierta influencia del fascismo italiano (Icaza, Barletta).

El Frente Popular, ante estas evidencias decide atacar y acusar a Arias de nazi fascista. Esto enfurece a los partidarios de Arias, que reprimen veladamente al amparo de las miradas atónitas de la Policía Nacional. Alfaro, decide retirarse del torneo electoral al no existir condiciones mínimas para unas contiendas libres.

Estados Unidos, se mantiene expectante. Mientras esto ocurre, en España la guerra se define lentamente. Desde el inicio de la guerra hasta 1937, el peso de la guerra desde el bando republicano recae principalmente en los revolucionarios, (CNT, UGT, PSOE, POUM, PCE, Esquerra Republicana, y el PNV) que constituyeron el Consejo Nacional de las Milicias Antifascistas.

Ante las ofensivas del ejército de Franco, con apoyo de la compañías de moros, alemanes e italianos, el gobierno republicano decide prescindir del apoyo de las Brigadas Internacionales, que combaten hasta ese año de 1937 y serán suplidas por la construcción sobre la marcha del ejército republicano español.

Ese esfuerzo es apoyado en la primavera de 1938, por el presidente francés Leon Blum, quien permite el paso de armas soviéticas por Francia rumbo a España.

Azaña, trata de hacer frente a la renuncia del gobierno de Largo Caballero, que es suplido por doctor Juan Negrín, quien traza una estrategia de consolidar posiciones para negociar una salida honrosa.

El 17 de mayo de 1937, luego del aplastamiento del intento revolucionario de Barcelona (CNT-POUM) es obligado a renunciar el gobierno encabezado por Francisco Largo Caballero, asume el Gobierno de Juan Negrín. Su programa es consolidar un Ejército regular bajo un mando único, administrar el estado centralizadamente y llevar adelante unos fines comunes de guerra que luego cristalizarán en los famosos trece puntos, todo bajo la consigna 'Resistir es vencer' cuyo objetivo central es unir el conflicto español con el mundial, mínima posición de poder para negociar con Franco.

Nombra a Indalecio Prieto al frente del Ministerio de Defensa Nacional, pero las reclamaciones autónomas de las nacionalidades gallegas, catalana, y vasca, las luchas intestinas entre el PCE, la CNT, y el PSOE, comienzan a hacer naufragar su barco y banderas.

Caballeristas, cenetistas y poumistas desaparecen del gobierno. Azaña y Prieto le abandonan y hacen aumentar su dependencia del PCE. A inicios de 1938, la situación internacional, favorece al expansionismo nazi, esto permite a Franco con apoyo italiano, controlar el acceso a los puertos del mediterráneo, lo que impide a los barcos soviéticos atracar con las armas.

El trasiego clandestino de armas por la frontera pirenaica con Francia, permite en junio pasar al contraataque a las fuerzas republicanas en la batalla del Ebro.

Esto permite el inicio de negociaciones con el gobierno de Burgos. Las Brigadas Internacionales dejan completamente suelo español, y coincide con la Conferencia de Munich, donde Alemania impone a Gran Bretaña y Francia la capitulación luego de invadir Checoslovaquia, y a aceptar los hechos a consumarse en España.

Culminada la batalla de Teruel, Franco posee una masa de veteranos bien armados, son 160 mil soldados con los que inicia la ofensiva sobre el frente de Aragón, el 7 de marzo de 1938. Recorre en una semana cien kilómetros para cruzar el río Ebro el 22 y el 27 penetra a Cataluña para de una forma repentina detenerse, cuando sus mandos desean tomar Barcelona. Decide atacar Valencia, cuando el general republicano Vicente Rojo lanza la contraofensiva sobre el Ebro.

Para el 25 de julio, esta contraofensiva permite tomar aires al gobierno de Negrín, pero al tercer día están agotadas sus fuerzas, Franco decide así adelantar una guerra de desgaste, partiendo la zona republicana en dos y volviendo el grueso de sus tropas a la no defendida Cataluña.

En medio de esta desesperanza, los negociadores se convierten en capituladores, se gesta el golpe del coronel Casado, (5 de marzo, 1939) jefe del ejército del Centro contra el jefe del gobierno, el doctor Juan Negrín.

El Consejo surgido del golpe y regido por rige las últimas horas de la República. Los primeros quince días después del golpe, la mayoría del gobierno, las cortes, los dirigentes y parte de archivos salen al exilio.

El Coronel Segismundo Casado trata de negociar con Franco, quien rechaza cualquier arreglo, la derrota es total.

Con la ocupación por los nacionales de las ciudades de Barcelona (enero) y Madrid (marzo) Franco, escribirá el primero de abril, la guerra ha terminado…

Al concluir la guerra, las perdidas humanas, superan el millón de personas y la nación queda casi en ruinas. Miles de españoles de las distintas facciones republicanas se exilian en el mundo, principalmente hacia América Latina y otras naciones Europeas.

El gobierno en el exilio en unión a los partidos políticos republicanos propiciarán, a mediados de marzo, la organización del Servicio de Emigración para Republicanos Españoles (SERE) y la Junta de Auxilio a los Republicanos Españoles (JARE), que transportan más de 18 mil refugiados a México y otras naciones.

El primero de septiembre, la Alemania Nazi invade Polonia, dando inicio a la Segunda Guerra Mundial. España declara su neutralidad 'no beligerancia', sin embargo vende materias primas al Eje y envía la División Azul a combatir a la URSS.

Los exiliados españoles republicanos, se mantuvieron allí, firmes, combatiendo, contemplando el regreso a una España libre.

5-Después de las guerras

Culminada la Segunda Guerra Mundial (1939-1945) con el triunfo arrollador de la Unión Soviética que cargo con el mayo peso de la misma y derrotó a la crema innata de los ejércitos nazi y fascistas, entra a la negociación con sus aliados sobre el futuro del mundo y de Europa, aparte de otros asuntos de vital interés; entre los que se encuentra España.

