HISTORIA de AMOR

(Jorge Arcolía)

Puso el respaldo de la silla hacia adelante
se sentó a horcajadas sobre ella,
prendió la tele y la buscó ansioso.
Estaba solo, en piyama y musculosa
podría escucharla sin interrupciones,
la vió aparecer en la pantalla
junto a los líderes mundiales,
el discurso lo conmovió ...
allí estaba la morocha linda
con toda la polenta, como siempre.
Los cagaba a pedos con autoridad
derrochando todo su coraje.
En este último año, él
la había extrañado mucho,
cuando ella lo nombraba
un lagrimón rebelde
recorría su rostro de historieta,
los cumpas lo cargaban por eso.
El día que un manifestante
la piropeó diciéndole hermosa
sintió un poquito de celos,
tuvo que recordar esa noche
bajo las estrellas de La Plata
en que susurrándole al oido
que su belleza interior
desbordaba el envase
se animó a darle el primer beso.
La noticia lo devolvió al presente
anunciando la próxima reunión
con el negrito que gobierna gringos.
¡ Como hubiera querido acompañarla !
pero confiaba en ella plenamente
y seguiría los detalles desde allí:
La unidad básica "El cielo peronista"
que fundara ese flaco de Gallegos,
(Lupín, le dicen los amigos,)
desde ese día de octubre
en que su planilla del censo
quedó sin completar.