LA FAMILIA. VALCÁRCEL CARNERO, RETORNÓ Al PERÜ DESDE EL DESTIERRO HACE 54 AÑOS

(Rosa D.Trinidad Carrillo)

Suena la voz telúrica, profunda, conmovedora, de José María Arguedas, habitual compañero de nuestros días de diciembre... “llaqtay orqo, ricurinchus mana, llactay orqo ricurinchus mana…”, huayno de la región del Cusco- Canas, acompañado de guitarra y rondín por el músico cusqueño Augusto Navarro como lo anuncia el Amauta.
http://www.youtube.com/watch?v=ZfRk43GJwZc
Y mágico númen para hacer cantar al alma en toda su dimensión...
Motiva, entonces, en estas horas tan entrañables con el ande, que nuestra alma serrana se abrace con su canto, terriblemente atraída por la nostalgia que despierta, nos hace vivir como reguero de energía telúrica que, bravía, se extiende en nuestro ser poseído de galopante sensibilidad.

Marco vivencial divino que nos profundiza en la evocación a una familia emblemática:

LA FAMILIA VALCÁRCEL CARNERO
forjada en la lucha, regresada del exilio en un día como hoy, hace 54 años, en estas horas de la noche.

Han vivido en sus carnes, saben del transcurrir y paso solemne de la vida, alejados de los suyos, de su suelo, en el destierro. Ellos no se alejaron por voluntad propia, aclamando o propugnando a un poderoso sistema…ellos estuvieron deportados por cuestionar el orden de los poderosos, por pensar en un cambio del país hacia la justicia e igualdad.

UN DÍA COMO HOY HACE 54 AÑOS... EN UNA NOCHE YA PERUANA, ELLOS REGRESARON A LO SUYO.

VIOLETA CARNERO DE VALCÁRCEL (AHORA FÍSICAMENTE AUSENTE DE NOSOTROS POR PRIMERA VEZ)

VIOLETA PISA TIERRA PERUANA CON SUS CUATRO HIJOS DE LA MANO LUEGO DEL SACRIFICADO DESTIERRO:
Los niños César Gustavo, Silvia Rosina, Xavier Alonso y Jorge Marcel prácticamente recién “conocerán” su país que dejaron en los primeros años.
VIOLETA GRITA “PERÚ, PERÚ, PERÚ”

Rosina llega a reconocer su país a la edad de 9 años.
DESDE ENTONCES, HAN PASADO TANTOS HECHOS....
ARGUEDAS PARTIÓ TRÁGICAMENTE...NUESTRAS PENAS SE PROFUNDIZAN AL EVOCAR MOMENTOS DE NOBLE ENTREGA DE PERSONAJES DEL SOCIALISMO PERUANO DEL SIGLO XX JUNTO A SU FAMILIA.
Nos acompaña ahora en la música ARGUEDASNINCHIK (Nuestro Arguedas)
http://www.youtube.com/watch?v=jTeWIqVYbLU
El quechua íntimando con lo profundo del mensaje, la creación divina musical del campo, la belleza del violín penetrante en el corazón, la composición imperativa y persuasiva voz, ritmo e interrogante inquiriendo ¿En dónde está Arguedas?.... nos vienen a la mente las sagradas notas de Máximo Damián y La agonía.
Es la majestad andina musical que tanto gustó a Arguedas que lucho por su preservación y lelgitimidad, y, ahora sintonizan, perfectamente, con estos hechos subliminales para nosotros que logran emocionarnos hasta las cristalinas lágrimas.

Qué apreciable es la vida bajo el esfuerzo y nobleza de sus mejores hijos, con quienes tenemos una deuda: dejaron su labor iniciada ¡Tenemos que terminarla!, dejaron el camino señalado ¡Recorrámoslo!

Vamos a la razón de estas letras tan bien acompañadas reiteratívamente con las notas bellas andinas:

La vida del literato y político peruano (Arequipa) Ángel Gustavo Valcárcel, transcurrió desde muy joven, en continuos encarcelamientos, por sus luchas partidarias y, en la siempre rebelde San Marcos. Su vida y lucha totalmente ligada y con gran afinidad con la de su amada esposa y compañera Violeta Graciela Carnero Hoke, presta por sus ideales a secundarlo en las luchas sociales, a la par, madre de sus cuatro hijos. Ella también fue la inspiración que todo Hombre necesita para abrazar la vida íntegramente y, conducirla por la senda, alumbrando su propia gloria, junto con él.

Decía ella, en el 2008, cuando aún estaba presente físicamente:
"A un mes de cumplir 85 años, sigo bregando por la justicia social en mi patria y en el mundo, por la escurridiza revolución que lleve al Perú y a su pueblo a tener mejores condiciones de vida, sin explotación del hombre por el hombre y con un sistema democrático plural que no sólo arrope a los de arriba, sino –fundamentalmente- a los de abajo y también a los que vivimos en la capa intermedia.