La Conferencia de San Francisco constitutiva de la ONU, en junio de 1945m y las declaraciones de los países aliados en las Conferencias de Postdam, y Yalta, que condenaron al régimen de Franco, creo un ambiente de euforia entre los republicanos.

El Gobierno republicano en el exilio, decide sesionar en el Palacio de Cabildos de la Ciudad de México, allí el 17 de agosto de 1945, es elegido por las Cortes, el nuevo presidente de la República; Diego Martínez Barrio, que recibe de Juan Negrín su renuncia y nombró como presidente del gobierno a José Giral, quien conformó un gabinete con las fuerzas políticas más importantes.

Estas instituciones en el exilio deciden trasladarse a París, que no reconoce a la República, desde ese proximidad a partir de 1946, logran que los Estados Unidos, Inglaterra y Francia, condenen a Franco a través de una Nota Tripartita del 6 de mayo de ese año. La Asamblea General de la ONU, emite una resolución en diciembre donde condena a Franco por su carácter fascista y de colaboración con las potencias del Eje.

Desde México, con fecha del 23 de febrero de 1946, Don Félix Gordón Ordás, envía carta al Ministro de Relaciones Exteriores de Panamá. Doctor Ricardo J. Alfaro.

Mi ilustre y estimado amigo:

Oportunamente recibí su grata carta de fecha 9 del pasado mes de Enero, pero no han llegado aún a mi poder sus dos trabajos sobre Derechos y Deberes de los Estados y sobre Derechos Internacionales del individuo, que amablemente me ofreció y que me gustaría mucho tener.

No me ha sorprendido, pero sí me enorgulleció, la franca actitud de solidaridad para la causa de la República española adoptada en la Conferencia de Londres por la Delegación de Panameña. En ella vi claramente la inspiración de usted y por ella le envío la expresión más ferviente de mi gratitud como republicano y como patriota. Felicito al mismo tiempo a usted y a todo ese Gobierno, como a los miembros de la mencionada Delegación, por el éxito rotundo que alcanzó su noble iniciativa.

Lo que hace falta, para que el triunfo de ustedes y nuestro sea completo, es que el acuerdo se traduzca pronto en hechos. Estoy persuadido de que Franco no abandonará el poder mientras no sienta la asfixia por la ruptura de relaciones diplomáticas y comerciales de parte de los grandes Gobiernos democráticos del mundo.

Me permito ahora distraer su atención con otro asunto. Cuando recibí tan terriblemente despojado de sus muebles el edificio de la Legación de España en Panamá rogué a algunos funcionarios de ese Ministerio de Relaciones Exteriores que me permitieran ver el inventario que se habría firmado al entregar dicha Legación a la representación diplomática de Franco.

Se me contestó, al cabo de un par de días, que no se encontraba aquel documento. Lo sentí muchísimo, porque basándome en él hubiera deseado entablar un pleito contra los despojadores. Recientemente me he enterado, por informaciones que he ido recabando, que el día 31 de Marzo de 1939 se entregó, mediante inventario, a funcionarios panameños del Ministerio de Relaciones Exteriores el edificio de la Legación de España con su archivo y enseres por nuestro ministro don Enrique Carlos de la Casa y por el secretario don Andrés Rodríguez Barbeito.

Y pienso que acaso estén unidos a ese expediente el acta y el inventario hechos cuando se realizó la entrega por Relaciones Exteriores a la representación diplomática ante el Gobierno de la República de Panamá del nuevo Gobierno español. ¿Tendría usted la bondad de ordenar que se practicase una investigación en este sentido? Y si se encontrara el mencionado inventario, ¿Podría abrigar yo la esperanza de que me entregaran ustedes una copia de él debidamente autorizada?

Perdone la molestia que mi petición pueda originarle y mande como guste a su buen amigo, que le envía un fuerte abrazo y un afectuoso apretón de manos.

Para el año de 1946, las potencias occidentales acuerdan una posición conjunta frente al régimen de Franco, en marzo los gobiernos franceses, inglés y estadounidense hacen pública su declaración conjunta, donde manifiestan su confianza en que el pueblo español logrará una pacífica retirada de Franco y el establecimiento de un gobierno provisional que llevaría adelante elecciones. En diciembre, la Asamblea General de las Naciones Unidas, con el voto de 34 estados emiten una resolución que recomienda la exclusión del régimen franquista de los organismos internacionales, la retirada inmediata de los embajadores de Madrid y el estudio de las medidas necesarias por el Consejo de Seguridad, si en tiempo razonable no se establecía en España un gobierno democrático.

Lamentablemente estas recomendaciones no se llevaron adelante, con el inicio de la Guerra Fría entre la Unión Soviética y los Estados Unidos en 1947, este último país decide hacer alianza con Franco, el Partido Comunista Español, deja el gobierno republicano en el exilio en agosto.

México, Venezuela, República Dominicana, Colombia, Chile, Argentina, y la mayoría de los países latinoamericanos reconocían a la República Española. Con el desarrollo de la guerra fría, solamente México, Yugoslavia y los países del campo socialista, mantuvieron su reconocimiento al Estado español en el exilio hasta 1977.

El declive de la República Española

Terminada la Segunda Guerra Mundial, las potencias aliadas fundan la ONU, como mecanismo que permita establecer un nuevo orden económico y político internacional. Por su parte la Unión Soviética apoya a los pueblos que luchan a partir de la guerra contra el Eje, a liberarse del colonialismo de estas potencias. Esto lleva paulatinamente a las potencias occidentales a iniciar bajo a la dirección del presidente Harry Thruman, la Guerra Fría (1946-1991).

Su principal brazo represor a lo interno de los Estados Unidos, es el senador Joseph MacCarthy, quien desencadena un clima duro de represión anticomunista, contra personalidades de todas las esferas de la sociedad, acusadas de simpatizar con el comunismo.

Esta política intolerante se extendió a las demás naciones aliadas y consideradas amigas de Estados Unidos, que copiaron y aplicaron todas las directrices emanadas de Washington.

