El Manifiesto Argentino adhiere a la Marcha del 21 de Febrero.

Y convoca a adherentes y simpatizantes a movilizarse el próximo miércoles junto a vastos sectores del pueblo trabajador, compañer@s sindicalizad@s o no, precarizad@s, monotributistas y desemplead@s.

El Manifiesto Argentino sostiene que son las bases sindicales y las organizaciones sindicales democráticas y representativas –esas que se componen de unas 3.000 organizaciones con más 70.000 delegados en todo el país, la inmensa mayoría de ellos abnegados y decentes– las protagonistas y las que van a constituir el grueso de la marcha. Ése es el pueblo trabajador que forma el verdadero movimiento obrero argentino, y que marchará en paz para expresar su repudio al ajuste generalizado que se está imponiendo y su rechazo a los atropellos antijurídicos con que el gobierno está destruyendo las instituciones republicanas, así como las permanentes maniobras para destruir las organizaciones populares y los sindicatos cuando no puede disciplinarlos.

Compartiendo las dudas que algunos convocantes plantean, El Manifiesto Argentino cree que, por todo eso mismo, hay que encolumnarse el 21F para levantar y subrayar las banderas del campo nacional y popular con firmeza, serenidad y prudencia, y en forma pacífica, eludiendo así cualquier tipo de provocaciones por parte de las llamadas "Fuerzas de Seguridad", frente a las cuales exhortamos a mantener la calma y nuestra vocación pacífica inclaudicable.

Si la hubiere, y esperamos que no, toda violencia en la marcha provendrá de policías, gendarmes y otros represores. En El Manifiesto Argentino sabemos que nuestro pueblo no es violento. Como sabemos que esta marcha de protesta y hartazgo convoca a trabajadores de todas las ramas de la producción y los servicios, de la ciudad y del campo, de la educación, la cultura y la salud, y también a l@s compañer@s jubilad@s que no han sido mentalmente formateados por el sistema oficial de multimedios mentirosos.

El Manifiesto Argentino estima que con esta movilización puede darse un paso grande y firme en el camino de la recuperación democrática, institucional y pacífica de nuestra nación. Por eso marcharemos.

Y aunque es casi seguro que no se quebrará la sordera del gobierno, El Manifiesto Argentino propone que esta jornada sea el inicio de un debate popular democrático y de todas las dirigencias para elaborar un Programa Común para la Recuperación Nacional, que acuerden y firmen todos los sectores públicamente y en camino hacia la Confluencia Nacional y Popular que recuperará el gobierno y la autodeterminación en los comicios de 2019.

En cada ciudad del interior en que sea posible marchar, l@s compañer@s sabrán dónde convocar.

Junta Ejecutiva Nacional de El Manifiesto Argentino.

En la República Argentina, 18 de Febrero de 2018.