Ahora ya cansada, por los años vividos con denodada vehemencia, postrada –casi inmóvil- sigo con mi mente totalmente lúcida, soñando con esa revolución que se le escapó varias veces a nuestra aguerrida generación." Violeta Carnero 1º abril 2008"
“CRONOLOGÍA BIOGRÁFICA DEL ESCRITOR GUSTAVO VALCÁRCEL” por Gustavo Valcárcel Carnero - Dany Elías Cisneros

Y ÁNGEL GUSTAVO VALCÁRCEL VELASCO dedicó apasionadamente su vida a la lucha social, primero, como militante aprista, como los heroicos primigenios de aquel llamado partido del pueblo y, luego, cuando, renunciando se declaró Comunista, ya estando en el exilio.

En la misma fecha y libro dice testimonialmente un líder innegable como Armando Villanueva del Campo :
"G. Valcárcel estuvo al lado de Víctor Raul en las duras épocas del ´40, cuando Manuel Prado Ugarteche perseguía y encarcelaba a todos los luchadores sociales de las tiendas políticas más aguerridas, como el APRA. Fueron días pertenecientes a la Gran persecución, y Gustavo fue encerrado varias veces junto con otros compañeros y camaradas en razón de sus ideas. Según he leído en su biografía, celebró sus 18 años en “El Sexto”. Años más tarde las mazmorras se abrieron simultáneamente en la Prefectura para él, para Alcides Spelicín (brillante poeta autor de El libro de la nave dorada, fundador del APRA) y para Agustín Cucho Haya de La Torre, hermano menor del líder del partido.
Por eso cuando leemos en su célebre poema Celda:
(...)
Yo te recuerdo prisión mientras combato
porque los hombres sean libres
porque crezca la paz sobre la tierra
porque ya nadie deje trozos de alma
agonizando entre tus piedras.
(...)
... no podemos dejar de apretarnos el corazón para evitar que se nos detenga, al rememorar los cruentos días de presidiarios que nos tocó vivir a unos –como en mi caso- en “El Frontón”; a otros en “La Prefectura”, “La Intendencia” o “El Panóptico”; a aquellos entre rejas olvidadas por el tiempo; pues, la historia no recoge el sufrimiento de los miles de silenciosos combatientes que dejaron trozos de alma entre las piedras y el cemento de fríos calabozos.
Gustavo decidió –con pesar para nosotros- renunciar al APRA por razones de discrepancias ideológicas y no por conveniencias de ningún tipo; porque siguió y murió pobre de riquezas materiales, pero vivió y vive del tesoro espiritual de sus obras" . Armando Villanueva del Campo. 2008.
CRONOLOGÍA BIOGRÁFICA DEL ESCRITOR GUSTAVO VALCÁRCEL por Gustavo Valcárcel Carnero - Dany Elías Cisneros.

GUSTAVO EL REBELDE E IRREVERENTE MILITANTE COMUNISTA PISARÁ LUEGO SU PAÍS DEL QUE FUE expulsado por la tiranía odrísta...

“En esos años juveniles, todo era una vorágine: me apresaron, me casé con Violeta, me volvieron a encarcelar, obtuve el premio de los Juegos Florales de San Marcos y el Premio Nacional de Poesía, me volvieron a encerrar y en el interín habían nacido cuatro hijos ; por fin, con todos estos pesares y esperanzas , con todos mis hijos me desterraron a México ("México lindo y querido") .

Allí un editor me propuso publicar lo que escribiera sobre el Perú: lo primero que se me ocurrió fue escribir la novela "La prisión" en el destierro me deslumbran las lecturas de Marx, la amistad de Siqueiros, de Diego Rivera y me volví comunista . Violeta y yo renunciamos públicamente al aprismo. Íntimamente nunca renunciamos al cariño de tantos amigos apristas.
Diario de t a l i s m a n e s - Rosina Valcárcel - (Gustavo Valcárcel: San Marcos).

Rosina Valcárcel:
"Las escenas de la vida familiar, conservadas por el inconsciente, unidas a la historia en que fueron engendradas, viven en nuestra piel, rodeadas del sentimiento de desarraigo; y también de la solidaridad que expresa la entrega de Gustavo (y Violeta) a las causas populares. Al leer, estos versos suyos me siento más hija:
Vinieron los hijos,/ ¡quién creyera!,/ con un ramo de alegría en cada ojo.

"El destierro a México
El 9 de marzo de 1951 parte desde el Callao a bordo del barco ganadero "Urubamba" rumbo al destierro, acompañado de su esposa Violeta y sus cuatro hijos. A él no le permitieron acercarse a ningún familiar, ni a su madre. Así describe Valcárcel el emotivo adiós:
Marchamos en un barco ganadero hacia el destierro
pañuelos en el Callao llenos de llanto
despedidas de puerto que comen las retinas
los soplones muy tiesos, el horizonte serio.
Todo nos parecía una interrogación
recostada en la intensidad del mar (12).