Esa política incluyó la defensa continental contra el comunismo y cerrar filas en el plano diplomático con sus antiguos enemigos; los nazis y los fascistas.

En la segunda ocasión en que el doctor Arnulfo Arias Madrid, ocupó la presidencia (1949-1951) este decide con el beneplácito de los Estados Unidos, restablecer relaciones diplomáticas con el régimen del General Francisco Franco.

Arnulfo Arias Madrid, decide colocarse al lado de los Estados Unidos asumiendo una política genuflexa. Primero ordena el rompimiento de relaciones diplomáticas con el Gobierno y las Cortes españolas en el exilio, con sede en México en Febrero de 1950. Y luego ordena el restablecimiento de relaciones diplomáticas con el Gobierno de España, por medio de un canje de mensajes cablegráficos de fechas 16 y 22 de Marzo de 1951. Según se informó después a la Asamblea Nacional en la Memoria de los años 1950 y 1951. El texto del Acuerdo fue el siguiente:

'Panamá, 16 de marzo, 1951. Excelentísimo señor Alberto Martín Artajo- Ministro Español de Relaciones Exteriores- Madrid- Por cuanto se ha convenido en restablecer las relaciones diplomáticas entre Panamá y España y con el mutuo deseo de consolidar los nexos que unen nuestros pueblos y así mismo proporcionar los medios que contribuyan al bienestar de ambas naciones, pláceme suscribir este mensaje que, realizado su intercambio con una comunicación análoga de Vuestra Excelencia quede normalizado este acuerdo. Aprovecho la oportunidad para expresar a Vuestra Excelencia las seguridades de mi mas alta y distinguida consideración. Carlos N. Brin- Ministro de Relaciones Exteriores

Madrid, 22 de marzo. Urgentísimo Excelentísimo señor Don Carlos N. Brin, Ministro de Relaciones Exteriores Panamá. Contesto con agrado en el momento en que llega a mis manos telegrama vuecencia relativo acuerdo normalización relaciones diplomáticas entre España y Panamá. Y me apresuro significar vuecenia que Gobierno español adopta simultáneamente idéntica determinación cual corresponde a lazos unen nuestros pueblos y al bienestar de los dos países estimando que con este telegrama y el de vuecencia queda formalizado por las dos altas partes acuerdo referido. Aprovecho esta oportunidad para expresar a vuecencia el testimonio de mi más alta y distinguida consideración. Alberto Martín Artajo- Ministro de Asuntos Extranjeros.

Como resultado del Acuerdo transcrito, el Gobierno de España, propuso, como Encargado de Negocios de España a.i. al señor Santiago Ruiz Tabanera, residente en esta ciudad. La Cancillería, por nota D.P. No 480, del 26 de Marzo de 1951, informo al propio Sr. Ruiz Tabanera ' que el Gobierno Nacional acepta complacido y reconoce a Vuestra Señoría como Encargado de Negocios de España, hasta tanto se haga cargo de la representación diplomática española en ésta el futuro Embajador que designe el ilustrado Gobierno de España con el beneplácito del Gobierno Nacional.

Posteriormente fue solicitado el correspondiente placet a favor de Don Rafael de los Cáseres y Moya, Conde de Rábago, quien ha sido designado Embajador de España en Panamá. Se le concedió el correspondiente 'agrement'. Presentó las Cartas Credenciales el 18 de abril de 1951, fecha en la cual fue reconocido.

Por su parte el Gobierno de Panamá, había entrado en una nueva crisis, al decidir de manera arbitraria, autoritaria e inconsultamente el presidente Arias Madrid, derogar la Constitución en funciones de 1946, para imponer la derogada años atrás en su primer gobierno y que databa del año 1941.

Ante esta situación, la Asamblea Nacional ordena a la Guardia Nacional, a deponer al Presidente que viola la Constitución y no respeta el orden jurídico. Ello se salda con una secuela de muertos y heridos, en combate escenificado en el mismo Palacio presidencial.

Finalmente, Arnulfo Arias Madrid, es depuesto y desalojado de la presidencia el 10 de mayo de 1951. Se considera esta salida violenta como secuela de la ilegitimidad del régimen instaurado a partir del fraude electoral de las elecciones de 1948 y que provocó el primer enfrentamiento entre la Asamblea y el poder Ejecutivo, con un saldo de tres presidentes caídos y una gobierno de hecho en la llamada Asamblea de Chivo Chivo.

Pasados estos hechos, le correspondió al ganadero y hacendado millonario Don Alcibiades Arosemena Quinzada, asumir la Presidencia de la República en el mes de mayo del mencionado año, a fin de garantizar un torneo electoral limpio y legítimo, cronometrado para el año siguiente.

Su mandato presidencial venció el 30 de septiembre de 1952, lo cual le permitió ser nombrado Embajador de Panamá en España y Francia, posición que mantuvo hasta 1956, siendo el primer embajador luego del restablecimiento de las relaciones.

El presidente Ricardo Arias Espinosa, nombra por Decreto Ejecutivo No 105 del 18 de mayo de 1955 a Octavio A. Vallarino, como nuevo Embajador de Panamá en España, en reemplazo del anterior.

Notas

-Las contradicciones y rupturas de relaciones diplomáticas con el régimen de Franco, en 1945, llevaron a nuestra embajada en esa nación a depositar sus archivos -en custodia- en la Legación de la República de El Salvador.

El último embajador republicano, fue Don Manuel Cañas Trujillo, con el carácter de Encargado de Negocios ad interim, en 1949.

Rodrigo Miró, adscrito a la Embajada de Panamá en España, bajo responsabilidad del embajador Octavio Vallarino; decide recuperar los archivos de la Legación panameña en España durante la guerra civil. En abril de 1956 se inician las gestiones ante la Embajada de El Salvador que concluyen con la entrega de los documentos en marzo de 1959, que son entregados a Enrique Ruiz Vernacci, Consejero de nuestra Embajada en España. Miró regresa a España en 1960 y hace un inventario de los documentos, depositados en nuestra Embajada.

-Es importante subrayar la noticia aparecida en el semanario España Nueva (No 197-198 del 15 de octubre de 1949) Gratitud de España a los países que votaron contra Franco. A Panamá, cuya adhesión a la España democrática puede considerarse como uno de los países libres en la lucha por la libertad…que votaron en la ONU. Palabras en la Asamblea General por el General José Ascensio.

-Nombrado Embajador de Panamá en España desde 1935, abandona Madrid el 5 de julio de 1937, dejando encargado a su hijo el Dr. José Narciso Lasso de la Vega. Llevándose consigo a varios asilados monárquicos bajo protección panameña. Entre los auxiliares de la Legación se encuentran: Pablo García, agregado, Javier Lasso de la Vega, Canciller y que luego se encargo de la Legación en Valencia.

-Segunda Guerra Mundial (1939-1945): fue el conflicto surgido entre las potencias europeas por la hegemonía en los mercados coloniales. Su forma política adquirió la lucha entre la democracia y el totalitarismo. La misma causó la muerte de más de 50 millones de personas y se originó un nuevo mundo; la era atómica y nuclear.

-En agosto de 1945, 96 diputados españoles reunidos en México eligen a José Giral presidente del Gobierno Republicano en el exilio, forzado a dimitir en enero de 1947 es sucedido por el socialista Rodolfo Llopis, quien renuncia para ser relevado por el republicano Álvaro de Albornoz. Por su parte el PCE mantuvo la lucha armada hasta 1952. Entre 1945 y 1951, cerca de cinco mil a seis mil combatientes guerrilleros españoles sostienen una lucha desigual contra el régimen en las montañas pirenaicas.

Es más, Franco tuvo claridad que el frente de las sierras, como llaman a la guerra de la Guardia Civil y sus voluntarios contra los guerrilleros republicanos, constituía un problema grave para la supervivencia de la dictadura. Con cautela acoso a los combatientes mientras la situación internacional le era desfavorable, pero cuando esta situación cambio, aplico una guerra brutal de exterminio.

Conclusiones

La política de las grandes potencias fue determinante en el desarrollo del conflicto, Alemania necesita materias primas españolas, mientras Italia busca reforzar un aliado autoritario y conspira con los militares españoles. Francia decide no apoyar y junto a Inglaterra, con un gobierno conservador el régimen autoritario le garantizaba la seguridad de sus intereses, por lo cual deciden crear la política de No intervención.

La opinión publica mundial apoya a la España republicana, aparte del apoyo de la URSS y México, entre otras naciones que aún no han escrito su participación solidaria con la el alma de la libertad. Tras la derrota en 1939, cientos de miles de españoles cruzaron la frontera con Francia, otros tantos de miles se embarcaron por mar hacia las distintas naciones americanas, iniciando con ello la historia de solidaridad, sacrificios personales y colectivos contra los enemigos de la humanidad; el fascismo, el nazismo y el franquismo.

Panamá a través de sus ciudadanos preclaros, decide dar su aporte a la lucha del pueblo español. Nuestro país no arriba aún al medio millón de habitantes, pero conoce de primera mano las consecuencias del compromiso, de la lucha sangrienta contra un enemigo poderoso y de la necesidad de fortalecer la democracia y la justicia en su propio país.

En ese sentido, podemos afirmar algunas conclusiones de este trabajo;

1-La defensa de la democracia y el proceso de reformas a la estructura española, correspondió a los liberales, socialistas, demócratas y comunistas panameños.

2-Los sectores económicos y políticos panameños, más atrasados y comprometidos tanto ideológicamente como políticamente, respaldaron la violación contra el estado de derecho, las leyes establecidas, y la constitución jurada; encontrando al momento del golpe de estado en España, un terreno que les era propicio para poner fin al proceso iniciado.

3-Los españoles republicanos en unión a los panameños defensores de las leyes y la democracia, ya poseían espacios sólidos ( la educación, la cultura, la ciencia, la economía, y en los planos social y político) para enfrentar a estos sectores atrasados que tratan de escudarse en un discurso patriotero, tradicional, religioso, reaccionario y profundamente anti socialista.

4-El nacionalismo panameño es antiimperialista con ciertos ribetes anti oligárquicos, y esta íntimamente circunscrito a nuestra relaciones desiguales con los Estados Unidos, y no necesariamente con otras potencias.

5-Los sectores democráticos panameños cobijaron en su seno a todos los españoles republicanos de cara a fortalecer esos espacios y construir los caminos que nos condujeran al desarrollo de la ciencias, el estado, la política, las artes y principalmente la educación en general.

6-Las bases ideológicas y políticas republicanas sirvieron de base y sustento para el fortalecimiento de nuestra identidad, permitiendo un reencuentro con nuestras raíces y nuestra razón de ser panameños y latinoamericanos, y el despertar de una conciencia democrática.

7-Este haz de fuerzas libertarias origina un movimiento político y social, que permite un cambio cardinal en la dirección del estado panameño, propiciando cambios de mentalidad y de profunda repercusión en un sector de las clases dirigentes y en las bases de los movimientos populares.

8-La partir de esos cambios en la mentalidad política, cultural, social y económica se constituyeron los movimientos orgánicos de los trabajadores, profesionales, estudiantes y demás sectores de la sociedad panameña.

9-El elevamiento político - cultural bajo la potente influencia de los sectores democráticos y de izquierda españoles, permite la elaboración de un programa acabado para la construcción del Estado Nacional Independiente en nuestro país, a fin de romper con los programas de los partidos tradicionales de la burguesía antinacional.

Todos estos esfuerzos que tienen su origen en los organismos surgidos de la defensa del modelo republicano español, y que luego se concentraran en la elaboración y aprobación de una constitución de fuerte contenido liberal, democrático, popular y propiciatorio del desarrollismo del año 1946.

Serán estos sectores y fuerzas políticas, las que sustentarán la misma y la defenderán en 1951, ante los intentos de los sectores antidemocráticos, nuevamente encabezados por Arnulfo Arias de derogarla.