El mayor de sus hijos tiene cinco años; el menor, ocho meses. Intentarán formar una nueva vida en México, para lo cual nuestro apesadumbrado vate está premunido apenas con cuatro dólares (de los cincuenta que compraron antes de partir) y tres cartas de presentación, pero también de los 24 quilates de su talento."
CRONOLOGÍA BIOGRÁFICA DEL ESCRITOR GUSTAVO VALCÁRCEL por Gustavo Valcárcel Carnero - Dany Elías Cisneros.

<> Rosina Válcarcel.
Hablar la patria de otros es una extraña experiencia. TRAS un absurdo viaje en barco, sin horizonte, el 9 de marzo de 1951, al punto de cumplir yo cuatro años, nos envuelve el ritmo de una danza anunciando que hemos llegado a México. ¿Sobreviviremos al largo Destierro? Desamparados, fuera de la ley -mis hermanos Gustavo, Xavier, Marcel y yo., formamos parte de la legión de expatriados por orden del general Manuel A. Odría, cuyo ochenio ensombreció la vida democrática del país.
(...)

..........................................

La niña Rosina entonces, ahora poeta nacional, escribe este poema (inédito) que hoy damos a conocer:

Pequeña historia
Los cantos no eran un concierto perdido bajo el arco iris lejano.
La alucinante nave traía fantasmas, locos, guerreros, duendes y tesoros escasos.
Padre ascendía noble, bien peinado y sin corbata luminosa. Un cofre lleno de libros raros y vinos añejos. Un antiguo olor a incienso y náusea nos envolvía a los cuatro niños mudos. Mientras Violeta pálida y hermosa tomaba el cuerpo de una callada diosa egipcia.
Un viaje de largas lluvias azulinas en marcha hacia la ciudad de Cuauhtémoc,
antigua nación azteca. En mi pequeño corazón vibraba la oscuridad de la noche
y el ritmo del lenguaje nutrido con las olas salobres en la ruta al exilio.
--------------------------------------------------------------------------------------------------

Gustavo Valcárcel, en México en el año 1952
“Se incorpora al Partido Comunista Peruano
Y como gota de lluvia que, minúscula, grave, se lanza en salto heroico para reencontrarse con su esencia última, el mar. Así pues, el poeta, hecho catarata, desemboca eufórico en las aguas vivificantes del marxismo. Es el momento más feliz de su existencia. Dirige una carta a los dirigentes del comunismo peruano radicados en México, solicitándoles le sea permitido adherirse al partido. Impoluto, está dispuesto a ceñirse los principios del realismo socialista. Casi parecería que pretende acurrucarse en posición fetal y apurando el parto ideológico, renacer hecho hombre nuevo. Valcárcel concluye esa carta política, por momentos redactada con ribetes de amor, en los siguientes términos:

Habiendo vivido 32 años sin ser comunista correspóndeme ahora demostrar que no valdría la pena haber vivido una existencia al margen del más grande, justo y bello movimiento de nuestra época: el movimiento comunista mundial. (19).”
Diario de t a l i s m a n e s - Rosina Valcárcel - (Gustavo Valcárcel: San Marcos).

" Con él compartimos el destierro, en México. Aún siento la ternura de sus manos acariciando mis cabellos. " Rosina "Diario de talismanes" (Juan Gonzalo Rose.-La poesía es indefinible).

"TENÍA 52 AÑOS NICOLÁS GUILLÉN, y yo apenas siete, la primera vez que el sonido de su nombre se cantó en casa . Era 1954 vísperas de Fiestas Patrias, cuando los integrantes del "Comité Peruano de Defensa Democrática" habían conseguido gratuiramente, el local de la casa de Michoacán para realizlar el acto celebratorio dle los peruanos alfincados en México. Como dice Gustavo Valcárcel, en sus Memorias aún inéditas, se festejaba tambien "porque el cambio de gobierno ausopiciaba viraje s políticos, que favorecetían a los confiandos en el destierro.... La presentación estuvo a cargo de Juan Pablo Chang; las palabras de solidaridad, de México con el Perú y América Latina progresista las pronunció el novelista veracruzano José Mancisidor, a demás de Gustavo Machado (presidente del PC venzoalno); el geógrafo mexicano Jporge R. Tamayo; Carlos A. León (escritor venezolano) y Augusto Chávez Bedoya (arequipeño) ofrendó el texto de gratitud peruana. Finalizó la actuación con un recital de los poetas Nicolás Guillén (Cuba), Juan Gonzalo Rose y G. Valcárcel (peruanos) se hizo un breve brindis. Sólo dos años después el nuevo Parlamento aprobaría una ley de amnistía general ...Y la mayoría tuvo que esperar medio año extra más" Diario de t a l i s m a n e s- Rosina Válcarcel (Nicolás Guillén: Prueba de galera para un gran cubano).