La Constitución democrática de 1946, elaborada por los esfuerzos mancomunados de los herederos ideológicos y políticos, de esos republicanos españoles exiliados en nuestra tierra.

Fuerza social y democrática consecuente con las herencia abonada en la Universidad de Panamá, la Corte Suprema de Justicia, la Asamblea Nacional y los movimientos sociales de trabajadores, profesionales y estudiantes que por primera vez- en el continente americano- derrotaron a los Estados Unidos en el plano político y militar con el rechazo en 1947, de los convenios Filos Hines, al punto que debilitaron el papel de los sectores dominantes, provocando la crisis de gobernabilidad de los años 1948-1949, y que un torneo electoral no pudo resolver.

Biografías Personajes destacados

Ricardo Joaquín Alfaro Jované. Abogado, nacido en ciudad de Panamá el 20 de agosto de 1882-20 de febrero de 1971.Estudios con los Hermanos de San Vicente, Hermanos Escolapios, Bachiller en Colegio de Cartagena, Colombia. Director del diario La Palabra, profesor de Historia en el Instituto Nacional. Fundador de la Cruz Roja Nacional, Miembro de la Academia Panameña, Argentina y Estados Unidos de Historia. Magistrado de la Corte Internacional de la Haya, Embajador de Panamá en los Estados Unidos, delegado de Panamá en la Liga de las Naciones, en la ONU y negociador de los tratados de Panamá con los Estados Unidos, de 1926 a 1967. Presidente de la República de 1931 a 1932. Candidato a presidente por el Frente Popular (1939-1940) Ha pertenecido a las más importantes organizaciones internacionales y recibido varias distinciones de los gobiernos de América, Europa y Asia. Obras; La vida tempestuosa de Simón Bolívar, Diccionario de Anglicismos, Contribuciones de América al derecho internacional.

Elida Luisa Campodónico de Crespo. (1894 -1960) Maestra rural, abogada, nacida en Macaracas, provincia de los Santos. Estudia en su provincia, con los Hermanos Cristianos en ciudad de Panamá, Título de Maestra Rural (1919) para escuelas primarias, de jardines de infancia, y de profesora de español, italiano y francés en Suiza. Profesora de Geografía e Historia de la Escuela Normal. Abogada por la Escuela Libre de Derecho (1935) con su tesis 'La delincuencia de la mujer en Panamá'. Miembro fundador del Partido Nacional Feminista (1923-26) Presidenta del Comité Amigos de la Democracia española, a raíz del golpe de Franco contra la Segunda República, Miembro directivo de la Sociedad Amigos de la Unión Soviética. Representante legal del Magisterio Panameño Unido y de varios sindicatos obreros. Embajadora de Panamá en México (1952)

Cristóbal Ladislao Segundo (1885-1966) Abogado fundador del Partido Comunista junto a Domingo Henrique Turner y otros, el 4 de abril de 1930. Egresado del Instituto Nacional. Promotor del Partido Laborista, del Grupo Comunista y del Sindicato General de Trabajadores. Ocupa cargos en la administración de justicia desde los años veinte. Fundó el gremio de abogados, la revista La ley, y en 1943, el Partido del Pueblo, de carácter reformista, llevando a cabo la lucha por la soberanía nacional, los espacios democráticos y la cuestión social.

Demetrio A. Porras. Abogado, nacido en Las Tablas, provincia de Los Santos el 3 de octubre de 1898- fallece en la ciudad de Panamá el 16 de mayo de 1972. Hijo del caudillo liberal Belisario Porras. Bachiller en Humanidades en el Instituto Nacional. Doctor en Derecho y Ciencias Políticas en la Universidad de Burdeos, Francia. Fundador y director de la Escuela Libre de Derecho en 1932. Fundador del Partido Socialista de Panamá, el 15 de abril de 1933. Profesor Temporal de la cátedra de Principios de Sociología, Derecho internacional, y Psicología en la Universidad de Panamá.

Ministro Plenipotenciario y Embajador Extraordinario en Francia e Inglaterra (1941-1944) y Cónsul General de Panamá en Burdeos, Francia, y Liverpool, así como encargado de negocios en dicha capital y en Londres. Ministro sin cartera del Gabinete del Gobierno del Presidente Ernesto de la Guardia (1944-45). Diputado de la Asamblea Nacional de Panamá (1932-36, y 1940, 1945). Delegado de Panamá a las Naciones Unidas (1945). Magistrado de la Corte Suprema de Justicia (1960-1964). Presidente de la Sala Penal (1962-1964) Obras; Los Tratados del Canal, la Doctrina Monroe, Veinte Años de Lucha. Problemas Vitales Panameños (Mención de Honor del Concurso Ricardo Miró, 1953-54) y Principios de Sociología.

Diógenes de la Rosa. Escritor y político. Miembro destacado del Partido Socialista, Bachiller del Instituto Nacional, autodidacta, nació en la ciudad capital un 26 de enero de 1904. Fallece en esta capital en 1998. Concejal por el distrito capital, miembro de la Dirección Nacional del Partido Socialista. Delegado de la Asamblea Nacional Constituyente (1945-1946) Diputado de la Asamblea Nacional (1946-1948). Asesor de Ministros y Presidentes desde 1947 a 1962.

Renunció al Partido Socialista junto a un grupo de dirigentes en 1948, antes de la campaña electoral, debido a discrepancias ideológicas, lanzándose a candidato a diputado por el Partido Revolucionario Independiente. Miembro de la Sociedad Bolivariana. Miembro de la Academia Panameña de la Historia. Embajador de Panamá en Venezuela. Miembro de la Comisión negociadora de los Tratados del Canal de 1966 a 1977. Ha publicado en distintos medios periodísticos, destacándose en el ensayo y la monografía.

Melchor Lasso de la Vega. Pedagogo, Maestro, político y diplomático. Nace el 14 de marzo de 1865- 20 septiembre, 1942. Egresado de la Escuela Normal de Varones, Rector del Colegio del Istmo, Director del Colegio Artes y Oficios. Embajador de Panamá en España. Miembro de la Academia Panameña de la Lengua. Escribió algunos ensayos sobre temas geográficos e históricos.

Renato Ozores. Abogado y escritor, nacido en Asturias, Oviedo el 29 de octubre, 1910-Panamá, 3 de abril, 2001. Estudio y ejerció en su ciudad natal y Madrid. A raíz de la guerra se radica en Francia para asentarse en Panamá en 1938. Profesor en la Escuela Normal de Santiago de Veraguas. Cátedra de Derecho mercantil en la Universidad de Panamá, 1941, al año se nacionaliza y se convierte en editorialista de La Estrella de Panamá. Ganador en varias ocasiones del concurso Ricardo Miro, miembro de la Academia Panameña de la Lengua. Entre sus obras; Un pequeño incidente y otros cuentos, 1947. Un ángel, 1954. La sociedad anónima en la integración centroamericana, 1966. Entre otras de gran valor en novela, ensayo, cuento, y teatro.

Angel Rubio Bocanegra. Geógrafo y docente nacido en Córdoba, España el 27 de junio de 1901 y falleció en Panamá el 30 de noviembre de 1962. Obtuvo su titulo de bachiller en Ciencias en el Instituto General y Técnico de Sevilla, España en el año de 1918. Licenciado en Filosofía y Letras por la Universidad Literaria de Sevilla (1922). Realizó estudios en el Cuerpo Facultativo de Archiveros, Bibliotecarios y Arqueólogos en la Universidad de Sevilla. Fue Profesor de Geografía en la Universidad Autónoma de Barcelona y de varios Institutos en España y diputado a las Cortes, antes de trasladarse a Panamá, por motivos de la guerra civil española (1936-1939) Arriba a Panamá, en 1937 y se une en matrimonio a María Eugenia Lasso de la Vega, hija de Melchor Lasso de la Vega. En nuestro país organizó los estudios geográficos en nuestra Universidad de Panamá (fundada en 1935). Trabajó en la elaboración de mapas y cartogramas en la Oficina del Censo (1939) Fue Delegado de Panamá a la II Reunión Panamericana del Comité de Cartografía y Geografía reunida en Río de Janeiro en 1944 y delegado por nuestro país a varios congresos y eventos internacionales. Fue cartógrafo del Banco de Urbanización y Rehabilitación de Panamá (BUR) Escribió más de medio centenar de trabajos de investigación sobre temas geográficos, históricos y literarios. Obras: Diccionario Geográfico de Panamá, Las Fuentes literarias de la Geografía de Istmo, Las Fuentes Literarias de Etnología y Arqueología Panameñas y un fichero bibliográfico sobre estas materias, Mirador Panameño, Almanaque Panameño, Los Estudios Geográficos en Panamá, Setecientas horas en el corazón de Colombia, La ciudad de Panamá.

Victorio Macho, escultor republicano, fue el encargado de realizar el Monumento al Doctor Belisario Porras, mediante la ley 107 de 1943. Pero no fue hasta el ejercicio presidencial de Enrique A. Jiménez, que el monumento de mármol rosáceo y bronce, erigido en la Plaza del Barrio de la Exposición se llevo a cabo. El escultor lo modelo en el Perú y consiste en dos columnas sobre las cuales dos mujeres de bronce desnudas, sostienen la antorcha que simbolizan la Democracia y la Libertad, ideales que inspiraron la obra y vida del mandatario, quien posa entre las deidades en actitud de arengar a su pueblo. La obra fue inaugurada el 4 de junio de 1948.

Juan Negrín (1902-1956) Científico y político, nacido en Las Palmas de la Gran Canaria. Estudia en la Universidad de la vecina República de Alemania, egresando de Doctor en Fisiología en 1916. Miembro de la Junta para la ampliación de Estudios, ingresa al PSOE en los años veinte. Ministro de Hacienda en el Gobierno de Francisco Largo Caballero en 1936, es propuesto por las fuerzas republicanas para reemplazarlo en mayo de 1937, como Jefe de Gobierno. Carga el peso de la guerra de 1937, 1938 y 1939. Tras el golpe del Coronel Segismundo Casado, y el triunfo de Franco, saldrá al exilio donde reconstruirá el gobierno republicano y dirigirá hasta 1945, cuando se lo delega a Diego Martínez Barrio (1883-1962) quien fungió de Ministro (1931-33) Jefe de Gobierno (1933) Presidente Interino (Abril-Mayo, 1936) y finalmente Presidente de la República en el exilio (1945).

Fuentes

Documentos

-Memorias de la Secretaria de Relaciones Exteriores de la República de Panamá.

1936, 1937, 1938, 1939/1940; 1941, 1942, 1946, 1948, 1949, 1950. 1951.

-Archivos de la Legación de Panamá en Madrid, España (Archivo del Ministerio de Relaciones Exteriores de la República de Panamá)

1936, 1937, 1938, 1939

-Archivo de la Administración del Estado. Dr. Arnulfo Arias Madrid (Archivos Nacionales de la República de Panamá)

1940- 1941, 1950-1951.

-Archivo de la Administración del Estado. Dr. Juan Demóstenes Arosemena

1936-1938

-Archivo de la Administración del Estado. Dr. Ricardo Adolfo de la Guardia.

1941-1945.

-Archivo, Museo y Biblioteca del Dr. Ricardo J. Alfaro Jované. (Revisado; 1930-1947)

-Archivo del Partido Socialista de Panamá, 1933-1963 (César Del Vasto).

-Archivo del Partido Comunista de Panamá, 1925-1943 (César Del Vasto).

-Archivo del Partido del Pueblo, 1943-2000 (César Del Vasto)

-Archivo de la Federación de Estudiantes de Panamá, 1924-1982 (César Del Vasto)

-Archivo del Frente Patriótico de la Juventud, 1945- 1954 (César Del Vasto)

Libros

-Alba, Víctor. Historia del Frente Popular. Libro Mex. Editores, México, 1959.