Vuelta a la patria (Rosina Valcárcel)

Mis hermanos y yo nos hemos identificado con México, no nos consultan si deseamos volver al país de origen. A mí no me place retornar, mamá sabe que deseo y ansío quedarme en el país de Frida Kahlo, pero hay que obedecer.
Tras seis años de desarraigo y protestas llega la amnistía del Parlamento de Manuel Prado. El 9 de diciembre de 1956, desconcertados volvemos a la <> patria, hablando como meros cuates y bailando el jarabe tapatío.

.
"TENÍA 52 AÑOS NICOLÁS GUILLÉN, y yo apenas siete, la primera vez que el sonido de su nombre se cantó en casa . Era 1954 vísperas de Fiestas Patrias, cuando los integrantes del "Comité Peruano de Defensa Democrática" habían conseguido gratuiramente, el local de la casa de Michoacán para realizar el acto celebratorio de los peruanos afincados en México. Como dice Gustavo Valcárcel, en sus Memorias aún inéditas, se festejaba también "porque el cambio de gobierno ausopiciaba virajes políticos, que favorecían a los confinados en el destierro.... La presentación estuvo a cargo de Juan Pablo Chang; las palabras de solidaridad, de México con el Perú y América Latina progresista las pronunció el novelista veracruzano José Mancisidor, además de Gustavo Machado (presidente del PC venzoalno); el geógrafo mexicano Jorge R. Tamayo; Carlos A. León (escritor venezolano) y Augusto Chávez Bedoya (arequipeño) ofrendó el texto de gratitud peruana. Finalizó la actuación con un recital de los poetas Nicolás Guillén (Cuba), Juan Gonzalo Rose y G. Valcárcel (peruanos) se hizo un breve brindis. Sólo dos años después el nuevo Parlamento aprobaría una ley de amnistía general ...Y la mayoría tuvo que esperar medio año extra más" Diario de t a l i s m a n e s- Rosina Válcarcel (Nicolás Guillén: Prueba de galera para un gran cubano).

"Otra vez –al igual que en Guatemala- la nostálgica Violeta volvió a tener rol preponderante en la decisión de regresar al Perú, sueño que se transformó en realidad el 9 de diciembre de 1956 al arribar al antiguo aeropuerto de Limatambo, donde familiares muy cercanos los esperaban. Se hospedaron en la cordialidad del hogar de los Humberto Canalle y su hermana María Luisa (“Luchita”), donde los hijos de ambas familias empataron de mil maravillas.
Previamente tuvieron que realizar una escala en Managua, por trasbordo de compañía de aviación, que se extendió durante tres largos días en la misma Nicaragua oprimida por Anastasio Somoza, que habían visitado al inicio del destierro. Las recomendaciones de Violeta a sus hijos de no emplear la palabra “camarada” al dirigirse a las personas, fueron vanos esfuerzos, pues ellos estaban acostumbrados a usarla por las conversaciones de sus padres y amistades que visitaban su casa en México. Ahora Violeta estaba sola con los 4 hijos y su temor era tremendo ante la posibilidad de que algún policía los identifique y meta presa, separándola de sus retoños ya crecidos. Se hospedaron en una modesta pensión cerca al lago y volvieron a visitar el monumento al creador de “Azul”, quien desde sus adentros ayudó a los peruanos en tránsito"
CRONOLOGÍA BIOGRÁFICA DEL ESCRITOR GUSTAVO VALCÁRCEL por Gustavo Valcárcel Carnero - Dany Elías Cisneros.

Seguimos escribiendo en compañía del Amauta Arguedas, sabiendo que entiende nuestro sentimentalismo andino y nostálgico, que hoy, es de todas las sangres, más, cuando bullen por soltarse y gritar, y correr… como ríos, llevando su mensaje libertario del indio supremo dueño de su naturaleza admirada.
Pensamos en “Un llamado a algunos doctores” no hermanito doctor… es la frase que enviamos sutilmente hasta el viejo mundo.

Rosina la niña de la mirada azul, entonces, hoy con alma cultivada y fina pluma, tan sensorial como el brillo de sus ojos, prosigue la vida, en los versos que crea y en las letras que brinda junto con su cariño y grandeza a quienes sabe amar con la pasión de la gloria de su origen.
Un abrazo apreciada familia Valcárcel, en esta noche
¡BIENVENIDOS NUEVAMENTE A SU PATRIA!
9 DE DICIEMBRE 1956-
9 DE DICIEMBRE 2010 –
54 AÑOS DEL RETORNO DEL DESTIERRO.