-Amo, Julián y Charmion Shelby. La obra impresa de los intelectuales españoles en América (1936-1945) Fundación españoles en el mundo. España, 1994.

-Avilés, Juan. La mujer y el mito, Pasionaria. Editorial Plaza & Janés, España, 2005.

-Amo, Julián y Charmion Shelby. La obra impresa de los intelectuales españoles en América (1936-1945) Editorial La Muralla, Anabad. España, 1994.

-Barros, Mario. Historia Diplomática de Chile (1541-1938) Ediciones Ariel, España, 1970.

-Boersner, Demetrio. Relaciones Internacionales de América Latina. Editorial Nueva Sociedad, México, 1982.

-Calzadilla G, Carlos. Historia sincera de la República de Panamá (Siglo XX) Panamá, Editorial Universitaria, segunda edición, 2003.

-Cruz, Luis Antonio. Mi última visión de España. Panamá, 1939.

-Early, Lawrence O. The Republic of Panama in World Affaire (1903-1950) Greenwood Press, Publishers. USA, 1970.

-Figuero, Javier. Memoria de una locura. Crónica testimonial de una gran tragedia española. Editorial Planeta. España, 1986.

-Garay, Narciso. Panamá y las guerras de los Estados Unidos. Panamá, 1928 (Reproducción, 1976)

-García de Cortazar, Fernando/ José Manuel González Vesga. Breve Historia de España. Alianza Editorial, 1994.

-Miró, Rodrigo. Informe sobre los Archivos de la Legación de Panamá en España, guardados por la Misión Diplomática de El Salvador. Lotería, 363, Noviembre- Diciembre, 1986.

-León Felipe Camino en Panamá. Panamá, 1988.

-Neruda, Pablo. España en el corazón, en; Veo lo que viene y lo que nace. Editorial Progreso, Moscú, 1976.

-Porras, Demetrio. Veinte años de luchas y experiencias. Editorial Americale. Argentina, 1947.

-Discursos parlamentarios, Tratado del canal de Panamá. Editorial Americale, Argentina, 1947.

-Jackson, Gabriel. Entre la reforma y la revolución. Editorial Crítica. España. 1980.

-Quijano, M. de J. En la Ruta Liberal y Democrática, Volumen 1. Panamá, 1943.

-Rojas, Carlos. Retratos Antifranquistas. Editorial Planeta. España, 1977.

-Schwartz, Fernando. La internacionalización de la Guerra Civil Española. Planeta, España. 1999.

-Sepúlveda, Melida Ruth. Harmodio Arias Madrid. El hombre, el estadista y el periodista. Editorial Universitaria. Panamá. 1983.

Revistas

-A.V. Edición Extraordinaria en Homenaje al Cincuentenario de la Universidad de Panamá. No 354-355 Septiembre- Octubre, 1985.

-Alfaro Jované, Ricardo J. Edición Especial, revista Lotería, No 317 agosto, 1982.

-Casals, Xavier. 14 de abril de 1931 ¿Jaque mate al rey? Revista Clío. España, 54-2006.

-Fishman, Lois R. Recuerdos agridulces. Revista Américas, Estados Unidos, No 6, noviembre/diciembre, 1984.

-Porcell, Néstor: Los Republicanos españoles y su aporte cultural a la Universidad de Panamá. Cuadernos de Sociología, Departamento de Sociología, Facultad de Humanidades, Panamá. No 2-1981.

-Ordóñez Alonso, María Magdalena. Brigadistas internacionales, un tropiezo en la política de asilo en México. Revista Tzintzun, México, No 28- Julio- Diciembre, 1998.

-Ozores, Renato. Panamá contra Franco. Revista Catalunya, Panamá, No 1 junio, 1946.

-Ovejero Lucas, Félix. Mirada atrás, después de la derrota. Revista de libros, España, No 83 Noviembre, 2003.

-Tejeira, Gil Blas. León Felipe en Colón. Revista Catalunya, Panamá, No2 julio/septiembre, 1946.

-Reig Tapia, Alberto. La Guerra Civil: Un balance histórico. Revista Cuadernos de ciencia política y sociología, No 12-1983.

Diarios

1936

-Arenzana y su personal apoyan a Burgos. El Panamá América, septiembre, 9, 1936.

-Laurenza, Roque Javier. Nota sobre León Felipe, (Nota bibliográfica) El Panamá América, 1936.

-Una resolución de solidaridad al Gobierno de Azaña, aprobó la Asamblea. El Panamá América, 2 de septiembre, 1936.

-León Felipe Camino, se ha dirigido al Señor Ruiz Tabanera en relación con el caso de España, El Panamá América, 3 de septiembre, 1936.

-Hubo reunión anoche Pro Gobierno Español. El Panamá América, 5 septiembre, 1936.

1937

-Luis Antonio Cruz, joven panameño que lucha en España, El Panamá América, portada, 17 de febrero y; Un panameño está enrolado en los ejércitos que combaten en España a favor del Gobierno, 18 febrero, 1937.

-Digna actitud de la República de Panamá. diario ABC, de Madrid, edición de la mañana, 12, 13, y 14 de mayo, 1937.

-Luis A. Cruz, miliciano panameño lucha con el pueblo de España como sargento, El Panamá América, 3 de julio.

-Felipe Hall, panameño condenado por los falangistas. El Panamá América, 4 de agosto, 1937.

-Declaran Adhesión a la causa de la España Leal, El Panamá América, 6 de diciembre, 1937.

-Laurenza, Roque Javier. Carta contra el fascismo y a favor de España Republicana, 21 marzo. 1938, El Panamá América.

-Página del Comité de Defensa de la República Española. El Panamá América, agosto de 1937 a 1938.

-Celebración en la Catedral Metropolitana de Misa en conmemoración de José Antonio Primo de Rivera, convocan Falange Española Tradicionalista y de la JONS, delegación de Panamá. El Panamá América, domingo 20 de noviembre, 1938.

-Aguilar, Juan María. La formación cultural durante la guerra. 15 de octubre, 1944 Voz Universitaria.

-Panamá en diez años se ha transformado totalmente, León Felipe. Entrevista de Mundo Gráfico, Panamá, sábado 15 de Junio, 1946.

Cronología Panamá, España, América y el Mundo

1929

Crisis del sistema capitalista mundial, a partir del Crack de la Bolsa de valores de Nueva York, con enormes repercusiones internacionales.

Inicio del gobierno autocrático de Stalin en la URSS

1930

Guerra Civil en China

Caída del régimen del general Primo de Rivera en España, Pacto de San Sebastián

1931

Proclamación de la Segunda República en España.

Primer Golpe de Estado en Panamá, liderado por la organización Acción Comunal

Invasión japonesa a China

1932

Inicio de la llamada Guerra del Chaco (Bolivia/Paraguay) manipulada por intereses ingleses y estadounidenses, que culmina en 1935.

Proclamación efímera de la República Socialista de Chile.

Masacre del gobierno salvadoreño a intento de levantamiento

PCE, Expulsión de José Bullejos, elegido secretario general José Díaz.

1933

Entrega del Informe económico Roberts al gobierno panameño.

Adolfo Hitler, asume el poder en Alemania, inician las persecuciones

Firma de tratado de paz en Nicaragua. El General Sandino, entrega las armas.

Bloqueo a Cuba por Estados Unidos, ante derrocamiento del dictador Machado

Comienza en los Estados Unidos la política del New Deal

Fundación de la Falange Española en Madrid

1934

Levantamiento minero en Asturias, organizado por el PSOE, UGT, y CNT

Asesinato del fascista y canciller Dollfuss en Austria

Los comunistas chinos inician la Larga Marcha

1935

Fundación de la Universidad de Panamá.

Internacional comunista, en su VII Congreso define la táctica del Frente Popular, de alianza con los socialistas y la burguesía progresista para detener al nazi-fascismo.

División de la AFL estadounidense, se crea la CIO

Invasión italiana a Etiopía

1936

Elecciones del Frente Popular en España, que culmina con su victoria. Levantamiento de los militares, contra el gobierno constituido

Firma del Tratado Arias-Roosevelt (Tratado General de Amistad y Cooperación) 2 marzo

Firma del Pacto Anti Comintern entre Alemania, e Italia

Victoria del Frente Popular en Francia

1937

El Gobierno de Francisco Largo Caballero es relevado por el del Dr. Juan Negrín.

Segunda invasión japonesa a China

1938

Anexión de Austria a Alemania. Pacto de Munich trata de frenar expansionismo alemán

Purga masiva en la URSS, llamados procesos de Moscú, perecen

Alemania invade Checoslovaquia

Victoria del Frente Popular en Chile

Delimitación de fronteras entre Panamá y Colombia

Nacionalización del petróleo en México

1939

Golpe de Estado del General Casado que inicia negociaciones. Exilo masivo a Europa y el mundo. Fin de la guerra civil española, vence el bando nacionalista (1 de abril).

Firma del Pacto de no agresión entre la URSS y Alemania (Agosto 23)

Invasión alemana a Polonia (1 de septiembre) inicio de la Segunda Guerra Mundial

Italia invade Albania

1940

Alemania invade Dinamarca. Noruega, Holanda, Bélgica, Luxemburgo, Rumania y Francia

Se forma el Eje Berlín-Roma-Tokio.

Asesinato de Trotsky en Méjico

Italia invade Grecia

Levantamiento armado contra el régimen de Arnulfo Arias.

1941

Ataque japonés a la base estadounidense de Hawai, Pearl Harbor (diciembre)

Invasión alemana a la URSS, Bulgaria, Grecia y Yugoslavia.

Fundación de Radio España Independiente, desde Ufá.

Inicio de los movimientos de resistencia contra el Eje en Europa

Creación de la alianza entre Gran Bretaña, Estados Unidos y la URSS contra el Eje

Arnulfo Arias crea la Policía Secreta Nacional.

1942

Franco envía la División Azul en apoyo a la invasión alemana a la URSS.

Firma del Convenio Fábrega -Wilson entre Panamá y los Estados Unidos.

1943

Batalla de Stalingrado, derrota alemana

Desintegración de la Internacional Comunista, a favor de un entendimiento con las potencias occidentales.

1944

Relanzamiento de las guerrillas comunistas contra Franco.

Invasión de Estados Unidos, Inglaterra a Francia, apertura del segundo frente.

1945

Fin de la guerra. Constitución de la ONU.

Japón se rinde tras el lanzamiento de la bomba atómica por Estados Unidos.

1946

La ONU condena el régimen de Franco.

Aprobación de la tercera carta constitucional de Panamá.

1947

Panamá, primera derrota de Estados Unidos, al expulsarse 100 bases militares.

Inicio de la Guerra Fría.

1949

Estados Unidos y los países europeos crean la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) bloque militar agresivo contra la URSS y sus aliados.

1950

Panamá, reconoce al régimen de Franco por imposición de los Estados Unidos.

1953

Muerte de José Stalin, inicio de la crisis del autoritarismo soviético.

1955

Ingreso de España en la ONU, por impulso de Estados Unidos y sus aliados europeos.

SE PUEDE INCORPORAR LOS ESCRITOS DE DIOGENES DE LA ROSA SOBRE ESPAÑA

Para la portada, foto de España Errante (1964), último boletín editado por españoles y panameños en apoyo a la República; y la faz de mi bisabuelo Rafael Corcho, cantante que viaja a España en agosto- septiembre de 1936, en apoyo a la misma, llegando a participar en el filme 'El Malvado Carabel' (1935/36) filmado en Madrid, y dirigida por Edgar Neville.

es un envío solidario e informativo de la www.aapebcap.es.tl
www.carlosperiodismo.blogspot.com